Presentación TRIUMPH SREET CUP 2017

UNA CAFÉ RACER PARA TODOS

Tomando como base la moderna y exitosa Street Twin de dos cilindros y 900 cc, Triumph propone una atractiva deportiva de línea típicamente británica de los '60, que no asusta a nadie, pero seguro que gusta a todo el mundo.

 

La nueva Street Cup presume de un estilo minimalista, con líneas limpias que dibujan una silueta legendaria a la que no le faltan clásicas señas de identidad: el asiento con colín de competición tipo “bala”, la pequeña cúpula del faro al estilo de las motos de carreras de los años '60 y los espejos retrovisores en las puntas del manillar.

Toda la moto rezuma un elevado nivel de acabados con muchos y buenos detalles que alegran la vista allá donde mires. Cabe destacar la calidad de su pintura con las franjas y perfiles pintados a mano, tanto en el depósito como en las llantas, y el gran emblema que luce con orgullo en los laterales del tanque de gasolina.

En lo que respecta a su decoración están disponibles dos opciones bitono a elegir: Racing Yellow y Silver Ice con franja de color Jet Black y Racing Yellow en las llantas; o Jet Black y Silver Ice con franja dorada en depósito y llantas.

Triumph Street Cup

TÉCNICA STREET TWIN

A modo de recordatorio, conviene refrescar que el corazón de esta Street Cup es un novedoso motor Twin paralelo que cubica 900 cc, va refrigerado por agua, tiene 8 válvulas en cabeza y ofrece 55 CV a solo 5.900 rpm, funciona muy bien desde bajas revoluciones gracias a un par de 80 Nm 3200 rpm. Su principal virtud radica en la agradable curva de potencia y conseguido funcionamiento, que se aprovecha de una tecnología actual con las posibilidades que ofrece el acelerador electrónico, los sistemas de gestión del motor y de inyección de combustible. Siguiendo las tendencias de hoy, las bielas van caladas a 270º en el cigüeñal, para conseguir un empuje lineal y consistente, lleva embrague con deslizamiento anti-rebote y va asociado a una caja de cambios de cinco velocidades.

El bastidor sigue siendo un doble cuna fabricado en tubo de acero, pero el espíritu de esta Cup orientado a un carácter más deportivo ha reformado su ergonomía y nos obliga a adoptar una postura en consecuencia. Encima de la moto nos encontramos algo más altos, con las estriberas también más elevadas y retrasadas y la posición del manillar más bajo. El cuerpo va más cargado hacia delante y eso es precisamente lo que se pretende, cargar más peso en el tren delantero y aligerar la parte de atrás para conseguir mejor tacto en la rueda directriz y más agilidad. El manillar es de estilo Ace de tres piezas con una preciosa pletina de aluminio con el emblema de la marca grabado que lo sujeta por el centro. Los amortiguadores traseros tienen algo más de longitud -aunque se mantiene el recorrido de 12 cm de la Street Twin- que eleva la parte trasera. La posición es más deportiva, pero sin exageraciones, solo invita a una conducción más decidida y mejora los movimientos encima de la moto para que podamos colocar nuestro peso donde más convenga.

Triumph Street Cup



EN ACCIÓN

La nueva Street Cup es una deportiva entre comillas que podríamos ubicar como una “café racer” polivalente, en la que prima su estética y su buen carácter, bien argumentada por las sensaciones que transmite. Su estampa clásica está perfectamente conseguida y cuando circulas en una revirada carretera de montaña, cambiando y reduciendo marchas, escuchando el suave bramar de sus escapes con silenciosos cortos y ligeramente orientados hacia arriba, te crees que eres una de aquellas estrellas británicas del motociclismo de los años '60, negociando cualquier secuencia de virajes en una de las montañas de “la isla”. Lo único que tengo que añadir, es que ya quisieran aquellas estrellas haber disfrutado del intachable comportamiento de nuestra Triumph de hoy.

En definitiva, sus 55 CV y su manera de ofrecerlos resultan una verdadera delicia, además, van acompañados de un conseguido equilibrio general, repleto de detalles vintage. Es una moto apta para cualquier motorista, no plantea ni un problema de conducción y a sus mandos se encontrarán a gusto el experto y el novel, siempre que les guste pilotar una moto con un discreto toque deportivo.

El precio en nuestro país es de 10.500 euros, 1.400 euros más que la Street Twin básica. Para el mercado europeo se puede limitar para el carné A-2, a partir de la primavera 2017, con un kit específico que se instala fácilmente en un concesionario oficial y se puede quitar cuando el motorista quede exento de limitaciones.

También Triumph pone a disposición de sus usuarios una gama de más de 120 accesorios para la personalización de este modelo, en estilo, confort y prestaciones, con el desarrollo y calidad habitual de la marca.

Triumph Street Cup



Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Triumph
Enero 2017

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar