«Resulta que sufrí un accidente de tráfico en el que el contrario se saltó una señal de stop. Su compañía reconoció los daños y aceptó hacerse cargo del arreglo del coche.

Quisiera saber si aún puedo reclamar que me cambien el vehículo por uno nuevo (me lo entregaron ayer y hoy está de nuevo en el taller por un ruido sospechoso, lo cubre el seguro de la reparación) y cómo es posible que exista una diferencia tan abismal entre lo peritado y la factura final.»

Respuesta de Arpem:

No puede haber diferencia entre lo peritado y la factura. Porque la compañía no pagará más que lo que ha peritado, que es lo que tiene autorizado. Puede haber ocurrido que hayan salido más problemas de los previstos y hayan ampliado la peritación, a mitad de reparación.

Por supuesto, si la aseguradora no ha cumplido el contrato y ha reparado sin su consentimiento un vehículo que se supone que debía haber sido declarado siniestro total, usted puede denunciar por la vía judicial a la aseguradora con la ayuda de un abogado para que le indemnicen con el valor a nuevo del vehículo o lo que tenga contratado en la póliza.

En caso de que no lo consiga o su abogado no vea clara la reclamación, le recomiendo que, tratándose de una reparación de esa envergadura, reclame los daños por la pérdida de valor patrimonial que ha sufrido su vehículo tras el accidente, es decir, por la devaluación que haya podido sufrir. Para hacerlo le recomiendo que contrate un perito independiente y especializado en la materia y que le ayude a hacer un cálculo de esa cantidad.

Para todas las dudas y consultas que tenga sobre el seguro de su coche o moto, contáctenos a través del correo [email protected]