Presentación TRIUMPH THRUXTON R

CAFÉ RACER DEL SIGLO XXI

El trabajo que ha hecho Triumph con la Thruxton 2016 es simplemente sensacional, acreditando el autentico espíritu de las “Café Racer” con una moto de aspecto impresionante, líneas puras y limpias de una genuina deportiva británica, que además me ha demostrado unas aptitudes dinámicas verdaderamente sorprendentes

 

Tal vez muchos de vosotros os preguntareis ¿que diablos es una Café Racer?, seguramente nunca habréis oído hablar de ellas, y ahora con toda esta parafernalia heritage, o retro, o clásica, esta volviendo a escucharse ese término. Te diré que las motocicletas Café Racer son de un estilo que apareció en la década de los '50, producto de la cultura Rocker del momento e impulsada por motoristas que personalizaban sus motos realzando su carácter e imagen sport. Recortaban la carrocería, instalaban asientos mono-plaza terminados en un colín redondo que denominaban “estilo bala” como el de las motos de competición, manillares bajos de dos piezas, estriberas más altas y retrasadas, pequeños carenados que cubrían el faro, buscando más eficacia aerodinámica sin importarles la comodidad. Todo esto lo hacían sobres sus motos normales, las monocilíndricas o bicilíndricas británicas, Triumph, Norton, BSA, Vincent, Velocette, Royal Enfield...

Las Triumph dominaban muchas competiciones de la época y marcaron el hito de superar por primera vez los 160 km/h de media (100 millas) en el TT de la isla de Man, e inspiraron a toda una generación de “café racers” que se extendieron a las décadas de los '60 y '70, construyendo personalizaciones tomando como base motos de la marca. Las Thruxton que nosotros conocemos las podemos considerar como las deportivas de la familia Bonneville y esa denominación “Thruxton” nace de las legendarias carreras de resistencia de 500 millas, que se llevaban a cabo en el emblemático circuito inglés del mismo nombre, construido como tantos otros, alrededor de una base aérea militar, tras la segunda Guerra Mundial, en el condado de Hampshire (Inglaterra).

Triumph Thruxton R

 

THRUXTON 2016

Las nuevas Thruxton/R son los modelos deportivos de la nueva familia Bonneville. Técnicamente no tiene nada que ver con la antigua Thruxton 900, aunque se ha intentado mantener las líneas maestras de su diseño, conservado elementos como las llantas de radios, la forma exterior del motor, aletas, linea de escapes... la realidad es que es una moto absolutamente nueva que no tiene nada que ver con la anterior.

El motor parte de la base de la nueva familia Bonneville T120, que denominan “High Torque”, un bicilíndrico Twin (paralelo) de 1.200 cc con 8 válvulas y un solo árbol de levas en cabeza que ya viene homologado para cumplir la normativa Euro 4. Pero han realizado una preparación en fábrica aligerando el cigüeñal, aumentando la relación de compresión y algunos otros retoques internos para darle ese carácter más deportivo con una respuesta directa e instantánea y una subida de vueltas más rápida. La potencia máxima se ha incrementado de 80 CV a 97 CV (17 CV más) y la cifra de par de 105Nm a 112 Nm. Sigue llevando las bielas caladas a 270º en el cigüeñal, para conseguir esa entrega potencia plana y constante que ofrece este tipo de configuración.

La refrigeración ha pasado a ser líquida, algo casi imprescindible en motos de alta cilindrada para poder cumplir las restricciones de la normativa Euro4. La verdad es que el resultado es un funcionamiento fino y silencioso porque la cámara de agua también actúa como aislante de ruidos mecánicos. Y los hombres de Triumph han conseguido nuevamente realizar el milagro de disimular perfectamente radiador, manguitos y sistema de inyección, para mantener su estética, con más merito si cabe en este caso por tratarse de una deportiva. De hecho, fijándonos en detalles, parece que lleva los genuinos carburadores Amal con cuba integrada y el filtro de aire de cartucho detrás de ellos.

Triumph Thruxton R

Pero todo es un decorado que esconde un moderno sistema de inyección electrónica y la antigua caja de herramientas que ahora oficia de caja de admisión (es donde va el verdadero filtro de aire). Los cilindros y culata mantienen sus aletas de refrigeración para cumplir una doble misión, primero mantener su estética retro y luego ayudar el radiador en su misión de enfriar el propulsor.

Las diferencias entre la Thruxton base y la R es solo de calidad de componentes y algunos detalles de terminación, sobre todo a nivel de suspensiones monta una horquilla invertida Showa de última generación con barras de gran diámetro (BPF) y los amortiguadores traseros son Öhlins con depósito de gas integrado. Las pinzas de freno delanteras son Brembo monobloque también de última generación y viene de serie con neumáticos Pirelli Diablo Rosso Corsa. Cuesta 14.900 euros puesta en la calle, 2.000 euros más cara que la básica.



¿UNA DEPORTIVA DE ANTES? !DE ESO NADA¡

En la presentación internacional por tierras portuguesas, he podido constatar en un recorrido muy pintoresco por todo tipo de carreteras y trazados, principalmente tortuosos, como va esta nueva Thruxton. Bueno, en realidad solo he probado la versión “R”, la más especializada y mejor dotada de componentes, y si te he de ser sincero, me he quedado con la boca abierta. ¡Como se maneja, como anda, como frena y como se sujeta! No hay duda que es una “café racer”, pero no de los años '50, '60 o '70 ¡de eso nada! Su físico está logradísimo, no hay duda que es una Thruxton, pero da la sensación que se ha pasado una buena temporada en el gimnasio. Su aspecto es más musculoso, con mejor tipo y han cambiado sus cotas y geometrías por la de una deportiva actual. Con respecto a su antecesora, es mas corta, con menos distancia entre ejes, un poquito más baja, más ligera (de 205 a 203 kg), las ruedas con llantas de radios son más anchas, la delantera ha perdido una pulgada en su diámetro (utiliza 17” en lugar de 18”), el avance es menor (de 97 a 92 mm), el ángulo de dirección más cerrado, (de 27º a 23º) y el reparto de pesos lo han adelantado.

Triumph Thruxton R

¿Que quiere decir todo esto? Pues que a pesar de su conseguidísimo aspecto retro, sus medidas son las de una sport actual y se comporta como tal. Si a esto le sumamos el aumento de cilindrada del motor (de 865 a 1.200 cc), el incremento de potencia (de 70 a 97 CV) y de para motor (de 69 a 112 Nm), tenemos una moto que en comportamiento y prestaciones, no tiene nada que ver con la Thruxton 900. Solo coinciden en el nombre y en la filosofía “café racer”. Y te diré más, Triumph es la primera marca que ha desarrollado una auténtica “café racer” de alta cilindrada con tecnología, comportamiento y prestaciones de moto de hoy, lista para superar la estricta normativa Euro 4.

Recuadro de equipamiento de serie en la Thruxton y Thruxton R:

ABS: El sistema de antibloqueo de frenos 

Acelerador electrónicoMejora la respuesta y el tacto del acelerador.

Control de tracciónAprovechando el sistema de acelerador electrónico, incluye un sistema de control de tracción desconectable que ofrece una mayor confianza y seguridad.

Embrague antirreboteEl sistema anti-rebote, o de deslizamiento limitado, del embrague evita bloqueos de la rueda trasera en reducciones apuradas, hay que ejercer menos presión sobre la maneta y aporta un tacto más suave.

Tres modos de conducciónLos modos de conducción seleccionables Road, Rain y Sport vinculados al sistema de acelerador electrónico ofrecen un mayor control y seguridad según las circunstancias y, en el modo Sport, una respuesta más inmediata del acelerador.

Luz diurna (DRL) de LEDEl faro delantero con luz diurna (DRL) de LED ofrece un patrón de luz característico y único; potente y eficiente para garantizar la durabilidad a largo plazo. 

Triumph Thruxton R

Faro trasero de LEDLa incorporación del LED en la trasera de inspiración clásica combina eficiencia de consumo con un toque de estilo en su característico patrón de iluminación trasera, con la luz del portamatrícula integrada.

Toma de corriente USBSe ha incluido una toma USB bajo el asiento para recargar  dispositivos electrónicos.

Inmovilizador de motorUn transpondedor integrado en la llave evita tentaciones a los amigos de lo ajeno.

Panel de dos esferasEl panel presenta dos relojes integrados (velocímetro y tacómetro) con bonitas esferas en 3D que incorporan de forma ingeniosa un amplio sistema de menús digitales.

Piña de mandosFacilita el acceso a las funciones clave del panel.

La Thruxton y Thruxton R presentan un depósito de combustible con tapón de estilo Monza abatible, retrovisores en los extremos del manillar y basculante de aluminio muy ligero. La R también incluye gran cantidad de detalles de calidad superior como la tija superior con acabado pulido, la correa de aluminio en el depósito y el basculante de aluminio anodizado.



KITS DE FÁBRICA

Para su personalización Triumph ha creado tres kits que pueden ser el perfecto punto de partida para que sus futuros propietarios diseñen su moto o den rienda suelta a su imaginación:

KIT "TRACK RACER"

El kit "Track Racer", aporta toques deportivos a la Thruxton o la Thruxton R, ya que presenta numerosos accesorios inspirados en la competición:

  • Carenado frontal
  • Tapa de colín pintada a juego con la moto
  • Asiento de estilo bala
  • Semi-manillares más bajos
  • Kit de desmontaje del guardabarros trasero con faro
  • Silenciosos desmontables de Vance & Hines 
  • Correa del depósito en cuero

Triumph Thruxton "Track Racer"

KIT "CAFÉ RACER"

Aporta todo el estilo café racer a la Thruxton y Thruxton R con los siguientes accesorios:

  • Kit de desmontaje del guardabarros trasero con faro
  • Silenciosos desmontables de Vance&Hines 
  • Tapa de colín pintada a juego con la moto
  • Protectores de goma para las rodillas característicos de Triumph 
  • Correa del depósito en cuero

Triumph Thruxton "Café Racer"

Hay que tener en cuenta que la comercialización y la homologación de los silenciosos de Vance&Hines, los kits de desmontaje del guardabarros trasero y los intermitentes se rige según la normativa específica de cada territorio.

KIT DE CARRERAS DE ALTO RENDIMIENTO PARA LA THRUXTON R

El kit "Factory Race", diseñado y desarrollado específicamente para su uso en competición y carreras en circuito cerrado, llevará el rendimiento del motor de la Thruxton R a un nivel más alto, con más potencia, par y menor peso del conjunto. Incluye:

  • Colectores de acero inoxidable sin catalizador
  • Silenciosos de acero inoxidable abiertos con dB killer extraíble
  • Kit de árbol de levas con especificaciones de competición
  • Filtro de aire lavable de competición
  • Semi-manillares


Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Triumph
Marzo 2016

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar