Prueba TOYOTA AURIS 120T Feel!

MEJORAS A MITAD DE VIDAD

El Toyota Auris ha recibido una actualización que le ha hecho mejorar y ser más competitivo de cara a sus rivales. Además de la estética se han realizado algunos ajustes de la suspensión, retoques en la dirección y una ligera actualización de su estilo que aunque sutil es bienvenida. Por otro lado sus rivales también se han ido renovando por lo que al menos, esta leve mejora, le ha servido para mantenerse en una posición estable en medio de los modelos de su clase

  

ACTUALIZACIÓN GENERAL

Desde que la segunda generación del Toyota Auris del año 2012, se han producido paralelamente una actualización conjunta de todos sus rivales. Todos ellos han jugado la baza de cilindradas de pequeño cubicaje, estilos más atrevidos y mayor equipamiento interior. Toyota le ha concedido al Auris una puesta al día en medio de su ciclo de vida obligado porque rivales como el Ford Focus, Hyundai i30 o SEAT León entre otros muchos, se han renovado por completo para seguir peleando por la hegemonía dentro del reñido mercado de los compactos.

En Toyota también se han sumado a esta nueva tendencia de utilizar cilindradas pequeñas por lo que han añadido un nuevo motor diesel 1.6 de 110 caballos y origen BMW junto con un nuevo motor turbo de gasolina y 1.2 litros de cilindrada. Este último es el que nos hemos traído a la sección de pruebas de ARPEM para someterlo a examen. Además de este nuevo motor, el Auris ha recibido algún ligero retoque estético en forma de paragolpes delantero y trasero rediseñados que le hacen parecer más bajo y ancho. Los faros delanteros incorporan nuevas luces led-día y en la parte trasera los pilotos se vuelven más oscuros. El exterior es uno de los puntos fuertes que también se han retocado en el Auris, por lo que han tratado de modificarlo para hacerlo más elegante y moderno.

Toyota Auris



MODELOS Y VERSIONES

El Auris se puede elegir con dos carrocerías, berlina de cinco puertas y familiar (Touring Sports). En cuanto a las mecánicas está disponible con dos motores diesel, 90D y 115D, y una variante gasolina, el 120T de 116 caballos. Todos ellos con caja de cambios manual de seis velocidades. También existe una variante híbrida de 136 caballos con una caja de cambios automática CVT. Se comercializa con cuatro acabados diferentes: Active, Business, Feel! y Advance. La unidad de pruebas corresponde al acabado Feel! 

El precio de partida de este modelo es de 18.150 euros. A este precio hay que añadir los siguientes elementos opcionales: pintura metalizada, Toyota Safety Sense (Control inteligente de luces de carretera, Sistema de seguridad precolisión, reconocimiento de señales de tráfico, avisador de cambio involuntario de carril), Pack Skyview (techo panorámico), Toyota Touch&Go (sistema de navegación, Conectividad Bluetooth avanzada y acceso a Apps). El precio final de esta unidad de pruebas con todos los descuentos promocionales aplicados es de 20.650 euros. Existe un Toyota Auris desde 15.500 euros.

Toyota Auris



INTERIORES

La mayoría de las superficies superiores del salpicadero están acabadas en materiales suaves al tacto que se sienten agradables en el día a día. El diseño del salpicadero, muy alto, envuelve a los dos pasajeros delanteros en un “muro” elevado de plástico, en su mayoría de buena calidad. Se escapa algún detalle en el brazo central del volante, como por ejemplo una pieza de plástico duro y poco agradable al tacto que desentona un poco con los buenos acabados generales. Una nueva pantalla táctil de siete pulgadas, que es de serie para todos los acabados, se une a otro pequeño display entre velocímetro y cuentavueltas para ofrecer un sinfín de información al conductor. La calidad de construcción se ha mejorado también pero va a la zaga de, por ejemplo, los modelos del Grupo Volkswagen. La pantalla táctil y el menú de funcionamiento no son tan intuitivos y fáciles de manejar como por ejemplo lo es en un SEAT León. La pantalla es grande y clara, pero a veces es lenta para responder a los comandos, al menos en términos de comparación con otros rivales. El maletero tiene una capacidad correcta pero algo justa en comparación con sus rivales, son 350 litros con todos los asientos en su sitio que aumentan hasta los 1200 litros si se pliegan los traseros. En este formato la superficie de carga que queda es completamente plana a diferencia de su rival de SEAT. La visibilidad panorámica es aceptable, no sobresaliente. Los montantes del parabrisas delantero y los pilares trasero bastante gruesos y limitan un poco la visibilidad.

Toyota Auris



EN CARRETERA

Una de las mejoras más palpables es el nuevo motor 1.2T 116 que sustituye al anterior de 132 caballos. Esta nueva unidad es más pequeña y menos potente que el anterior pero en cuanto a sensaciones y agrado de conducción, la nueva mecánica se lleva el gato al agua. Esta sensación se ve reforzada por un tiempo de respuesta, de cero a 100 kilómetros/hora de 10,1 segundos, ofrece una suave pero contundente entrega de potencia y lo mejor de todo es que el consumo  y las emisiones se reducen considerablemente.

Ponerlo en marcha es toda una sorpresa ya que el silencio es la nota más predominante. Al ralentí también destaca su falta de vibraciones y escaso ruido, habituados a los traqueteos de la mayoría de coches diesel de pruebas que pasan por nuestras manos, es gratificante de vez en cuando, saborear el sutil ronroneo de una mecánica de gasolina bien afinada. Me ha parecido más suave y menos sonoro que, por ejemplo, el Ford Focus y su EcoBoost. No es tan impactante en los primeros metros, pero el ritmo de subida de vueltas y el empuje es tan fuerte y flexible como uno se esperaría de una mecánica turbo de cuatro cilindros. Y todo ello a pesar de una caja de cambios un poco torpe que resta efectividad a esta brillante mecánica. Si se mantienen las revoluciones entre 1.500 y 4.000, las maniobras de adelantamiento son muy fáciles. Si dejamos que el motor decaiga por debajo de este rango de revoluciones, tendremos que juguetear con la caja de cambios para mantener vivo su impulso.

Toyota Auris

La nueva configuración de la dirección ofrece mejores sensaciones al volante, sobre todo comparado con el Auris saliente. Los nuevos amortiguadores, proporcionan una sujeción de la carrocería aceptable y una comodidad bastante acorde con la filosofía del modelo. Esto quiere decir que no es un deportivo y que si decidimos forzar los apoyos en curva, el Auris tiene una clara tendencia a inclinarse, pero lo hace de manera controlada y siempre mantiene una nobleza que transmite confianza. Otra de las mejoras importantes que añade el Auris es Toyota Safety Sense. Un nuevo conjunto de tecnologías de seguridad activa (incluyendo cámaras, radares y sensores) diseñados para prevenir o minimizar el impacto de una colisión al ser capaz de detectar otros vehículos y frenar el coche de forma automática si el conductor no responde con suficiente rapidez.



CONSUMOS REALES DURANTE LA PRUEBA

Los consumos oficiales para el Auris 120T me parecieron al principio bastante optimistas. Sin embargo durante la prueba hemos llegado a lograr cifras de consumo realmente contenidas. En autopista y circulando a 120 kilómetros/hora de media, el consumo fue de 6,5 litros/kilómetros. En ciudad, la cifra más habitual fue de 7 litros/100 kilómetros, la cifra mínima conseguida durante la prueba fue de 5,4 litros realizando una conducción muy relajada (no más de 100 kilómetros/hora) con el fin de ver hasta donde era capaz de llegar el consumo mínimo. Y aunque en algunos momentos puntuales llegamos a conseguir 4,8 litros/100 kilómetros, fue a costa de circular a velocidad extremadamente reducida e irreal para un uso realista.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL TOYOTA AURIS?

En nuestro comparador de seguros, a la fecha que se ha realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Toyota Auris 120T Feel!, tomando como referencia un mujer de 35 años casada, con 13 de antigüedad de carné, que vive en Madrid, deja el coche en un garaje individual y recorre hasta 15.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a terceros ampliado, es Generali con un precio de 231 €.



RIVALES Y CONCLUSIONES

Esta nueva mecánica del Auris y el resto de la gama no son emocionantes por prestaciones pero si fiables y con una reputación contrastada a través de los años. Si bien es un coche capaz en muchas áreas no es excepcional en otras. Toyota ha hecho una serie de revisiones y mejoras en el coche en varios frentes: estéticos, mecánicos y dinámicos para que a mitad de su vida comercial, el Auris pueda mantenerse dignamente como una opción seria.

Toyota Auris

El motor 1.2 Turbo es totalmente nuevo y permite al Auris batallar con el Ford Focus 1.0 EcoBoost, el SEAT León 1.2 TSI y el Peugeot 308 1.2 e-THP en, más o menos, igualdad de condiciones. Toyota ha optado por un bloque de cuatro cilindros y eso significa que es notablemente más tranquilo y progresivo desde pocas revoluciones que las unidades de tres cilindros de Focus y 308. Además, aunque no sea tan parco en consumos como un Auris diesel, no está lejos de él, es más barato de comprar y mejora claramente por prestaciones a este.

En términos generales esta mecánica de gasolina, 1.2T, ofrece la mejor combinación entre coste, refinamiento, rendimiento y agrado de uso dentro de su propia gama. Sin embargo los rivales juegan duro en este segmento y modelos como el SEAT León, Ford Focus o Peugeot 308 son alternativas muy tentadoras que ponen difícil al Auris el situarse a la cabeza de la categoría.



A favor

- Diseño (afilado y limpio los nuevos retoques hacen del coche la mejor evolución del Auris hasta el momento)

- Suspensión (es confortable y mima a los pasajeros aunque no es propicia para conducción deportiva, la filosofía del modelo tampoco busca esos extremos)

- Motor 1.2T (me ha gustado bastante su respuesta a cualquier régimen, es perfecto para viajar y los consumos, si se conduce con calma, pueden llegar a ser muy parcos)

En contra

- Acabados (son muy buenos en general, pero puntualmente se encuentran algunos plásticos duros que desmerecen para un coche de su nivel)

- Gama mecánica (es bastante escasa y aunque las variedades mecánicas que se ofrecen están bastante bien posicionadas, la variedad de elección sigue siendo pobre)

- Cambio automático (no existe posibilidad de elegir un cambio automático salvo en la versión híbrida, y en este caso se trata de un CVT, menos eficaz que los de doble embrague)

Prueba y Redacción: Miguel A. Corcuera
Fotos: Alex Blanco
Enero 2016

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar