En [email protected] hemos recibido la siguiente consulta de Albert B.:

«Tengo contratado un seguro a todo riesgo sin franquicia. He leído la letra pequeña de mi póliza y he visto que en las exclusiones pone vandalismo. Entonces, no se si me entraría que alguien me raye, por ejemplo, el capó del coche con una llave. Tampoco tengo claro lo de la asistencia desde el Km 0 si un día me quedo sin batería en el parking».

La respuesta de arpem.com:

Las pólizas a todo riesgo incluyen la cobertura de daños propios, que es la que se encarga de indemnizar por los actos vandálicos. La exclusión del vandalismo sólo afecta a la cobertura de robo del vehículo, es decir, para los casos en los que no se tiene una póliza a todo riesgo.

Tal y como puede ver en esta información, como usted tiene contratado un seguro a todo riesgo con cobertura de daños, la aseguradora tendría que reparar el daño causado en caso de que le rayen el coche o le rompan, por ejemplo, el espejo retrovisor de manera intencionada.

El seguro de daños propios está para cubrir los daños causados en el vehículo en caso de que usted sea el responsable de los daños o no sea posible encontrar al tercero culpable. Imagine que le dan un golpe con otro coche mientras el suyo estaba estacionado y usted no lo ve hasta el día siguiente, en este caso también estaría asegurado gracias a la cobertura de daños propios.

En el caso de la asistencia, cuando es desde el kilómetro 0, lo que quiere decir es que le prestarán asistencia desde el garaje de su casa, en caso de que se quede sin batería. Hay aseguradoras que prestan asistencia, por ejemplo, desde el kilómetro 25, lo cual supondría que en caso de quedarse sin batería en la puerta de su casa o en un radio de 25 kilómetros, no tendría derecho a dicha cobertura.