Prueba SYM SYMPHONY ST 125

“SYMPLEMENTE” ESTUPENDA

El Symphony ST pertenece al segmento de scooter rueda alta, es decir de 16 pulgadas y en honor a la verdad hay que reconocer que en estos últimos años la marca taiwanesa ha evolucionado en dos aspectos fundamentales para los mercados europeos: su calidad de ejecución y su moderno diseño

 

SYM se encuentra actualmente entre los diez principales fabricantes de motocicletas del mundo. Desde que nació en 1954 (cumplió el pasado año su 60 aniversario), se ha consolidado como una marca de referencia con productos de inmejorable relación calidad/precio.

El Symphony casi lo podemos considerar como algo más que un modelo, se ha convertido en una familia ya que este nuevo ST se une al S y SR existentes, los sobrepasa y se sitúa en la cabeza de la pirámide como tope de esta mini-gama. En principio, sigue fielmente la estela del Honda Scoopy pero al estilo taiwanes, es decir con un precio mucho más aquilatado, aunque también es verdad que el motor va refrigerado por aire mientras que en el japonés va refrigerado por agua.

SYM Symphony ST 125

Este modelo ST ha dado un importante salto cualitativo y en lo que se refiere al motor es totalmente nuevo, de dimensiones internas diferentes, empleando “carrera larga”, es decir, tiene menos diámetro de pistón que carrera, con el fin de favorecer su funcionamiento a bajo y medio régimen. También ha crecido el tamaño del bastidor, con una distancia entre ejes algo mayor, para mejorar su habitabilidad y va cubierto por una carrocería totalmente renovada. Además ha crecido igualmente el hueco bajo el asiento, cabe perfectamente un casco integral, muy de agradecer en este tipo de scooters de rueda alta que deja poco sitio en esa zona. En cuanto a seguridad incorpora iluminación de LED, con luz frontal de posición de 9 diodos blancos integrada con los indicadores de dirección delanteros y el piloto trasero se agrupa en una matriz de 24 diodos en un solo conjunto óptico con los intermitentes. El cuadro de instrumentos es nuevo, muy completo y se puede configurar en dos opciones, aunque la realidad es que durante el día no se ve nada bien, algo que los hombres de SYM nos han prometido solucionar. Es completamente digital y permite elegir entre visualizar la velocidad o el régimen de giro del motor en una esfera que parece analógica o en un par de dígitos grandes. Personalmente me gusta más llevar el cuentarrevoluciones en la esfera y la velocidad en los dígitos. 

Como buenos detalles de calidad me gustaría destacar la enorme guantera tras el escudo frontal con toma de corriente de 12V. También incorpora otros elementos tradicionales de la marca como el interruptor para cortar la batería y alimentación eléctrica, es una tecla que está bajo el asiento y puede hacer las veces de antirrobo y de cortacorriente si vamos a dejar la moto aparcada durante una buena temporada.

SYM Symphony ST 125

SU MECÁNICA

El Symphony ST apuesta por una fórmula sencilla, fiable y con un mantenimiento escaso. Pero seguro que te preguntarás ¿qué aporta el ST con respecto a sus versiones más baratas S y SR? Estos también argumentan plataforma plana, rueda alta y espacio bajo el asiento para un casco integral. Si es cierto, pero el S tiene un diseño más retro y el SR es de aspecto más deportivo. Este ST (Sport Tourer) es el mejor pertrechado para luchar contra el scooter rey de la rueda alta, por su nueva presentación, prestaciones superiores, terminaciones y apariencia más cuidada.

Los hombres de SYM se han estrujado los sesos y han llegado a la conclusión de que para conseguir sus objetivos, lo mejor era decantarse por un motor refrigerado por aire y alimentado por carburador. Esto puede parecer algo retrógrado, pero han logrado afinarlo al máximo para que luche con lo más granado de la categoría en prestaciones y suavidad de funcionamiento. En cuanto a sus emisiones y homologación, gracias al empleo de una válvula de retorno de aire fresco en la culata, el Symphony ST consigue cumplir no solo con la exigente normativa actual Euro3, sino también con la futura Euro4, con lo que seguirá totalmente vigente durante mucho tiempo.

SYM Symphony ST 125

Para recordar cómo es su motor (ya lo comentamos en la presentación del modelo el pasado mes de marzo) se trata de un monocilíndrico refrigerado por aire con ventilación forzada por una turbina, cubica 124,6 cc, de ciclo cuatro tiempos, que se alimenta a través de un sencillo carburador. Ha variado sus cotas y como te he dicho, ahora tiene más carrera que diámetro (52,4 X 57,8), para favorecer su funcionamiento a bajo y medio régimen. Rinde una potencia máxima de 10 CV a 8.500 rpm y un par motor de 8,6 Nm a 6.500 rpm, con un consumo homologado de 38,8 km por litro de combustible o lo que es lo mismo 2,6 litros a los 100 km. Lleva arranque eléctrico, pero también encontramos una palanca de arranque a la antigua usanza, muy útil si nos quedamos algún día sin batería. La transmisión es automática con variador, bien calibrada con un nuevo compuesto elástico en los rodillos y también en el diseño de la correa de la transmisión que hace que todo funcione de manera más suave, precisa y con menos vibraciones. Su progresividad y desarrollo han sido calculados para proporcionar una salida de los semáforos briosa y una velocidad punta que ronda los 100 km/h reales.

También la parte ciclo ha sido creada a propósito para este modelo, ahora es un poco más largo entre ejes y lo han reforzado en sus partes vitales para mejorar la rigidez del conjunto, sin renunciar a tener el suelo plano, un argumento fundamental para todo scooter urbano que se precie. Y no solo por la comodidad al subir y bajarse del scooter, también porque aumenta en gran medida su capacidad de carga, ya que permite transportar objetos de buen tamaño, sin demasiada dificultad.

SYM Symphony ST 125

Las suspensiones se componen de horquilla convencional delante y doble amortiguador trasero, estos últimos regulables en pre-carga de muelle. El mullido del asiento es bastante duro, eso es debido al escaso grosor del espumado, es un poco el precio que hay que pagar para tener hueco grande debajo sin renunciar a la rueda trasera de 16 pulgadas y sin tener mucha altura al suelo.

Los frenos son otro de los aspectos en los que se ha notado la mejora respecto de los hermanos Symphony más económicos. El disco delantero ondulado de 260 mm va mordido por una pinza de doble pistón que funciona de maravilla, potente y con buen tacto. El disco trasero es de 240, también rebosa potencia, incluso debemos tener más precaución, pues puede bloquear la rueda con cierta facilidad. No lleva ABS y no está disponible como opción.



NOS METEMOS EN FAENA

No sé si recordarás que el día de su presentación en Barcelona nos hizo un tiempo de perros, diluviando sin parar, apenas pude probar nada excepto que la Symphony es perfectamente estanca al agua. No obstante me causó buena impresión, por eso tenía ganas de probarla más a fondo.

En principio te puedo asegurar que sus prestaciones no defraudan teniendo en cuenta el segmento al que pertenece, alcanza con cierta facilidad los 100 km/h reales de velocidad punta y su sistema de transmisión (embrague centrífugo y variador) está muy bien calibrado, le permite subir de vueltas con rapidez, proporciona buenas aceleraciones saliendo desde parado y lo mejor son unas recuperaciones brillantes.

Por su parte el bastidor no desentona, va sobrado, pisa con aplomo y las ruedas de 16 pulgadas siempre dan más confianza a la hora de tumbar y frenar que las típicas ruedas de scooter de diámetro más pequeño. Además tampoco afectan mucho en su radio de giro (aunque lógicamente con una rueda de 10 pulgadas giras en una moneda de diez céntimos), esta Symphony se encuentra como pez en el agua moviéndose entre los coches por el caótico trafico madrileño. La respuesta al acelerador es inmediata y su ventaja aumenta con respecto a otro tipo de scooter cuando las condiciones del firme y sus circunstancias empeoran. La rueda alta es una gozada en baches, adoquines, grietas, vías de tranvía, subiendo bordillos o cualquier otro “obstáculo natural” que te puedas encontrar por nuestras calles.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL SYM SYMPHONY ST 125?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar la SYM Symphony ST 125, tomando como referencia una mujer de 30 años divorcidada, con 6 de antigüedad de carné, que vive en Gerona, guarda la moto en garaje comunitario y recorre hasta 4.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a terceros ampliados, es Peris - Generali con un precio de 190 € y con una calidad en la póliza de 4.45.

SYM Symphony ST 125



CONCLUSIÓN

Sin duda que la ciudad es su hábitat natural, pero eso no quiere decir que no puedas salir de excursión a recorrer los virajes de tus carreteras comarcales favoritas, solo que si vives en una gran ciudad, deberás tener un poco de calma hasta llegar a ellas. SYM continúa evolucionando y mejorando sus modelos para hacerlos cada vez más competitivos y de mejor calidad en términos absolutos, al mismo tiempo que se afana por ofrecer precios también muy competitivos y como dice un amigo mío parece haber encontrado la fórmula mágica de ofrecer mucho por muy poco. Todo es nuevo y mejorado en este Symphony ST, con el aliciente añadido de un precio casi sin rival teniendo en cuenta la calidad que ofrece, 2.199 euros que además incluye, por cuenta de SYM España, una ampliación de la garantía hasta ¡5 años!.

Equipamiento probador:
Casco: Shark RaceR Pro
Botas: BMW airflow
Guantes: Rainers Road
Chaqueta: Rainers Kentucky
Pantalón: Axo Denim 

SYM Symphony ST 125



A favor

- Sin duda su relación calidad/precio.

En contra

- La iluminación del cuadro de instrumentos.

Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Javier Ortega
Julio 2015

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar