«Tengo un seguro a terceros. He tenido un accidente sin culpa ninguna (yo estaba aparcado) y el contrario admite su culpa. Mi compañía, asociada con la del contrario, no me lo repara y me ofrece una cantidad algo mayor del valor venal.

¿Tengo alguna posibilidad de establecer una demanda para exigir la reparación completa, aunque sea al propietario del otro vehículo? ¿Cuáles son los pasos a seguir? ¿Qué plazos tengo? ¿Puedo arreglar mi coche por mi cuenta y luego establecer la demanda o es contraproducente y es mejor esperar a que se resuelva?»

Respuesta de Arpem:

Si no está conforme con la indemnización puede reclamar el importe de la reparación, pero debe tener en cuenta que hay accidentes en los que el vehículo resulta irreparable o que su coste es considerablemente superior al valor del vehículo. En esos casos deberá aceptar la fórmula de la indemnización, aunque siempre podrá negociar la cantidad, que será un valor similar al coste de comprar un vehículo de características similares al suyo.

Si existe la posibilidad de reparar el coche puede hacerlo por su cuenta y después reclamar judicialmente el pago de la factura a la aseguradora del conductor responsable, lo cual deberá hacer en un plazo de un año. Pero al menos le permitirá disponer del vehículo en menos tiempo. Recuerde que algunos seguros de coche ofrecen la cobertura de préstamo de reparación, con la que la compañía le abona el importe de la factura y se hace cargo de los intereses del préstamo, algo que resulta muy interesante en estas situaciones.

Su aseguradora puede ayudarle en la reclamación de los daños cuando entienda que tiene posibilidades de conseguir su objetivo, de lo contrario, tendrá que contratar por su cuenta a un abogado de confianza. En este caso su aseguradora también puede pagarle hasta una cantidad determinada en las condiciones particulares de su póliza.

Para todas las dudas y consultas que tenga sobre el seguro de su coche o moto, contáctenos a través del correo [email protected]