coches  
 
     

 

   

 

PEUGEOT 206 CC

 

No es un roadster... ni lo necesita, es un utilitario pequeño en tamaño y grande en prestaciones, con muy buena estabilidad y con todo aquello que precisa un coche de hoy, y con la ventaja de disponer de un convertible en cada semáforo que nos apetezca, disfrutando de las libertad que ello nos brinda y el aislamiento que nos confiere el coche en si.

Su nivel de ruido es comparable al de un utilitario cualquiera, ni mas ni menos, aunque pocos utilitarios nos permitan ir a mas de 200 con la facilidad que este lo hace.

Sus "gruñidos" que se mitigan una vez capotado conforme hacemos kilómetros, sin llegar a desaparecer no molestan, al menos no mas de lo que molesta el ruido del motor o el propio de rodadura que se cuela por el maletero y desde el vano delantero. Su acabado a nivel de ajuste de puertas y ruidos de aire bajos idóneo, aún yendo con mucho aire exterior, no llega a ser excesivamente molesto, aunque no permite cruceros soportados por encima de 150 km/h de forma continuada, como el motor no solo consiente sino que hace difícil llevarlos mas bajos, el murmullo continuo termina cansando en recorridos superiores a 400 km.

Curiosamente el lado del conductor es mas ruidoso sobretodo a nivel aerodinámico que el del acompañante sin llegar a exceder lo propio de un coche de similar tamaño y sin la posibilidad de descapotar.

Direcciones demasiado rápida, lo que hace sus movimientos muy sensibles al volante, cosa que obliga a una atención desmedida circulando en altas velocidad, su aplomo digno de un compacto de 4 metros.

El cambio de lo peor en cuanto a mecánica, la segunda llega a resistirse en el cambio una vez nos confiamos, impropio hasta de un utilitario de hoy día, la conducción de la horquilla no es limpia y hay que ir a buscarla en muchas ocasiones, los recorridos largos y desprovistos del suficiente aislamiento, tosca y poco rápida, aún así, los desarrollos son adecuados y con la capacidad de empuje del motor plenamente adaptados a peso y potencia.

Los asientos idóneos para tallas pequeñas dejan demasiado descubiertos los hombros en tallas medias lo que genera cansancio en la espalda con el paso de los kilómetros, mejor es del acompañante que el del conductor, el acompañanta a nivel de espacio ruido y posición curiosamente esta mejor cuidado como si el conductor tuviera suficiente con los que lleva entre manos.

Mandos de radio al volante perfectos, multiplexado tremendamente lento, al tocar el claxon, siempre parece que ha pitado otro y el tuyo no funciona, encendido de luces y ráfagas igual de poco conseguido, por lo demás bien, debería haber mas coordinación...por ejemplo al descapotar automáticamente debería pasar a modo eco el climatizador.

La guantera, perfecta, caben de sobra dos fundas de gafas, una cámara de video domestica( si, la de equipaje), una de fotos las dos gorras obligadas, varios compac un mapa de carreteras y aún sobra sitios por si se quiere llevar uno o dos botes de bebida, multitud de huecos donde dejar cosas en el coche.

El coche está pensado al igual que su hermanos cerrados para el sexo femenino, de hecho si es una mujer la que se pone al volante, aún podría aprovecharse para introducir a un niño en los asientos posteriores ( yo entraba aunque con las rodillas demasiado forzadas, pero sin llegar a tocar el cristal trasero) eso si, lo vertical de los respaldo posteriores y su poco espacio no permite, que dichos desplazamientos se exceda de unos pocos kilómetros, el asiento del acompañante admite sin demasiadas estrecheces a una adulto de talla media y un niño o mujer en el posterior, en las misma circunstancia de recorrido esporádicos y cortos, habitualmente en configuración dos plazas el espacio de adelante es similar a la versión cerrada con mucha amplitud en todos los sentidos, la maniobra de entrada y salida no exige ningún esfuerzo ( en los asientos delanteros) a diferencia de los roadster del mercado con la capota puesta, dentro la sensación es similar a la de un utilitario, incluso con el techo quitado esta no llega a cambiar debido a la altura del coche, lo que para alguno será una ventaja y para otros NO.

La posibilidad de pasar de coche abierto a cerrado en cada semáforo, es increíble, aparte de la limpieza en su desarrollo y lo impresionante de la maniobra, la versatilidad que esto da no es comparable a nada, pasar de la mayor libertar imaginable en un coche al aislamiento mas conseguido (incluso superior a un coche normalmente cerrado) no tiene precio. La visibilidad hacia el exterior es PERFECTA la proximidad de la luneta y su gran tamaño nos hace disponer de mayor superficie de visibilidad incluso mayor que en el resto de modelos del mercado normalmente cerrados.

Es mas viendo lo que ofrece nos hace dudar, como no se hacen mas coches así.

El consumo sin ser alto no es reducido la media de los 1400 km: 8,8

Primeros 65 km carretera secundaria 92 de media 120 de crucero 7,5

Siguientes hasta a crucero de 140 / 150 puntas de 170 y algún adelantamiento a 200 sube el consumo a 8,4 l/100 km

Resto de kilómetros en urbano el consumo se va a 8,6

Vuelta a cruceros de 150 / 170 mucho aire de frente consumo total sube a 8,8 m los últimos 65 km carretera secundaria descapotado crucero de 90 km/h rebaja el consumo total a 8,7 muy bueno a mis ojos, considerando que no ha sido en búsqueda de bajo consumo, en el ultimo repostaje, depuse de hacer los 65 km a crucero de 90 km/h, el ordenador arrojo una autonomía de 700 km, para un tanque de 45 litros no está mal.

 

Marcas y modelos

 

     
  Asesoría técnica  
     

 

seguros coche          seguros de coche

 

aseguradoras coches          comparativas seguro coche