«Dispongo de un vehículo que está asegurado a todo riesgo a nombre de una empresa. La empresa figura como tomador y el conductor habitual soy yo. Así mismo, yo tengo otro seguro en la misma compañía en el que soy tomador y asegurado.

Ahora quiero «comprar» el coche que está a nombre de la empresa para ponerlo a mi nombre, por lo que el propietario pasaré a ser yo. ¿Como afecta eso a la póliza? ¿Simplemente debo comunicar el cambio de propietario y tomador del seguro o es necesario hacer una póliza nueva?

En el caso de tener que hacer una póliza nueva en la misma compañía ¿tendrían que peritarlo otra vez para asegurarlo a todo riesgo?»

Respuesta de Arpem

En primer lugar, lo que debes hacer es comunicar a la aseguradora que hay un cambio de propietario del vehículo, lo cual, en principio, no tiene incidencia en el precio del seguro, aunque la aseguradora podrá aceptarlo o rechazarlo en base a sus propias normas internas. En caso de no aceptarlo, tendrían que devolverte la parte de la prima no consumida.

En tu caso, nos indicas que también quieres cambiar la figura del tomador, por lo que lo más probable es que te hagan una póliza nueva y aquí el precio del seguro sí que puede variar, ya que las bonificaciones que se aplicarán serán las que tengas tú y no las que tenga la empresa como tomadora.

En cuanto a si te van a peritar el vehículo de nuevo, esto depende de la política de la compañía en este tipo de casos. Parece lógico que, ya que pretendes seguir en la misma aseguradora y como ya lo tienes asegurado a todo riesgo, no es necesario que lo hagan, salvo que cambien algunas condiciones del contrato, como la franquicia u otras coberturas de daños materiales.

Para todas las dudas y consultas que tengas sobre el seguro de tu coche o moto, contacta a través del correo [email protected].