«Tuve un accidente en el que me dieron un golpe trasero bastante fuerte. Yo sufrí lesiones cervicales y mi vehículo que solo tiene 6 meses de antigüedad ha quedado bastante mal.

El contrario no tenía seguro y aparentemente tampoco presentó el carné de conducir a su debido tiempo. Mi vehículo está asegurado a todo riesgo a través de Pelayo y por parte del contrario, al no estar asegurado, responderá el Consorcio de Compensación de Seguros.

Mi duda es saber hasta qué punto me pueden reparar el coche o deben darme el valor del coche nuevo. Según la póliza me pagaran el 100% de la reparación a no ser que lo den como siniestro total, lo cual ocurriría si el valor de la reparación supera el 75 del valor venal del coche.

En este último caso me darían el valor del coche de nuevo. El valor venal lo desconozco, no lo sé, yo sé lo que me costó y sé que la peritación ya va por un 50% del valor de compra. Me han llamado del taller como que les han autorizado a reparar pero aún no han acabado de peritarlo, por lo tanto ¿cómo es que reparan si no saben aún a cuánto va a subir el coste de la reparación?, ¿cómo puedo saber cuál es el valor venal de mi coche? y en general, ¿cuáles son mis derechos en estos casos?, ¿tengo derecho a un segundo peritaje?, ¿quién lo pagaría?»

La respuesta de Arpem:

La compañía debe valorar todos los daños antes de comenzar la reparación. Si para ello deben desmontar el vehículo, han de hacerlo, puesto que, tal y como comenta, el valor de los daños puede ser superior al valor venal y resultar siniestro total.

Si no le hacen caso puede contratar de su bolsillo a un segundo perito para que realice una segunda valoración de daños sin la complicidad de la compañía de seguros.

En caso de que no llegara a un acuerdo con el perito de la aseguradora se nombraría un tercero que pagaría a medias con la compañía. Si hay diferencias manifiestamente desproporcionadas entre lo que dice el perito de la aseguradora y el suyo, podrá reclamar a la entidad que le paguen los honorarios del perito.

En el caso de que el vehículo no se declarara como siniestro total, le recomiendo que, tratándose de una reparación de esa envergadura, reclame los daños por la pérdida de valor patrimonial que sufra su vehículo, es decir, por la devaluación que estos daños le hayan ocasionado. Para hacerlo le recomiendo que contrate un profesional independiente y especializado en la materia y que le ayude a hacer un cálculo de esa cantidad.

Para hallar el valor venal de su vehículo puede hacer una valoración aproximada AQUÍ.

Para todas las dudas y consultas que tengas sobre el seguro de tu coche o moto, contáctenos a través del correo [email protected]