Comparativa
Aprilia Tuono V4 1100 Factory &
Yamaha MT-10 SP

SUPERPODERES

En cualquiera de estas dos motos me siento como un héroe de la Marvel dotado con el superpoder de la velocidad. A sus mandos, todo lo que se mueve a mi alrededor parece que lo hace a cámara lenta.

> Ficha técnica Yamaha MT-10 SP

En mi opinión, este segmento de las supernaked de alta gama es el más elitista en la actualidad ya que reúne en una moto diseñada para ir por la calle una tecnología de alta competición, una enorme calidad en todos sus componentes y una terminación de lujo. También su precio va en consonancia con lo que ofrece. Puestas en la calle, la Yamaha MT-10 SP cuesta 18.399 euros y la Aprilia Tuono V4 1100 Factory 16.999 euros.

La factura que debemos pagar da una idea de lo elitistas que son. Ambas derivan directamente de sus hermanas ultradeportivas, más aptas para usar en circuito que en la calle, pero con alguna rebaja en las prestaciones y en la potencia máxima de sus respectivos propulsores. Pero lo que ambas mantienen casi sin variaciones, sobre todo en el caso de la Aprilia, son sus componentes de primerísima calidad y su sofisticada electrónica con ayudas a la conducción.

En cuanto a sus líneas generales, ninguna de las dos puede disimular de donde procede; la Yamaha es una YZF-R1M vestida de MT y la Aprilia es una RSV4 R Factory con el traje de Tuono. Ahora, como es costumbre en nuestras comparativas vamos a comenzar por su análisis en parado.

Características

Aprilia Tuono V4 1100 Factory

Yamaha MT-10 SP

Precio 16.999 euros 18.399 euros
Dimensiones  
Longitud 2.070 mm 2.095 mm
Anchura 810 mm 800 mm
Altura N.D. 1.110 mm
Altura del asiento 825 mm 825 mm
Peso 209 kg 210 kg
Motor y transmisión  
Configuración de motor Tratacilíndrico Tratacilíndrico
Cilindrada 1.077 cc 998 cc
Potencia 175 CV / 11.000 rpm 160 CV / 11.500 rpm
Refrigeración Líquida Líquida
Transmisión Semiautomático (Quickshifter), 6 velocidades Semiautomático (Quickshifter), 6 velocidades
Chasis  
Tipo Chasis de aluminio Chasis de aluminio
Suspensión delantera Horquilla invertida Öhlins con barras de 43 mm Horquilla electrónica Öhlins con barras de 43 mm
Recorrido 125 mm 120 mm
Suspensión trasera Amortiguador Öhlins regulable en precarga, compresión y extensión Amortiguador electrónico Öhlins
Recorrido 130 mm 120 mm
Freno delantero Dos discos de 330 mm con pinza radial Brembo de cuatro pistones. ABS Dos discos de 320 mm con pinza de cuatro pistones. ABS
Freno trasero Un disco de 220 mm con pinza de dos pistones. ABS Un disco de 220 mm con pinza de un pistón. ABS
Dimensiones neumático delantero 120/70 17" 120/70 17"
Dimensiones neumático trasero 200/55 17" 190/55 17"

Comparativa Aprilia Tuono V4 1100 Factory 2019 & Yamaha MT-10 SP

Como podemos ver, en cuanto a medidas y pesos son muy similares. De hecho, el peso que hemos verificado en ambas sin gasolina ha sido idéntico, 202 kilos, que luego con los llenos hechos, en la Aprilia ha subido hasta 215,5 kilos y en la Yamaha 214 kilos, ya que cabe un litro y medio más de combustible en la italiana. La MT-10 es un poquito más larga, aunque su distancia entre ejes es algo más corta. El manillar es un centímetro más estrecho y la altura de los asientos es la misma en las dos: 825 milímeros.

Las configuraciones de sus motores no tienen nada que ver, la Aprilia utiliza su emblemático cuatro cilindros en V estrecha a 65º, con una cilindrada de 1.077 cc, doble árbol de levas por bancada y 16 válvulas. Mientras la japonesa emplea su 4 en línea de tipo “crossplane” con las bielas y orden de encendido decalados, doble árbol de levas en culata y también 16 válvulas. 

En las cifras declaradas de rendimiento, la Tuono es claramente superior: 175 caballos a 11.000 rpm, frente a 160 caballos a 11.600 rpm. Pero he de apuntar que, comprobados ambos motores en nuestro banco de potencia, la diferencia es aún superior: la Aprilia ha llegado a 171 caballos a 11.800 rpm con 113 Nm de par a 9.300 rpm y la Yamaha se ha quedado en 150 caballos a 11.500 rpm con 100 Nm de par a 9.100 rpm. En resumen, hay 21 caballos a favor de la italiana, una cifra a tener en cuenta.

Ya he dicho de donde proviene cada una, pero en los apartados de bastidor, componentes y parte ciclo quiero resaltar que ambas aportan las modernas suspensiones semiactivas Öhlins que se regulan electrónicamente y adquieren un protagonismo importante en estas motos que se van a desenvolver en escenarios muy diferentes (ciudad, autopista, carretera y hasta circuito...)

Las dos disponen en sus motores de tres modos de conducción y las suspensiones vienen calibradas con unos ajustes predeterminados para cada uno de ellos, aunque el sistema permite que los podamos variar a nuestro gusto. 

Comparativa Aprilia Tuono V4 1100 Factory 2019 & Yamaha MT-10 SP

Estas suspensiones electrónicas pueden funcionar de forma activa que autoajusta los reglajes de los hidráulicos de horquilla y amortiguador trasero de manera instantánea en tiempo real, adaptándose al modo de conducción que hemos elegido y al tipo de firme por el que transitamos. Unos sensores captan las irregularidades del terreno con cien mediciones por segundo y envían la información a una centralita que manda la orden a los servomotores. También actúan sobre el amortiguador de dirección, que es de la misma marca sueca.

Además, disponemos de otros tres modos que nos permiten intervenir de forma manual en cada uno de los ajustes de las suspensiones y conjuntamente en cada uno de los parámetros de las diferentes ayudas electrónicas a la conducción que equipan. Podemos variar, memorizar y guardar, distintas configuraciones de la moto para utilizarlas cuando queramos en los escenarios que elijamos. Por ejemplo, podemos configurar un modo con las suspensiones reguladas muy firmes, con el control de tracción y ABS en curva que sean poco intrusivos, con el control anticaballitos en el punto medio, para utilizar la moto en carreteras rápidas con el asfalto en buen estado o incluso en circuito. Y podemos tener otro modo disponible con suspensiones blandas y confortables, con más control de tracción y ABS más sensible, para carreteras de montaña sinuosas y de asfalto rizado. Y un tercero para otras condiciones por las que transitemos con regularidad… En fin, sus posibilidades son tantas como queramos.

Quiero destacar la gran calidad general de ambas, pero sobre todo los frenos de la Tuono V4 1100 Factory, que están firmados por Brembo e incluyen bomba radial, discos delanteros de 330 milímetros y pinzas Stylema con ABS de asistencia en curva que se puede ajustar en tres niveles de sensibilidad o incluso desconectarlo si lo deseamos. La MT-10 SP utiliza sus propias pinzas Yamaha monobloque y unos discos de 320 milímetros que hacen bien su trabajo, pero no llegan a la excelencia de su rival.

Las dos motos de nuestra comparativa disponen de ayudas a la conducción y sistemas electrónicos a la última, pero hay que reconocer que la Tuono V4 1100 Factory se encuentra un paso por delante. A modo de recordatorio, la italiana dispone del paquete de control dinámico APRC de cuarta generación, que hereda directamente de la RSV4 1100 Factory e incluye:

Comparativa Aprilia Tuono V4 1100 Factory 2019 & Yamaha MT-10 SP

  • ATC Aprilia Traction Control, evita que patina la rueda trasera por exceso de potencia, se puede ajustar en marcha y tiene 8 niveles de actuación.

  • AWC Aprilia Wheelie Control, tiene tres niveles de actuación para evitar levantamientos de la rueda delantera y también se puede ajustar en marcha.

  • ALC Aprilia Launch Control, ajustable en tres modos, para hacer salidas explosivas, acelerando a fondo y soltando el embrague. Solo se utiliza en circuito y se desconecta una vez efectuada la salida.

  • AQS Aprilia Quick Shift, sistema electrónico que permite subir y bajar marchas sin tocar el embrague y sin cortar nada el gas en caso de subir marchas y puede incluso bajar de marcha con el puño de gas abierto.

  • APL Aprilia Pit Limiter, permite limitar la velocidad para circular por el pit lane de los circuitos (la velocidad está limitada a 60 km/h) o en el rango que queramos utilizar fuera de ellos (si queremos limitar nuestra velocidad máxima cuando circulamos por carretera).

  • ACC Aprilia Control Cruise, un control de velocidad de crucero al uso.

  • ABS Cornering, desarrollado según los parámetros de Aprilia para poder frenar en plena curva, tiene 3 niveles de intervención, se puede desconectar y se puede utilizar con cualquiera de los tres mapas de motor, Sport, Track, Race. Este sistema funciona en colaboración con el ARLM (Mitigación de elevación de la rueda trasera), que actúa en las frenadas más fuertes mandando potencia de frenado al disco trasero para evitar en cierto grado que el neumático pierda contacto con el asfalto.

De manera opcional podemos pedir el V4-MP, que permite conectar nuestro teléfono inteligente a la moto, utilizar sus aplicaciones específicas para poder descargar los datos de nuestro viaje o nuestra rodada en circuito en un ordenador. Funciona de forma similar a lo que hace un sistema de toma de datos en competición.

Comparativa Aprilia Tuono V4 1100 Factory 2019 & Yamaha MT-10 SP

La Yamaha MT-10 SP tiene tres modos de motor: Standard, A y B, en los tres la potencia es la misma, pero varia la forma de entregarla. También incluye control de tracción con tres niveles de actuación con la posibilidad de desconectarlo y cambio de marchas con “quick shift”, pero solo funciona de manera ascendente.

El cuadro de instrumentos de ambas tiene una pantalla digital TFT en color, que dispone de dos modos de visualización (calle y circuito) e iluminación diurna y nocturna. En las dos la información es completísima y nos permite además navegar por los diferentes menús de reglajes de suspensiones y ayudas electrónicas, pero la pantalla de la MT-10 es más grande y clara de leer. Los números de la Aprilia se me hacen un poco pequeños sobre todo si has pasado los 50 (y no te digo nada si ya has cumplido los 60).

Nos ponemos a los mandos

Aunque son dos motos dirigidas al mismo tipo de usuario, sí hay diferencias entre ellas que aprecio nada más subirme. Aunque las cifras dicen que no es así, la Yamaha me parece una moto un poco más grande, también la siento más ancha y me encuentro en una posición más elevada. Por su parte, en la Aprilia me siento más encajado, con el cuerpo más adelantado y de eso tiene un poco de culpa el manillar, aunque es prácticamente igual de ancho, va situado más bajo. La posición de la italiana también es más deportiva, con las estriberas algo más altas y retrasadas y el pequeño carenado delantero se extiende un poco por los laterales y proporciona algo más de protección. En la Tuono sientes desde el primer momento su “instinto de carreras”. La MT-10 es una naked más tradicional, más afable en su postura y algo más cómoda, sobre todo para los conductores más altos.

Comparativa Aprilia Tuono V4 1100 Factory 2019 & Yamaha MT-10 SP

Luego arrancamos los motores y esta sensación perdura, el motor V4 de la italiana te hace hervir la sangre, funciona con una increíble garra y transmite potencia a raudales, pero es verdad que el motor japonés, tiene un tacto más suave, no vibra nada, mecánicamente es más silencioso, pero también emite un sonido que embelesa. Una vez iniciada la marcha, la Yamaha se mueve mejor a poca velocidad en espacios estrechos, tiene más radio de giro y la postura de conducción más erguida nos permite maniobrar con más facilidad.

Además, los responsables de la marca de los tres diapasones comercializan un “kit tourer” que incluye una pantalla de buen tamaño que protege bastante bien, un juego de maletas semirrígidas y una práctica bolsa sobredepósito que se ancla al tapón de la gasolina. Estos elementos mejoran sensiblemente su faceta turística y hablan de su personalidad. En Aprilia, ni se lo plantean.

La Tuono V4 1100 Factory es una supernaked sport pura que busca máxima efectividad y prestaciones de infarto y así me lo demostró. La había probado ya en su presentación internacional la primavera pasada en los Alpes Dolomitas y me impresionó. Pero ahora la he disfrutado por mis conocidas carreteras de montaña, por trazados que conozco a la perfección y no me lo he podido pasar mejor a sus mandos. Además, cuando me tocaba cambiar de moto, me bajaba de la Tuono V4 1100 Factory y me subía en la MT-10 SP (¡que tampoco es manca!)

Como es habitual en estas comparativas, he utilizado las dos motos para todo y en todos los escenarios posibles, menos en circuito, donde me quedé con las ganas de entrar con ambas, pero no fue posible.

Comparativa Aprilia Tuono V4 1100 Factory 2019 & Yamaha MT-10 SP

La ciudad no está hecha para ninguna de las dos, aunque nos podemos mover con ellas. Si es verano, hace calor y hay atascos, rápidamente vemos como los motores cogen temperatura, los electro-ventiladores no paran de funcionar y mandan calor al piloto. Entre edificios y tráfico congestionado me siento como un león enjaulado, claramente ese no es el sitio de ninguna de las dos, aunque daría una ligera ventaja a la Yamaha.

Salimos a autopista y la condición de naked es una limitación que nos ayudará a conservar los puntos de nuestro carné y nuestros “euritos” en la cartera. Cualquiera de las dos puede superar todos los límites de velocidad utilizando solo 1ª y 2ª. No obstante, la Aprilia con su semicarenado nos da cierta cobertura y nuestros desplazamientos por autopista resultan algo más cómodos. Si quieres saber sus prestaciones y hasta dónde pueden llegar, las he puesto a prueba a las dos, pero lógicamente en autopistas alemanas donde no hay límites de velocidad. Te adjunto un cuadro de prestaciones para que veas sus diferencias claramente:

 

Aprilia Tuono V4 1100 Factory

Yamaha MT-10 SP

Velocidad máxima real/marca 262 / 268 km/h 242 / 250 km/h
Aceleración  
0-100 km/h 3,2 segundos 3,8 segundos
0-400 m 10,1 segundos 11,2 segundos
0-1000 m 19,1 segundos 20,3 segundos
Recuperación 6ª  
60-100 km/h 3,1 segundos 4,2 segundos
60-140 km/h  6,2 segundos  8,9 segundos
Peso verificado  
Vacío 202 kilos 202 kilos
Lleno 215,5 kilos 214 kilos
Consumo medio 7,8 litros/100 km 7,3 litros/100 km
Autonomía 240 kilómetros 233 kilómetros

 Comparativa Aprilia Tuono V4 1100 Factory 2019 & Yamaha MT-10 SP

Como puedes ver, la Aprilia Tuono V4 1100 Factory es claramente más rápida; en velocidad máxima real saca 20 km/h a la MT-10 SP, pero hay que decir que la Yamaha esta autolimitada en 5ª y 6ª para no superar esa velocidad. También en aceleraciones, saliendo de parado o en recuperaciones, la italiana siempre se mostró más poderosa, pero todo dentro de unos parámetros en los que las prestaciones de la más lenta son igualmente de infarto. Sus consumos, como ves, pasan de los 7 litros a los 100 km y dependen mucho del ritmo que mantengamos. Nuestro consumo medio ha sido por todo tipo de carreteras, siempre manteniendo un nivel medio-alto y a veces muy alto.

Dinámicamente sobre carreteras sinuosas las dos brillan a un altísimo nivel, probablemente la Yamaha es más fácil de conducir y se puede corregir, cambiar de trayectoria e improvisar de una forma más natural que con la más exigente Aprilia. Pero en cuanto a efectividad pura a igualdad de pilotaje, en cualquier tipo de trazado, la italiana es superior. La Tuono V4 1100 Factory es una naked explosiva. Me alucina cómo se comporta sobre carreteras estrechas y reviradas que conozco a la perfección. Es una pasada como va, la seguridad que aportan las distintas ayudas electrónicas, el control de tracción, el ABS en curva, el control anticaballitos… y ese motorazo que empuja siempre pletórico de par y de potencia. Me gustó mucho la parte ciclo, la confianza que me transmite atacar curvas de cualquier radio, tiraba la moto al suelo y siento perfectamente el contacto de la rueda delantera. Luego levanto la moto con facilidad y cambio de dirección de un lado al otro con la velocidad del pensamiento. Y siempre ayudado por el gran trabajo que hacen los frenos y suspensiones en cualquier tipo de terreno.

El “QuickShifter”, funciona de maravilla; es rápido, suave y preciso tanto para subir como para bajar marchas. Él solo hace un doble embrague perfecto con el que engranan los piñones con total exactitud y en reducciones facilita mucho el trabajo y te permite concentrarte en la frenada y en la trazada.

La MT-10 SP también lo hace todo bien y es tremendamente divertida pero no llega a ese punto explosivo de la Tuono V4 1100 Factory. A cambio ofrece una conducción segura y fluida con un grado más de polivalencia y confort.

Comparativa Aprilia Tuono V4 1100 Factory 2019 & Yamaha MT-10 SP

Conclusiones

Este último párrafo tal vez sea para mí el más difícil de toda la comparativa, pero como siempre digo, si has leído hasta aquí, seguro que ya has llegado a tus propias conclusiones. Para mí, la ganadora de esta comparativa es la Aprilia Tuono V 1100 Factory porque representa la máxima efectividad de una naked deportiva en carretera. Si tuviera que comprarme una de la dos con el corazón, me compraría esta sin duda. Además, aunque en esta ocasión el precio no es demasiado relevante, cuesta 1.400 euros menos que su rival, con lo cual hay que catalogarla como una buena compra.

Por su parte la Yamaha MT-10 SP también me ha enamorado, es solo un poco menos eficaz que la Aprilia, pero con 150 CV reales para usarlos por carretera, te aseguro que son más que suficientes y tiene ese plus de polivalencia y amabilidad que la convierten en una moto más adecuada en muchas circunstancias de utilización en la vida diaria.

¿Cuánto cuesta el seguro de estas naked?

Hemos calculado lo que costaría asegurar la Aprilia Tuono V4 1100 Factory y la Yamaha MT-10 Sp en nuestro comparador de seguros. Para ello, hemos tomado como perfil de referencia el de una persona de 47 años, casado, con 25 años de antigüedad de carné, que vive en Toledo, guarda la moto en un garaje individual y recorre entre 8.000 y 10.000 kilómetros al año. Con estos datos, en la fecha en que se ha realizado esta información, la compañía que ofrece un precio más bajo para un seguro a terceros ampliados con franquicia de 600 euros es Mapfre, con un precio de 229 euros al año para la Aprilia y de 212 euros para la Yamaha, con una puntuación de calidad sobre 10 de 7,56, según el sistema de puntuación de Arpem. En el caso de optar por un seguro a terceros, Mapfre ofrece un precio anual de 170 euros para la Tuono V4 1100 Factory, mientras que para la MT-10 SP el precio es de 156 euros, ambos con una puntuación de calidad de 7,34 puntos.

 

Aprilia Tuono V4 1100 Factory

Yamaha MT-10 SP

Lo + Extraordinarias sensaciones de conducción Su buen equilibrio general
Lo - Es una deportiva sin carenado. No quiere compromisos Que no funcione el Quick Shifter para reducir

Comparativa Aprilia Tuono V4 1100 Factory 2019 & Yamaha MT-10 SP

Calcula el seguro de tu moto en más de 15 aseguradoras

 

Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Pablo Alonso
Octubre 2019

Tu seguro en un click

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos