Presentación TRIUMPH BONNEVILLE BOBBER

LA FAMILIA Y UNA MÁS

Triumph exprime otro poco la apetitosa naranja Bonneville y lanza un producto nuevo, la Bobber. Es una custom sin concesiones, que como marcan los cánones de este tipo de motos, presenta un aspecto minimalista, desprovista de todo lo superfluo

 

Triumph exprime otro poco la apetitosa naranja Bonneville y lanza un producto nuevo, la Bobber. Es una custom sin concesiones, que como marcan los cánones de este tipo de motos, presenta un aspecto minimalista, desprovista de todo lo superfluo.

Como los mismos señores de Triumph reconocen, han querido hacer una belleza sin refinar, una auténtica hot-rod, denominación que proviene de los años 40-50 para definir esa moto minimalista, larga, bajita, libre, auténtica, artesanal, desprovista de cualquier cosa innecesaria... Lo único es que esta Bobber es una preparación hecha en fábrica, y se han tomado las cosas tan en serio que incluso han suprimido el asiento del pasajero y cualquier posibilidad de añadirlo como accesorio, pues viene homologada únicamente para una sola plaza.

Triumph Bonneville Bobber

Tiene como base de partida la Bonneville T120, pero la estética en esta Bobber es un argumento fundamental, su imagen impacta con un estilo auténtico años 40. Destaca un sillín al que solo le faltan los muelles y exhibe una parte trasera absolutamente desnuda, con la aleta y la rueda unidas a un semi-chasis-basculante que parece rígido. Y es que los diseñadores de Triumph se han convertido en unos especialistas en efectos especiales y camuflajes para maquillar toda su serie de “clásicas modernas”. Disimulan el radiador del agua con sus manguitos, bomba, conductos... También el sistema de inyección, que parece unos clásicos carburadores Amal. No se ve nada del ABS y el buje de la rueda trasera de radios parece que lleva un freno de tambor de los años 50. El efecto visual es auténtico y total. En cuanto a la suspensión trasera crees que no existe y es rígida, pero en realidad lleva un sistema tipo cantilever con un amortiguador escondido bajo el asiento, que además funciona por medio de una bieleta para dar progresividad variable a los escasos 77 milímetros de recorrido y, de esta forma, optimizar su funcionamiento.

Para terminar con su estética, como reza ese sabio dicho, “una imagen vale más que mil palabras”, os remito a la completa galería de fotografías que os ofrecemos para que admiréis el esmero y detalle de cómo está construida. El asiento monoplaza se puede adelantar o retrasar unos centímetros, está construido sobre una preciosa placa de duraluminio pulido, el cuadro de instrumentos lo forma un solo reloj pero ofrece multitud de información, los escapes son rectos con la salida orientada hacia el exterior y el voluminoso catalizador va totalmente mimetizado en los bajos de la moto por delante de la rueda trasera. En fin, es un auténtico regalo para la vista, la mires por donde la mires.

Triumph Bonneville Bobber

MOTOR

Es el nuevo “High Torque” bicilíndrico Twin (paralelo) de 1200 cc con 8 válvulas viene preparado para cumplir la normativa Euro 4. Rinde 77 CV a 6.100 rpm y sus bielas en el cigüeñal están caladas a 270º con el fin de conseguir que la entrega de potencia se parezca a un bicilíndrico en V con una cifra de par de 106 Nm a 4.000 rpm. plana y constante. Va refrigerado por agua y el resultado es un funcionamiento fino y silencioso porque la cámara de agua también actúa como aislante de ruidos mecánicos.

El embrague utiliza un sistema anti-rebote de deslizamiento limitado y necesita que ejerzamos poca presión sobre la maneta para accionarlo, va asociado a una caja de cambios de 6 relaciones. También incorpora el acelerador electrónico (Ride by wire), que permite disponer de dos diferentes modos de entrega de potencia, “Road” y “Rain” y viene con un sistema de control de tracción. Esto se consigue porque la electrónica se responsabiliza de la velocidad de apertura de las mariposas, procesando la información que envían los sensores de las ruedas y suministran solo la potencia necesaria. Este motor ofrece un intervalo entre mantenimientos de 16.000 km, cifra que no está nada mal.

Triumph Bonneville Bobber



LA PARTE DE CICLO

El chasis es de doble cuna de acero con la particularidad explicada con anterioridad de la suspensión trasera. Delante monta una horquilla telescópica Kayaba con barras de 4,1 cm de diámetro y 9 cm de recorrido, que es lo que se estila en este tipo de motos. Los frenos son de disco firmados por Nissin, uno en cada eje, de 31 cm de diámetro el delantero y 25,5 cm el trasero. En cuanto a las llantas, tienen sus particularidades influenciadas por la estética. Son de radios de garganta bastante estrecha (2,5 y 3,5 pulgadas delante y atrás respectivamente) y han de llevar cámaras. Montan neumáticos Avon especialmente desarrollados para esta moto, en medidas 100/90-19 delante y 150/80-16 detrás, que dan con una estampa perfecta: estrechos, altos y con un generoso y abombado balón.



Y ¿CÓMO VA ESTA BELLEZA RETRO?

Tenía muchas ganas de que me hicieras esta pregunta y personalmente muchas ganas de poder dar respuesta. Al montarte por primera vez aprecias su escasa altura del asiento, típica característica de este tipo de motos (69 cm) y esto da mucha confianza y facilita su manejo en parado. Además, tampoco pesa demasiado (238 kg con gasolina).

Triumph Bonneville Bobber

Te diré que dinámicamente sorprende para el tipo de moto que es, pero no hay que olvidar que aunque parezca una autentica moto “años 40”, es una verdadera moto del “2017”. En marcha va bien en líneas generales y hay que alabar al departamento de ingeniería de Triumph en el apartado ciclista que ha vuelto a realizar un espléndido trabajo, máxime teniendo en cuenta las premisas de construcción que este estilo de moto requiere.

El motor responde fenomenal, sobre todo a medio régimen. El cambio va muy bien al multiplicar, pero sobre todo al reducir, se nota suave y preciso gracias a la acción del embrague anti-rebote. La moto es larga entre ejes (151 cm), demuestra buen aplomo y una manejabilidad que sorprende, sobre todo en los cambios de dirección porque me esperaba una moto más torpe y dura en esas maniobras. En terrenos bacheados el escaso recorrido de las suspensiones tiene sus limitaciones, pero la verdad es que funcionan correctamente siempre que no abusemos en tramos muy ondulados.

Y llegamos al capítulo de las ruedas con sus peculiares medidas. Lo cierto es que a ritmo “bobber” van muy bien, el inconveniente es que como el conjunto de la moto se defiende a alto nivel, queremos ir más allá, pero no hay que preocuparse porque cuando intentamos sobrepasar sus límites y podríamos empezar a experimentar problemas, los “hierros” de la moto arrastran sobre el asfalto y se encargan de recordarnos la filosofía de esta Bobber. ¡Qué bien pensado!

Triumph Bonneville Bobber



CONCLUSIÓN

No me cabe duda que esta Triumph Bonneville Bobber es un auténtico capricho, dirigida a aquellos aficionados genuinos y auténticos que quieren una moto en estado puro, en esencia y fabricación. La Bobber es pura artesanía que prescinde de todo lo superfluo, como hemos dicho, hasta del posible acompañante. Es una moto para disfrutarla solo. Además es una estupenda base de partida para personalizaciones y preparaciones ya que, aparte de la iniciativa y el ingenio de cada cual, Triumph pone a disposición de sus usuarios un extenso catalogo de piezas y accesorios de una calidad excepcional.

En breve estará disponible en los concesionarios de la marca en cuatro colores, el Jet Black (negro), el Morello Red (granate), el Ironside mate (gris mate) y el bicolor verde ingles/crema, a un precio de partida de 12.900 euros.



Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Javier Ortega
Diciembre 2016

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar