Un usuario anónimo nos ha enviado esta duda a [email protected]:

«Tuve un accidente por alcance y he reclamado a la compañía culpable dos sillas de coche para niños. Me dicen que me aplican depreciación en las sillas y que tengo que entregarlas en algún a oficina de mi compañía. ¿Eso es legal? ¿Tengo derecho a unas sillas nuevas o me tengo que conformar con lo que me den de indemnización?»

La respuesta de arpem.com:

A la hora de indemnizar por los daños materiales tras un accidente de tráfico en el que la culpa es de un tercero, las compañías suelen aplicar una depreciación por los objetos siniestrados, acorde con su antigüedad y estado de uso.

En primera instancia, no debería aceptar el valor venal que le ofrece la aseguradora, sino que se debería pedir de forma amistosa bien el valor de afección (un pequeño porcentaje sobre el valor venal) o bien el valor de mercado (el coste que tiene una silla de similares características y antigüedad). Además, la silla dañada deberá entregársela a la aseguradora.

Tenga en cuenta que la finalidad del seguro es que el perjudicado quede en la misma situación que antes del siniestro, sin que en ningún caso exista enriquecimiento injusto. Es decir, quizás no valga lo mismo una silla con siete años de antigüedad que una nueva, por lo que se valorará en consecuencia y no es fácil que le paguen el valor a nuevo.

En cualquier caso, si no está conforme, casi todas las pólizas incluyen una cobertura de reclamación de daños por la que un abogado de la compañía debe ayudarle a reclamar los daños que haya sufrido en un accidente de circulación. Además, si lo prefiere, seguramente también tenga incluido el pago de una cantidad determinada para contratar por su cuenta a un abogado de confianza que le asesore personalmente. De ser así, contacte con su compañía y solicite este servicio. Vea AQUÍ más información al respecto.