«En casa tenemos dos coches, uno asegurado en Línea Directa con un 25% de bonificación del que soy propietario, tomador y conductor, y otro asegurado en Mapfre con el máximo de bonificaciones y del que soy propietario pero no soy tomador ni estoy declarado como conductor.

Acabo de venderlo y ahora estamos en el trámite para adquirir uno nuevo y cambiar el seguro de uno a otro y que me respeten estas bonificaciones, pero en Mapfre me han dicho que no lo pueden hacer ya que yo no figuro como tomador, por lo que sí quiero ponerlo a mi nombre únicamente me cogen el 25% de bonificaciones a través del otro seguro que tengo a mi nombre con Línea Directa.

¿Qué pasa legalmente en caso de accidente si sigo con el nuevo vehículo asegurado a nombre de mi padre, ya que ahora tengo 30 años y 11 de carnet? ¿En caso de que el seguro tuviera que pagar alguna indemnización por mi culpa, aplicarían alguna penalización?

La idea es seguir a nombre de mi padre unos 2 o 3 años (el tiempo que tenga a todo riesgo el nuevo vehículo), a la vez que voy consiguiendo más descuentos en la póliza de Línea Directa, ya que voy a mantener los dos vehículos y, transcurrido ese tiempo, pasaría el de Mapfre a mi nombre conservando los descuentos de Línea Directa.»

Respuesta de Arpem

Teniendo en cuenta la edad y años de experiencia con el vehículo, no tendrá ningún problema en caso de que cogiera el vehículo y tuviera un siniestro, ya que las compañías suelen penalizar solo en caso de que el conductor no declarado en la póliza sea menor de 26 años y tenga menos de dos de experiencia con el permiso de conducir.

En cualquier caso, para hacerlo correctamente, diga a la compañía que usted se quiere incluir conductor ocasional en el nuevo vehículo, de tal forma que le podrán aplicar un pequeño incremento en la prima pero, a cambio, estará actuando correctamente y sin ocultar nada a la compañía.

Para todas las dudas y consultas que tengas sobre el seguro de tu coche o moto, contáctenos a través del correo [email protected]