Prueba AUDI S1
2.0 TFSI 231 CV quattro

LA S MÁS PEQUEÑA DE AUDI

El Audi S1 es una diminuta bomba de prestaciones y sensaciones fuertes. La sorpresa no fue que Audi lanzara una versión deportiva de su modelo más pequeño, pero lo que si sorprendió a todo el mundo fue la enorme cantidad de potencia que Audi le ha proporcionado a este pequeño utilitario

  

ÚNICO EN SU ESPECIE

Desde el principio la plataforma del S1 fue diseñada con la intención de disponer de tracción a las cuatro ruedas permanente. Posteriormente los altos costes de desarrollo de este sistema les hizo abandonar la idea de dotarlo de la tracción quattro, pero como los modelos “S” de Audi siempre han tenido tracción integral, no les quedo más remedio que desarrollarlo primero en unas series especiales antes de llegar finalmente a la unidad que probamos ahora en ARPEM. Con 231 caballos resulta más potente que un Volkswagen Golf GTI y que la mayoría de modelos de su segmento. Por otra parte el S1 es el único modelo de su clase que dispone de cuatro ruedas motrices y también es el modelo más rápido en el 0-100 kilómetros/hora con 5,8 segundos. Su imagen es discreta pero efectiva visualmente al mismo tiempo. La suspensión es completamente diferente y es más bajo que un A1 estándar, concretamente 25 mm más. Lleva faldones ligeramente aumentados, espejos exteriores con efecto aluminio y llantas de 17 pulgadas (18 en la versión de pruebas) y junto con las salidas de escape cuádruples insinúan el potencial que se esconde bajo su capó. En la parte delantera las llamativas luces día de leds y una voluminosa y agresiva parrilla ofrecen un rostro distintivo sobre el resto de A1 de la gama. Es un modelo diseñado para ofrecer un alto rendimiento concentrado en un coche pequeño y desarrollado para conductores que busquen sensaciones fuertes y quieran pasar un buen rato al volante.



MODELOS Y VERSIONES

El S1 está disponible con dos tipos de carrocería de tres puertas y de cinco (Sportback), esta última opción tiene un sobreprecio de 730 euros. La diferencia de espacio interior entre ambos no es demasiado acusada, la mayor diferencia podría decirse que es únicamente en la adicción de dos puertas traseras. El modelo de cinco puertas es 6 mm más ancho y otros 6 mm más alto con el fin de ofrecer algo más de espacio para cabeza y hombros pero es una cifra que apenas se llega a notar cuando se está sentado en las plazas traseras. 

El S1 tiene un precio de partida de 34.245 euros y viene equipado de serie con: climatizador, llantas de aluminio de 17 pulgadas, indicador de presión de neumáticos, volante multifunción de cuero, radio MMI, luz diurna exterior, faros de xenón, carcasas de retrovisores exteriores de aluminio, tapicería mixta de tela y cuero, asientos delanteros deportivos y apoyabrazos central delantero. A este precio hay que añadir las siguientes opciones: pintura efecto perla, asientos deportivos, paquete óptico quattro interior, navegador, llantas de aleación de 18 pulgadas y techo negro brillante. El precio final de esta unidad de pruebas es de 40.440 euros. Existe un Audi S1 desde 34.245 euros.



INTERIORES

El A1 básico tiene uno de los mejores interiores de entre todos los vehículos pequeños del mercado tanto por calidad como por diseño. Por ello el S1 parte de una buena base y no hace otra cosa más que elevar más aún el nivel de acabados hasta una categoría Premium. El interior elegante del S1 juega en una liga superior comparada con el resto de sus rivales superando incluso al Mini otro de los grandes destacados en este apartado.

Audi S1

El acabado metálico con estrías, los controles de temperatura, la pantalla de navegación y audio o cualquiera de los materiales repartidos por todo el cuadro de mandos y salpicadero se sienten como de una categoría muy superior a la habitual de este segmento. Si se necesita algo de practicidad habrá que elegir la versión Sportback de cinco puertas o dar el salto a un S3. El Audi S1 tiene una distancia más corta entre ejes que un Mini Cooper S por lo que cuenta con menor espacio para las piernas de los pasajeros traseros además de tener unas banquetas más bien cortas. La línea de techo inclinada y las ventanas de pequeño tamaño no contribuyen a mejorar la sensación de amplitud en la parte trasera. Tampoco hay que olvidar que el S1 es un estricto cuatro plazas con una separación entre los dos asientos centrales traseros que impiden el acomodo de un quinto pasajero. La posición de conducción es buena, incluso para los conductores más altos, gracias al gran número de ajustes posibles de asiento y volante. El sistema de cuatro ruedas motrices ha reducido la capacidad del maletero en un 30%, hasta dejarlo en 210 litros. Todavía es un espacio suficiente para el equipaje de un fin de semana pero si se necesita más espacio eventualmente se pueden abatir los respaldos traseros y lograr una capacidad de 860 litros. La visibilidad es correcta lo que hace que sea bastante fácil de aparcar en espacios reducidos, en marcha se percibe poco el ruido del viento o mecánico pero su pisada rígida siempre recuerda que estamos a bordo de un modelo deportivo.



EN CARRETERA

Mientras que el Volkswagen Polo GTI ha sido motorizado con el 1.8 de 192 caballos para el S1 se ha elegido el mucho más potente 2.0 TFSI de 231 caballos. Con 370 Nm de par, solo 10 Nm menos que el Audi S3, el S1 sale catapultado de curva a curva mucho más rápido de lo que cabe imaginar en un pequeño GTI.

Otra de las sorpresas en su lanzamiento fue la adicción de la tracción quattro ya que originalmente el A1 está considerado como un modelo demasiado pequeño para dar cabida a este sistema de tracción integral ya que iba a aumentar su peso total significativamente. Pero lo cierto es que la diferencia final con un A1 2.0 TDI es de solo 125 kilos y en el paso por curvas lentas este sistema si que marca una gran diferencia en términos de tracción y agarre.

Audi S1

Con un reparto de la tracción 60/40 en la mayoría de las ocasiones, siendo la mayor cantidad de potencia para el eje delantero su conducción es muy convencional. En caso de necesitarlo puede llegar a repartir la potencia por igual entre ambos ejes, por lo que el S1 siempre va a superar a todos sus rivales en capacidad de tracción sobre cualquier tipo de terreno. Sin embargo en la práctica el S1 se maneja y se siente como un tracción delantera, cambiando el modo de conducción a la opción más deportiva de las tres posibles (Dynamic) se logra una dirección más pesada y una suspensión más firme además de algo más del ruido del motor en el interior. El S1 es también el modelo de Audi más pequeño en montar el sistema de modos de conducción Drive Select. Aunque se puede estirar su mecánica hasta las 6.500 rpm el S1 se encuentra mucho más cómodo cuando se mueve en torno a 3000-4000 rpm además de aprovechar mucho mejor su par. Como ofrece desde solo 1.600 rpm los 370 Nm de par, no es necesario exprimir mucho cada marcha para poder sacar un buen rendimiento de su mecánica. La suspensión modificada junto con la dirección forma una configuración especialmente sobresaliente a la hora de practicar una conducción deportiva. El resultado en curvas cerradas es que además de poco balanceo transmite una capacidad de tracción que impresiona por su efectividad.



CONSUMOS REALES EN CARRETERA

El S1 es un coche muy rápido, tanto que sin darnos cuenta vamos circulando habitualmente a un ritmo elevado. Esto no favorece a priori los consumos pero el 2.0 TFSI es un motor eficiente y a pesar de sus elevadas prestaciones es posible realizar con él una utilización diaria y ciudadana. El consumo urbano suele ser habitualmente de 10 litros/100 kilómetros. En carretera y a 120 kilómetros/hora hemos logrado un consumo de 8,2 litros/100 kilómetros y en conducción deportiva la cifra más habitual fue de 12 litros/100 kilómetros, no son cifras especialmente reducidas pero teniendo en cuenta los placeres que se obtienen a cambio no resultan descabelladas.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL AUDI S1?

En nuestro comparador de seguros, a la fecha que se ha realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Audi S1 2.0 TFSI 231 CV quattro, tomando como referencia un hombre de 40 años soltero, con 20 de antigüedad de carné, que vive en Madrid, deja el coche en un parking privado y recorre hasta 10.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a todo riesgo con una franquicia de 290 €, es Qualitas Auto con un precio de 312 y con una calidad en la póliza de 7.29.



RIVALES Y CONCLUSIONES

La mayoría de compradores del S1 no tendrá muchas dudas a la hora de elegir entre un Ford, Renault o Peugeot, si podrán dudar entre un Mini y un S1. Tampoco hay muchos modelos de este tamaño que dispongan de tracción integral, tan solo un Fiat Panda y este no es precisamente un GTI que acelere el pulso.

El S1 encandila al instante por su aspecto, por su capacidad de poder conducir tan rápido en carretera como si de un pequeño misil se tratara y por la increíble sensación de calidad extrema que proporciona desde el primero hasta el último tornillo.

Audi S1

Se echa de menos la posibilidad de disponer de una caja de cambios automática de doble embrague,  pero esta magnífica transmisión hubiera añadido más peso todavía a la parte delantera del S1, por lo tanto la manual de seis velocidades es la única posibilidad disponible. Tal vez no sea una mala noticia porque la versión manual demuestra ser rápida en su manejo y aportar dosis elevadas de diversión.

El S1 es un coche pequeño pero esto en absoluto tiene nada que ver con su calidad, este pequeño gran coche es una auténtica joya y si no se va a utilizar para transportar a jugadores de baloncesto es un juguete que cualquier aficionado a las sensaciones fuertes debería considerar. En cuanto a sus rivales es algo complicado ya que no se comercializa nada exactamente igual por potencia y tipo de tracción. Por ello se podría decir que el rival más claro es el Mini John Cooper Works, todo ello sin dejar de lado que un Volkswagen Golf GTI de tres puertas tiene un precio de alrededor de 3.000 euros menos que el S1 y es más amplio. Aunque el precio sea muy elevado, siendo optimista también se podrá apreciar que se trata del más barato de todas las versiones S que nunca haya fabricado Audi.



A favor

- Prestaciones (el S1 es rápido aún cuando se circula de forma distraída. El empuje de su motor es adictivo y hay que tener frialdad para no circular de forma deportiva en todo momento)

- Calidad (a la altura de sus hermanos mayores de Audi, por ajustes y materiales no defrauda. Su estética es discretamente atractiva, sin estridencias)

- Suspensión (es más bien rígida pero como el Drive Select, de serie en toda la gama S1 es posible afinar un poco más con nuestra filosofía particular de conducción. Muy efectiva y consistente)

- Equipamiento (no se echa en falta nada que pueda llevar cualquier otro modelo Audi de gama alta)

En contra

- Espacio (es un coche pequeño y no se le puede exigir ni espacio para maletero ni plazas traseras confortables, pero para trayectos cortos cumple sobradamente con ambas facetas)

- Precio (es un modelo muy caro, con su tamaño y prestaciones se le puede considerar prácticamente un coche para los que quieran experimentar sensaciones deportivas sin otras perspectivas de uso relacionadas con un uso familiar)

- Suspensión (puede que no convenza a todo el mundo ya que su rigidez puede resultar incómoda)

Prueba y Redacción: Miguel A. Corcuera
Fotos: Alex Blanco
Diciembre 2014

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar