Prueba AUDI A1
1.4 TDI ultra 90 CV Design

PEQUE PREMIUM

El benjamín de la familia Audi se renueva con ligeros cambios estéticos y con una nueva mecánica diésel de 3 cilindros y 90 caballos que se posiciona como la menos potente de la gama. Se buscan así consumos más contenidos pero también se pierde algo de refinamiento, un hecho a considerar en un coche que está encuadrado en la categoría Premium.

  

RETOQUES 2015

Audi ha renovado en este 2015 su gama A1 aportando pequeños retoques en la estética de la carrocería, en los interiores y también en las motorizaciones.

Respecto a la carrocería son nuevos los parachoques (que le hacen crecer 2 cm de largo), la parrilla o las luces tanto delanteras como traseras. También hay llantas de nuevo diseño pero hay que fijarse bastante para percibir los cambios con relación a la versión anterior. En el habitáculo los cambios son aun más sutiles y lo más relevante se centra en unas nuevas tapicerías.

En los motores los cambios son más profundos y en particular la versión que probamos es un nuevo 1.4 litros TDI de 3 cilindros que rinde 90 cv (sustituye al 1.6 TDI de idéntica potencia) y que se sitúa como la versión menos potente de la gama.



ACABADOS IMPECABLES Y HABITABILIDAD 2+2

No hay cambios significativos en los acabados, ni en  la funcionalidad de los diferentes mandos o en la habitabilidad. Por lo tanto, en los dos primeros apartados, todo sigue situado a gran nivel como corresponde a un coche encuadrado en la categoría Premium. Se puede cuestionar que el diseño sea relativamente convencional pero no la calidad de realización donde las bondades de los ajustes o el tacto y calidad de los plásticos de los recubrimientos esta fuera de toda duda.

Audi A1

Respecto a la habitabilidad, el A1 sigue presentando dos caras. A las plazas delanteras no se le puede hacer ningún reproche. Son amplias para el tamaño del coche, los asientos resultan cómodos y la postura al volante, las regulaciones y la facilidad de manejo y tacto de los mandos, se posicionan en la élite de la categoría. En contrapartida las traseras son malas y casi sería mejor considerarlo como un 2+2 o un 2+niños. Porque las personas con talla por encima de 1,60 metros rozaran con la cabeza en el techo. Además, no hay agarramanos en el techo, el respaldo es muy vertical y la banqueta muy corta, unas carencias típicas de los coupe-cabriolet, pero que sorprenden en un coche como este. Por supuesto no existe la posibilidad de tener tres plazas traseras ni en opción.



MALETERO PEQUEÑO

Males similares a los de la habitabilidad sufre el maletero. Porque es pequeño, cubicando solo 270 litros, una cifra análoga a la del Alfa Mito y muy superior a los escasísimos 160 litros del Mini. Sin embargo, un Polo o un Ibiza alcanzan los 280 y 284 litros respectivamente. Y eso por no mencionar al Skoda Fabia que se va hasta unos esplendorosos 330 litros. Curiosamente estos tres últimos modelos pertenecientes al Grupo Volkswagen comparten chasis y mecánicas.

Audi A1

En contrapartida, hay que alabar la bandeja que permite tener dos alturas de suelo en el maletero y la sencilla y eficaz sujeción de la misma (la mejor y más práctica de todos los sistemas análogos existentes en el mercado) cuando necesitamos levantarla. Además, y como es habitual, el respaldo posterior se puede abatir en dos partes asimétricas 60/40 a pesar de que el asiento solo este configurado para dos plazas. Y por supuesto no hay rueda de repuesto (en el hueco de la misma está situada la batería) y hay que conformarse con un kit de reparación de pinchazos.



"VIBRANTE" MOTOR DE 3 CILINDROS

La nueva motorización TDI de 3 cilindros y 1.4 litros se convierte en la menos potente de la gama. Entrega 90 caballos pero busca sobre todo recortar los consumos de combustible.

Es una mecánica moderna que incorpora, como los últimos turbodiésel del Grupo Volkswagen, intercooler refrigerado por agua en lugar del habitual de aire. Pero disimula mal su condición de 3 cilindros y tanto el ruido como las vibraciones son superiores a las que uno espera en un coche que se encuadra en la categoría Premium. Sucede ya desde la arrancada y en movimiento se atenúa pero no desaparece. Es más, en ciudad la re-arrancada del sistema Stop/Start es tan evidente y “vibrante” que acaba resultando molesta.

Audi A1

Respecto al rendimiento, a 1.600 revoluciones ya hay fuerza suficiente para mover el coche con soltura en ciudad y sin que se sienta vacio al reacelerar. El empuje es firme hasta llegar a 3.400 rpm donde empieza a decaer (los 90 cv los entrega oficialmente a unas “pacificas” 3.250 vueltas), y a partir de ahí le cuesta subir de revoluciones. En consecuencia la “zona útil” es pequeña pero al menos dentro de ella tiene una respuesta correcta.

A esta mecánica se asocia un cambio de solo 5 marchas que parece algo modesto para lo que hoy hay en el mercado, pero tiene un funcionamiento impecable y los desarrollos de las marchas están bien escogidos.



PRESTACIONES Y CONSUMOS MODERADOS

Las prestaciones son correctas para el nivel de potencia disponible y solo en carretera en caso de querer exprimirle puede quedarse algo corto. Es la consecuencia de la pereza que muestra para girar con fuerza por encima de las 3.400 rpm. En cualquier caso, acelera de 0 a 100 km/h en 11,4 segundos, un tiempo honesto. Y manejando el cambio con criterio para favorecer las aceleraciones sobre las recuperaciones, es posible tener un nivel de prestaciones satisfactorio que asegura una adecuada movilidad.

A su vez, los consumos son contenidos, con un mínimo de 5,5 litros en carretera en condiciones de orografía y trafico fáciles. Y sube un litro más en una utilización más plural o conduciendo con agilidad. En ciudad es posible mantenerse en el entorno de los 7 litros con la ayuda del sistema Stop/Start y en cualquier caso, no se dispara en uso exigente y resulta difícil que supere los 8 litros incluso en condiciones muy extremas.

He revisado otras pruebas de modelos que montaban el motor sustituido, un 1.6 TDI de 4 cilindros y 90 cv, para ver si había ganancia de consumo y con sorpresa he constatado que las cifras son similares a las de este nuevo 3 cilindros. Y la “calidad” de la sonoridad y el nivel de vibraciones son siempre favorables a su antecesor. En consecuencia hay que pensar que las virtudes del nuevo motor deben de estar en las cifras de homologación, tanto de consumo como de emisiones, porque en lo demás…



COMPORTAMIENTO SEGURO Y MANEJABLE

Dinámicamente este A1 es un coche muy manejable y seguro. Transmite confianza gracias a unas suspensiones tirando a firmes pero bien amortiguadas, que dan mucha confianza al conductor. Los contenidos balanceos de la carrocería, un eje delantero que se inscribe muy bien en las curvas y los generosos neumáticos de la unidad de pruebas (215/40R17) son también decisivos en esta percepción. Como además la potencia no ponen en dificultades a un chasis diseñado para soportar muchos más caballos, el resultado es un coche muy estable y agradable de conducir. En ciudad callejea con enorme soltura, en trazados de montaña enlaza las curvas como un buen GTI y en autopistas incluso a “velocidades alemanas” muestra un buen aplomo.

Audi A1

A su vez la dirección es correcta por tacto pero la recordábamos, en las versiones anteriores, más precisa en las rectas. La llegada de la asistencia eléctrica la hace un poco “zigzagueante”, perdiendo algo de agrado de uso. Y los frenos cumplen sobradamente con un tacto fácil de modular, suficiente poder de retención y adecuada resistencia a la fatiga.



RIVALES

Con el acabado Attraction este Audi cuesta 19.180 € y con el Design 21.380 €. Son precios altos con los que lidera la lista de los más costosos. Una lista donde ningún otro coche tiene “etiqueta” Premium y por lo tanto resultan mucho más baratos.

Como el Toyota Yaris de 90 cv, el Alfa Mito de 85 cv, el Peugeot 208 de 99 cv, o el Opel Corsa y el Ford Fiesta de 95 cv, todos ellos con precios entre los 14.000 y los 16.000 €.

El Volkswagen Polo y el Seat Ibiza comparten chasis y mecánica con el A1 pero los precios son más ajustados, entre los 16.000 y los 17.000 € en las versiones más económicas. Y ya por 18.050 € encontramos al nuevo Hyundai i20 Coupé de 90 cv.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL AUDI A1?

En nuestro comparador de seguros, a la fecha que se ha realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Audi A1 1.4 TDI ultra 90 CV Design, tomando como referencia una mujer de 25 años soltera, con 7 de antigüedad de carné, que vive en Barcelona, deja el coche en un garaje y recorre hasta 10.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a todo riesgo con una franquicia de 300 €, es Genesis con un precio de 283 € y con una calidad en la póliza de 7.92.



CONCLUSIÓN

El benjamín de la familia Audi comparte muchas de las cualidades de sus hermanos mayores: es muy estable y transmite aplomo y seguridad, además es muy agradable de utilizar y la presentación interior es impecable como corresponde a un vehículo de la categoría Premium. Pero la apuesta estética de la carrocería condiciona la habitabilidad de las plazas posteriores y el maletero, pequeño, también sufre las consecuencias.

Audi A1

De esta nueva mecánica de 3 cilindros y 90 cv esperábamos algo más. Porque el consumo es similar al del anterior de 4 cilindros y sin embargo resulta más ruidosa y “vibrante”. Dos factores que merman el confort y que resaltan más en un coche encuadrado en un segmento muy sensible a estos asuntos. Cumple sin más en el apartado de prestaciones a la hora de enfrentarse a la carretera, aunque es en el tráfico urbano y semiurbano donde parece encontrase más a gusto.



A favor

- Presentación interior (es impecable por ajustes, materiales de los recubrimientos y tacto de los mandos)

- Estabilidad (muy estable y bien asentado, transmite confianza en carretera y en ciudad callejea con mucha soltura)

- Agrado de uso (tiene el equilibrio y el agrado de uso de los modelos grandes de la marca)

En contra

- Refinamiento mecánico (la sonoridad del motor y las vibraciones, sobre todo al re-arrancar con el sistema Stop/Start, son excesivas para un coche posicionado en la categoría Premium)

- Consumos (esperábamos más de un motor nuevo y de solo 3 cilindros. Su antecesor nos consumió lo mismo y era más refinado)

- Habitabilidad (las plazas traseras son pequeñas e incómodas. Mejor considerarlo un 2+2)

- Maletero (es pequeño. Como la habitabilidad sufre las consecuencias de la apuesta estética de su carrocería)

Prueba y Redacción: Luís Villamil
Fotos: Alex Blanco
Junio 2015

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar