Prueba YAMAHA X-MAX 400

X-MAX 400: TODO EN UNO

El Yamaha X-Max 400 me recuerda a esta generación de nuevos ordenadores “todo en uno”, que en un solo volumen aglutinan todo lo que pueden hacer y cubren tus necesidades

  

COMO ES

La verdad es que tengo que confesarte que no soy nada “friki” para la informática y esos ordenadores “all in one” de los que estoy mirando para comprarme uno, lo mismo ya no son tan nuevos. Pues bien lo que si soy es un friki de las motos y esta X-Max 400, después de asistir a su presentación internacional en la Lombardía italiana y recorrer un precioso paraje a las orillas del lago Como, ahora la he podido disfrutar durante tres semanas como mi moto para todo. Y te diré que es un excelente scooter “todo en uno”.

Este segmentoYamaha X-MAX 400 medio que abarca desde los 250 a 400 centímetros cúbicos de cilindrada, continúa en auge por motivos claros, es un tipo de vehículo que ofrece muchas posibilidades de utilización. De tamaño esta bien, tienen una capacidad de carga muy generosa, acogen con amplitud a dos ocupantes y prestaciones sobradas para realizar traslados a cualquier distancia, incluso viajar y hacer turismo. Pero además ofrece la suficiente maniobrabilidad y ligereza (esta pesa 201 kg.) para permitirnos callejear sin agobios si tenemos cierta práctica. Financieramente sus consumos no son elevados y el precio de adquisición están muy por debajo de los que cuestan su hermanos mayores, los elitistas bicilíndricos de 500 a 750 cc de cilindrada.

Como te contaba hace casi un año, cuando volví de la presentación, en esta categoría Yamaha ya tiene un buen producto, la Mayestic, pero ha querido reforzar su presencia añadiendo en su gama el X-Max, que es una alternativa diferente. Has visto que con mucho acierto han incorporado su palabra mágica “MAX”, que casi por si sola garantiza su éxito de ventas. Todos los modelos que la incluyen lo confirman, el X-Max 125, el X-Max 250 y ese fenómeno social que es el T-Max 500-530. Pues bien el X-Max-400 no es una excepción y desde su lanzamiento se ha situado en los primeros puestos del ranking de ventas de su categoría.



¿CUÁL ES SU SECRETO Y COMO ES ESTE X-MAX 400?

Me sigo remitiendo al texto que te escribí en la presentación del modelo, su receta es sencilla, se trata de mezclar la ligereza y agilidad de un 250, con más potencia, mejores prestaciones y más capacidad de carga.

En cuanto a su diseño no aporta nada espectacular, continúan los trazos típicos de la marca de los tres diapasones de sus scooters deportivos, con los dobles faros delanteros y luces de posición formadas por LED, al igual que el piloto trasero. Hay que destacar el nivel de terminación, francamente buenoYamaha X-MAX 400, el tacto y ajuste de los plásticos esta muy bien conseguido dando una grata sensación de calidad. La instrumentación es muy completa, con velocímetro y cuentarrevoluciones analógico, que rodean una pantalla digital que informa de las funciones del ordenador de a bordo, combustible y temperatura del motor.

El asiento es un verdadero sofá y el espacio de almacenamiento debajo satisface las necesidades de una familia numerosa. Caben de sobra dos cascos integrales y bastantes cosas más. Una vez en marcha además resulta comodísimo, tanto para el conductor como para el pasajero, la contrapartida es que su colosal anchura impide llegar cómodamente con los pies al suelo, cosa que puede representar cierta intranquilidad a los conductores que no lleguen al 1,80 de estatura.

La postura de conducción es buena, con cierto toque deportivo, el manillar más bien bajo y las manos relativamente cerca de las rodillas le diferencian de otros scooter más turísticos. La pantalla y el escudo protegen bien en términos aerodinámicos y las plataformas para los pies sin ser grandes no se echa en falta más espacio.



EL MOTOR Y BASTIDOR

El propulsor es el mismo de la Majesty 400, algo evolucionado, curiosamente ofrece algo menos de potencia máxima, pero es más limpio, menos ruidoso y también más económico en consumo. Rinde 31,5 CV a 7.500 rpm, y la transmisión se realiza por medio del consabido cambio automático y variador.Yamaha X-MAX 400

Lo que menos me gusta es su tamaño, a todas luces desproporcionado en su parte trasera que además comparado a la esbeltez y finura de líneas de la moto en general y en especial su parte delantera, la hace parecer muy “culona”. También se nota a la hora de serpentear entre los coches, debes tener cuidado con el espacio que tienes para girar para no rozar los laterales traseros contra los paragolpes de los automóviles.

En la parte ciclo el bastidor está fabricado en tubo de acero, lleva una dimensionada horquilla telescópica frontal y basculante de dos brazos (uno de ellos es el propio motor) con dos amortiguadores atrás. Las llantas son de aleación de 15 y 13 pulgadas delante y detrás respectivamente con tres discos que hacen muy bien su trabajo y la versión que probamos hoy ya viene con ABS.



UN SCOOTER DE SENSACIONES

Te puedo decir que devolver esta X-Max 400 de pruebas a los señores de Yamaha para mí ha sido un gran disgusto y es que justifico plenamente el título que le he dado a esta prueba, “todo en uno”.

Lo he utilizado para moverme por todos sitios, lógicamente tratándose de un scooter, he hecho mucha por ciudad, en este caso Madrid. He ido al dentista,Yamaha X-MAX 400 a la redacción, al cine, a jugar al padel… me he movido por todas partes y es una delicia ir con él. Puedes llevar un par de cascos tipo jet y te caben un montón de cosas más, la raqueta de padel incluida. Se mueve con soltura, solo que para mi estatura de 1.70 m, procuro elegir bien las trayectorias entre los coches, no hay que ratonear con giros excesivamente cerrados sobre todo a derechas que es donde se encuentra el escape. Y a la hora de parar en los semáforos, descolgarte un poquito por el lateral del asiento para plantar bien el pie en el suelo. Por otra parte, moverlo en parado no supone mucho esfuerzo, solo echo de menos un freno de estacionamiento cuando lo dejo aparcado en una cuesta abajo.

Los trayectos interurbanos son lo suyo, el motor va de miedo, con un desarrollo muy bien calibrado, podemos ver en el marcador 160 km/h bien pasados, y a velocidades legales va muy sobrado, con una buena reserva de potencia para adelantar. El aplomo en línea recta es perfecto, pero si es verdad que cuando atacamos rápido virajes de autopista o autovía y cogemos algún bache o cambio de asfalto, se empieza a mover de manera poco tranquilizadora. Yamaha X-MAX 400Si tienes cierta experiencia ves que los movimientos no son en exceso preocupantes, sujetas firmemente el manillar y no van a más, pero no son agradables y es mejor cortar un poco el gas.

En cuanto a protección aerodinámica y comodidad, ninguna objeción, tanto piloto como pasajero lleva siempre un buen confort de marcha, aunque si viajas mucho, puedes optar por la opción del parabrisas alto.

También he utilizado el X-Max 400 por carreteras generales y comarcales y me ha gustado mucho su buena manejabilidad, vigorosa aceleración y eficiente frenada, siempre potente, con muy buen tacto y bien asistida por el sistema ABS que se mostró eficaz y poco intrusivo, solo interviene cuando hace falta.

La pega en este escenario se la pongo al tumbar en las curvas hacia el lado izquierdo, roza el caballete con demasiada facilidad y esta cuestión se agrava cuando vamos dos personas a bordo. Sin duda es un punto a revisar, máxime teniendo en cuenta el talante deportivo de este modelo.



ACCESORIOS

En un vehículo tan polivalente como este, no puede faltar un buen arsenal de accesorios para personalizar y potenciar su caracteristicas de utilización. En su faceta deportiva hay un precioso escape Akrapovic que personalmente se lo instalaría sin pensármelo dos veces, tiene un aspecto sensacional, le quita algnos kilos de peso y sobre todo reduce drásticamente el volumen de la parte trasera. Luego tienes para elegir entre un parabrisas alto o una cúpula deportiva, plataformas para los reposa-pies de aluminio anodinado, porta-matriculas racing, protectores de piernas, soporte para el móvil, top-case trasero, respaldo para el pasajero, portaequipajes, manta para el invierno… Todos ellos específicamente diseñados por Yamaha para este modelo.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL YAMAHA X-MAX 400?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Yamaha X-MAX 400 hemos tomado como referencia un hombre de 40 años casado, con 18 de antigüedad de carné, que vive en Gerona, guarda la moto en garaje comunitario y recorre hasta 8.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a terceros ampliados, es Génesis con un precio de 229 € y con una calidad en la póliza de 6.85.



CONCLUSIONES

No te voy a descubrir que este Yamaha X-Max será todo un éxito porque ya lo es y no me extraña en absoluto. Tiene una gran cantidad de Yamaha X-MAX 400ingredientes para triunfar, es un scooter medio con un gran diseño, que aporta dinamismo y practicidad a partes iguales, un interesante mestizaje entre un sport y un GT.

Me ha gustado mucho su polivalencia, su funcionamiento general, la suavidad y prestaciones de su motor, su capacidad enorme de carga, la calidad de todo el conjunto y su diseño manteniendo la identidad de la serie “Max”. Dinámicamente me ha parecido muy ágil para tratarse de un 400, con una frenada impecable, pero mejoraría su estabilidad a alta velocidad y la distancia libre al suelo en curvas a izquierdas. Mi nota en conjunto es un notable.

Equipamiento probador:
Casco: Shoei NXR
Botas: Axo
Guantes: Axo
Chaqueta: Yamaha
Pantalón: Axo Denim

 



A favor

- La polivalencia, frenada, imagen y capacidad de carga.

En contra

- Estabilidad en virajes rápidos de autopista y roza el caballete por el lado izquierdo.

Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Javier Ortega
Mayo 2014

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar