Prueba AUDI A4
2.0 TDI 150 CV Multitronic

QUIEN TIENE RETIENE

Es un valor seguro entre las berlinas medias. Auna calidad, seguridad, comportamiento y tecnología sin que se resienta la funcionalidad. Probamos la versión turbodiesel de 150 caballos unida al cambio Multitronic, que no brilla en prestaciones ni consumos pero si en agrado de uso.

  

ESTÉTICA S-LINE: APROXIMACIÓN AL S4

El actual A4, tercera generación del modelo, lleva en el mercado desde el año 2.008. Por lo tanto es todo un veterano de nuestras carreteras y su silueta muy conocida. Pero la unidad que probamos montaba el paquete opcional exterior S-Line y ello implica una estética más agresiva y deportiva. Este paquete incluye: marcos de ventanillas en negro, parrilla del mismo color y sin reborde, y largueros bajo puertas y paragolpes delantero y trasero específicos. También son especificas las ruedas: llantas de 18 pulgadas calzadas con neumáticos 245/40R18. Como si estos no fueran suficientemente generosos, nuestra unidad de pruebas tenia unos “zapatos” opcionales de 2.960 € aun más exagerados: llantas de 19 pulgadas y neumáticos 255/35 R19. Estéticamente el conjunto es muy vistoso y “aproxima” la silueta a la de la carismática versión S4, aunque unas ruedas tan exageradas generan algunos inconvenientes como detallaremos más adelante.



TERMINACIONES IMPECABLES Y ALGÚN DESCUIDO

En el habitáculo encontramos diseño y funcionalidad bien hermanados y, como corresponde a un coche de la categoría Premium, unas terminaciones impecables tanto por materiales como por ajustes. A su vez, hay sitios para dejar cosas y los guardaobjetos de las puertas son muy espaciosos. Sin embargo no todo es perfecto y nos ha sorprendido la ausencia de “bolsas” detrás de los asientos y también el “descuido” de dejar sin cubrir de moqueta la parte alta del maletero.

Audi A4

Un maletero de buena capacidad, 480 litros, y que opcionalmente (345 €), aunque debería ser equipamiento de serie, puede contar con los respaldos abatibles para aumentar la polivalencia de uso.

La rueda de repuesto que encontramos bajo el suelo del maletero es de emergencia y en el mismo hueco se ha posicionado el equipo de herramientas y la batería para propiciar un reparto de pesos entre el eje delantero y trasero más equilibrado. Por cierto, esta zona poco “visible” esta cuidada al detalle y muy bien terminada, contrastando con el descuido al que hemos hecho referencia.



CUATRO CÓMODOS. CINCO MAL

El habitáculo no es particularmente generoso en cuestiones de espacio, pero cuatro adultos se alojan correctamente con sitio suficiente para las piernas en las plazas posteriores salvo que, tanto el ocupante de la plaza delantera como el de la trasera, sean personas altas (más de 1,80 metros). En cambio, un quinto pasajero que no sea un niño será un engorro. Porque obliga a desplazarse hacia el lateral a los otros dos ocupantes, que se tendrán que “salir” de la configuración natural del asiento diseñado básicamente para dos ocupantes, perdiendo mucho confort. Y la plaza central es muy incómoda sin atenuantes: el mullido es duro, el túnel central muy voluminoso (obliga a situarse “a caballo”) y la consola central se prolonga mucho hacia atrás restando espacio a la zona.

Al margen de ello, las cuatro plazas “razonables” son muy cómodas por las bondades de los asientos que, en el caso del coche probado, contaban a su vez con la doble opción de tapicerías en Alcántara y asientos deportivos en las plazas delanteras, lo que garantiza una óptima sujeción del cuerpo al afrontar zonas de curvas. Y como sucede con todos los modelos de la marca, el conductor disfruta de una ergonomía de mandos ejemplar y de unas regulaciones capaces de contentar a todas las tallas.

Audi A4

A su vez la insonorización general es óptima reforzando la sensación de confort. Un confort que solo se pone en cuestión por el bajísimo perfil de los neumáticos opcionales lo que produce sequedad de suspensiones en cuanto hay irregularidades en el asfalto. La unidad que probamos montaba además las suspensión deportiva opcional (310 €) y el sistema “Audi Drive Select” (355 €) también opcional que, entre otras cosas, permite elegir tres modos de firmeza de los amortiguadores. Pues bien, con la configuración probada (léase suma de opcionales) solo en la posición “comfort”, la más blanda, es posible preservar un nivel de comodidad acorde al tipo de coche.



MOTOR AGRADABLE Y LINEAL

Mecánicamente el motor 2.0 TDI de este A4 mantiene la misma denominación de sus antecesores pero es una evolución que ha incrementado la potencia en 10 caballos y  además es más limpio en cuestión de emisiones ya que cumple con la normativa Euro 6. Rinde 150 cv y los entrega con muy poco efecto turbo y con una enorme progresividad. Desde 1.700 revoluciones ya empuja y hasta 4.000 lo sigue haciendo con fuerza. Se puede incluso estirar hasta 4.500 rpm en caso de necesidad pero la potencia en esa zona ya decrece.

En conjunto estamos ante una mecánica muy agradable de usar, silenciosa con el coche en movimiento y que responde correctamente a las solicitudes del acelerador. Esta respuesta podemos regularla con el “Audi Drive Select” en tres posiciones: Eco, Normal y Sport. Ciertamente con el modo Eco conectado se siente una parsimonia notable al acelerar pero seleccionando el modo Sport esperábamos algo más de “agresividad”, porque incluso ahí la respuesta es muy lineal y carente de la presunta deportividad que parece anunciar esa denominación.



CAMBIO MULTITRONIC

Hay un A4 con este motor y con cambio manual pero hemos probado la versión automática. Una transmisión que la marca ha bautizado como Multitronic y que tiene la particularidad de funcionar mediante un variador continuo. Un sistema empleado en muchos ciclomotores consistente en dos poleas unidas por una correa (en este caso una cadena) donde las poleas cambian de tamaño (diámetro) en función de las revoluciones del motor y de la velocidad del vehículo. Este sistema no necesita marchas fijas al estilo convencional y de ahí su nombre de variador continuo, pero mediante la electrónica las poleas se bloquean en 8 posiciones fijas “simulando” otras tantas relaciones de cambio.

De este modo se puede manejar y “sentir” como un cambio manual robotizado, bien mediante la palanca secuencial, o con las levas opcionales (395 €) situadas detrás del volante.

La mejor virtud del Multitronic es la suavidad de funcionamiento, pero no consigue hacernos olvidar el magnifico cambio automático S-tronic de dos embragues presente en otras versiones de la gama pero no en este A4. Porque en tacto de conducción y en firmeza e inmediatez en los enclavamientos de las marchas, está un poco por debajo por mucho que los resbalamientos típicos de los variadores continuos se hayan minimizado hasta resultar casi imperceptibles.



PRESTACIONES ALGO JUSTAS

No destaca este A4 en materia de prestaciones. Y eso que la aceleración de 0 a 100 km/h es buena ya que la realiza en solo 9,1 segundos. Sin embargo el peso (se va a los 1.650 kg), el tipo de transmisión y el “freno” por resistencia al avance que suponen las preciosas pero enormes ruedas de la unidad probada, son hándicaps notables para los 150 caballos de su voluntarioso motor TDI. En consecuencia no es un coche ágil en los cambios de ritmo y necesita algo de anticipación a la hora de abordar adelantamientos o maniobras similares. En estas circunstancias un uso más activo del cambio minimiza ligeramente la situación pero sin llegar a cambiar la percepción del nivel de prestaciones. En todo caso, tampoco estamos ante un coche lento pero se mueve como algunos modelos equivalentes que desarrollan potencias entre 130 y 140 cv.



CONSUMOS. NO ES UN "AHORRADOR"

Los hándicaps mencionados para las prestaciones lo son también para el consumo. Por lo tanto no podemos esperar alardes en esta materia. 

Seleccionando en los programas del “Audi Drive Select” los modos más favorables al consumo (acelerador en modo Eco y gestión del cambio en Efficiency) y conduciendo con tranquilidad nos ha gastado 6 litros. Sin esos programas, que dejan el coche muy parsimonioso, y conduciendo con mimo en condiciones favorables el gasto de combustible se instaló en 7 litros. En un uso más plural lo normal es irse a un litro más y en conducción muy exigente en carretera de montaña hemos llegado a ver los 15 litros en el ordenador de a bordo. En ciudad cuenta con un correcto sistema Stop/Start para minimizar el gasto pero es difícil bajar de los 8 litros.



COMPORTAMIENTO EFICAZ Y DEPORTIVO

Con unas ruedas tan sobredimensionadas y unas suspensiones deportivas más bajas y firmes, la estabilidad es una de sus mejores cualidades. Al menos con el asfalto seco donde el plus de agarre se deja sentir con una velocidad de paso por curva altísima y un aplomo ejemplar que otorga tantas dosis de seguridad como confianza al conductor. Es la consecuencia de unos movimientos de carrocería mínimos, tanto de cabeceo como de balanceo, que permiten unas trayectorias muy precisas de las curvas y una efectividad que solo esta al alcance de las versiones de talante descaradamente deportivo. En contrapartida si llueve habrá que extremar las precauciones porque con esta anchura de neumático es más fácil hacer aquaplaning y también se pierde progresividad de reacciones con un límite agarra/desliza más difícil de delimitar.

Audi A4

La dirección también es “culpable” de la confianza que transmite el coche al conductor. Porque la asistencia está muy lograda y resulta muy precisa y suficientemente rápida tanto en zonas de curvas como circulando por autopistas. Resaltar en este sentido que a través del “Audi Drive Select” se puede regular en tres niveles de asistencia/firmeza (Comfort, Auto y Dynamic), lo mismo que la suspensión que también tiene esas tres posibilidades. En el caso de estas últimas, si nos decantamos por seleccionar Dynamic la firmeza de la suspensión es tal que resulta demasiado incómodo, y si el asfalto no está perfectamente liso hasta es contraproducente porque no absorbe las irregularidades y cuesta mantener la trayectoria elegida.

Para la frenada los neumáticos anchos y las suspensiones firmes vuelven a ser una ventaja y en consecuencia este Audi decelera en pocos metros. A su vez el tacto del pedal es bueno y tiene una resistencia a la fatiga razonable para una berlina de este porte.



RIVALES

En su condición de coches de la categoría Premium, los rivales clásicos del Audi A4 son sus colegas alemanes BMW Serie 3 y Mercedes Clase C, todos en variantes de cambio automático. El primero con el 318d de 143 caballos y el segundo, recientemente renovado, con la motorización 220 BlueTec de 170 cv. Sin embargo, este ultimo se dispara de precio, cuesta 42.378 €, frente a los 35.355 € del BMW y los 35.780 € de nuestro Audi.

Volvo con el S60 D3 de 136 cv también se aproxima en status con un precio ligeramente inferior de 34.290 €, pero las plazas posteriores son menos habitables y el maletero es 100 litros más pequeño.

El nuevo Volkswagen Passat 2.0 TDI de 150 cv cuesta 33.665 € con un maletero 100 litros más capaz que el del A4 y mejores plazas posteriores. Un coche que marca la frontera con otras berlinas de marcas generalistas como el Toyota Avensis, el Honda Accord, el Hyundai i40, o el Citroën C5. Todos son más baratos (entre 26 y 29 mil euros) y con funcionalidades parejas pero no llegan al nivel de “representación” de los encuadrados en la categoría Premium.

Un nivel donde si encaja el Infiniti Q50 2.2d de 170 caballos. Un coche poco visto en España, que tiene una mecánica procedente de Mercedes a pesar de que la marca pertenece a Nissan, y donde el precio, 37.675 €, y los consumos, se sitúan un poco por encima de los de nuestro protagonista.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL AUDI A4?

En nuestro comparador de seguros, a la fecha que se ha realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Audi A4 2.0 TDI 150 CV Multitronic, tomando como referencia un varón de 35 años casado, con 15 de antigüedad de carné, que vive en Haro (La Rioja), deja el coche en la calle y recorre hasta 32.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a todo riesgo, es Genesis con un precio de 610 € y con una calidad en la póliza de 8.77.



CONCLUSIÓN

Se cuentan con los dedos de una mano las berlinas medias de la categoría Premium y el A4 esta por derecho propio entre ellas. La calidad de los acabados, la tecnología, el comportamiento o la cantidad de equipamientos que tiene a su disposición son parte de sus cualidades. Ciertamente no conviene “cebarse” con la lista de opciones porque el precio se dispara, pero las posibilidades de personalización son amplísimas.

Dinámicamente con la configuración probada de ruedas enormes (y preciosas) y suspensiones deportivas, la estabilidad es extraordinaria siempre que el suelo este seco. Lástima que eso implique sacrificar confort en cuanto el asfalto no este muy liso (en España casi siempre). Un confort por lo demás alto por la calidad de los asientos (siempre que solo viajen cuatro) y por la buena insonorización.

No brilla en prestaciones ni en consumos, quizás por el lastre que suponen unas ruedas tan exageradas como las opcionales que montaba la unidad que hemos probado.

Audi A4



A favor

- Estética de la carrocería (los contenidos del paquete exterior S-Line le dan un aire muy deportivo y agresivo que le acercan al de la admirada versión S4)

- Calidad de realización y terminaciones (acabados, detalles prácticos, tacto de los mandos, insonorización en marcha, etc. Se percibe como un gran coche).

- Estabilidad (las suspensiones deportivas y las llantas de 19 pulgadas propician un aplomo y un agarre en curva enorme con el asfalto seco)

En contra

- Plaza central (Es simbólica o para una emergencia. Además su utilización implica la incomodidad de los otros dos ocupantes posteriores)

- Comodidad de suspensiones (la configuración de la unidad probada con neumáticos de perfil muy bajo y suspensiones firmes resulta incómoda en cuanto el asfalto no está perfectamente liso)

- Prestaciones y consumos (no brilla en ninguno de los dos apartados. Los anchísimos neumáticos son un hándicap y el cambio tampoco ayuda. Parece que tiene menos caballos)

Prueba y Redacción: Luis Villamil
Fotos: Alex Blanco
Enero 2015

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar