«Cuando se produce un siniestro en una vía no apta para la circulación y tengo contratado un seguro a todo riesgo con franquicia, ¿está obligada la compañía de seguros a hacerse cargo de la reparación? ¿Depende de la letra pequeña?

En el RAC, el Carrocero que es taller «colaborador de la compañia de seguros» y es el encargado de realizar las peritaciones, me dicen que la compañia debe hacerse cargo de la reparación de los daños propios sí o sí, sin embargo hay otros que me dicen que no.

He escuchado que hay una sentencia de 2017, que crea jurisprudencia, por la que un tribinal europeo, a peticion de la audiencia provincial de Albacete, sale al paso de este controvertido tema obligando a la compañia a hacerse cargo de los daños propios del vehículo.»

Respuesta de Arpem

Efectivamente, tras una resolución de la Audiencia Provincial de Albacete, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dictó sentencia en diciembre de 2017 y estableció que la cobertura del seguro obligatorio del vehículo debe cubrir los daños producidos en la conducción por vías y terrenos consideradas «no aptas» para la circulación de vehículos, es decir, fuera de carreteras convencionales.

Debe tener en cuenta que el tribunal habla en todo caso de la cobertura obligatoria del seguro, que es la que garantiza la responsabilidad civil de los daños que pueda causar a terceros con el vehículo asegurado. Es decir, si ocasiona un accidente en una vía «no apta», efectivamente los daños que cause a terceros deberá cubrirlos la aseguradora.

Sin embargo, para el caso de las garantías voluntarias, tales como daños propios, que es la encargada de reparar los daños del vehículo asegurado, o asistencia en carretera, mediante la cual la compañía se hace cargo de remolcar el vehículo hasta el taller, se actuará según lo dispuesto en la póliza del seguro.

En este aspecto, si quiere saber si su aseguradora debe cubrir los daños propios del vehículo asegurado en vías no aptas, así como la asistencia en carretera, debe leer detenidamente lo que ponga en su póliza de seguros. Si no existe una exclusión que determine este hecho, la aseguradora deberá cubrirlo, pero si existe una exclusión para los daños ocurridos en vías «no aptas» en alguna de estas coberturas voluntarias, la aseguradora podrá desentenderse de estos daños.