Prueba SSANGYONG TIVOLI
D16T 4x2 Limited

EL ENCANTO DE LO DISTINTO

Es un coche singular y que asegura una cierta exclusividad. El motor turbodiésel es temperamental a la vieja usanza y le otorga un nivel de prestaciones correcto. Y el habitáculo y el maletero son amplios. Además el precio es ajustado y tiene 5 años de garantía. Interesante, ¿verdad?

  

NO PASA DESAPERCIBIDO

Tiene una estética singular. De esas que te gusta o la odias. Por tamaño, potencia y asimilación estética se puede encuadrar entre los todocaminos pequeños. Pero también lo podemos posicionar junto al Kia Soul, un coche sin la menor pretensión campestre y que, como sucede con el Tivoli, dispone de muchas posibilidades de personalización estética, bien mediante pinturas bitono, con adhesivos, o combinando las dos cosas. El caso es no pasar desapercibido.



HABITÁCULO AMPLIO, PRÁCTICO Y BIEN TERMINADO

El habitáculo resulta más convencional que la estética exterior. Está correctamente terminado con un salpicadero de plástico parcialmente blando y ajustes correctos que dan sensación de solidez.

SsangYong Tivoli

También lo podemos considerar amplio para el tamaño del coche y cuatro adultos se alojan confortablemente con sitio suficiente para las piernas detrás. Un quinto pasajero también cabe pero el espacio a lo ancho ya resulta un poco justo y el mullido del asiento es algo mas duro en la plaza central. En cambio, como el túnel central es muy bajo no molesta para colocar las piernas.

Otra particularidad del interior son los muchos sitios que hay para guardar cosas, como el situado en el salpicadero por encima de la guantera, o las amplias bolsas de las cuatro puertas donde incluso se pueden alojar botellas de litro y medio. En cambio se echan en falta las bolsas de detrás de los respaldos delanteros, sustituidas por unos cordones mucho menos prácticos.

Nos ha sorprendido también, que para abrir las puertas desde el interior, primero sea necesario quitar el seguro, realizando dos maniobras que no aportan ni comodidad ni seguridad (en el caso de tener que salir rápidamente del coche).



PUESTO DE CONDUCCIÓN MEJORABLE

Los asientos delanteros son cómodos aunque no sujetan suficientemente el cuerpo en las curvas, sobre todo la banqueta, y el puesto de conducción tiene algunas sombras. Porque el volante solo se regula en altura y para llegar a él hay que poner el respaldo bastante vertical. Y entonces el reposacabezas (que solo se regula en altura) “sobresale” en exceso y molesta a la cabeza. Para evitar esa incomodidad durante la prueba lo hemos tenido que posicionar muy alto perdiendo por lo tanto una parte de la función de seguridad para la que esta pensado. A su vez, al realizar los cambio de marcha a las velocidades pares es fácil que el codo tropiece con el descansabrazos.

SsangYong Tivoli

También sorprenden los pequeños botones de la consola central (manejo del climatizador, ordenador de a bordo, etc.) porque se accionan con más facilidad de noche cuando están iluminados. En cambio, los botones de la pantalla central donde se maneja el navegador o el equipo de música si son grandes y cuenta además con una pantalla táctil muy práctica.

Respecto a la instrumentación, informa de lo justo y necesario, con el velocímetro y el cuentarrevoluciones en formato analógico, y la temperatura del motor y el nivel del deposito en formato digital y muy pequeños.



MALETERO GRANDE

El maletero del Tivoli es uno de los más espaciosos de la categoría. Declara 423 litros de capacidad y cuenta con cortinilla cubreequipaje. También hay soporte para colocar una bandeja-suelo en una altura superior pero la unidad de pruebas no la tenía. Es una opción de 150 € y lleva aparejado un cofre que se posiciona debajo de la misma. El problema de parcializar el maletero con esta opción es que se pierde mucha capacidad.

Como es habitual, los respaldos traseros se pueden plegar en dos partes asimétricas 60/40 para aumentar el espacio de carga, pero dejan un escalón. Escalón que evita la opción mencionada con anterioridad. Y bajo la moqueta se aloja una rueda de repuesto de emergencia.

SsangYong Tivoli



MOTOR CON TEMPERAMENTO

El Turbodiésel del Tivoli es un 1.6 litros que rinde 115 caballos. Una mecánica muy temperamental en su zona baja y media, que empieza a empujar ya a 1.500 revoluciones y que responde con mucha inmediatez a los requerimientos del acelerador. Es la consecuencia del contundente empuje del turbo lo que le procura además una buena cifra de par (300 Nm). Sin embargo, no “estira” y a partir de 3.000 rpm empieza a perder empuje para “plantarse” en cuanto la aguja del cuentavueltas señala las 4.000 vueltas.

En conjunto se comporta como los primeros TDI que salieron al mercado: Mucho temperamento e inmediatez de respuesta en un arco de funcionamiento corto. Ahora con las normas anticontaminación acosando, los motores tienen respuestas más pausadas pero alcanzan regimenes de giro más elevados. Para los que gustan de una conducción ágil, los primeros son más gratificantes.

El cambio de marchas de seis velocidades secunda adecuadamente al motor con desarrollos adecuados y casi hasta cortos para lo que hoy se estila. Lo que no nos ha gustado es el tacto algo tosco de la palanca que además en nuestra unidad de pruebas se mostraba reacia a insertar la 1ª velocidad.

SsangYong Tivoli



PRESTACIONES Y CONSUMOS

Con una mecánica como la que hemos descrito, las sensaciones de conducción son las de estar al volante de un coche ágil. La marca no facilita la cifra oficial de aceleración de 0 a 100 km/h que debe de estar cerca de los 10 segundos, pero tanto acelerando como recuperando se percibe como un coche con un nivel de prestaciones bueno para el rango de potencia que declara. En consecuencia se puede viajar con desahogo y realizando cambios de ritmo (adelantamientos, incorporaciones a autopistas, etc.) con suficiente rapidez y seguridad.

Respecto a los consumos, nos ha gastado un mínimo de 6 litros en condiciones favorables de tráfico, orografía fácil de la carretera y ritmo moderado de circulación. En un uso más plural con carreteras de todo tipo y también ciudad, el consumo se ha mantenido entre los 7 y los 8 litros. Por cierto, no dispone de sistema Stop/Start que atenúe el consumo en ciudad. Lo que más nos ha sorprendido es que no se dispara el consumo cuando se practica una conducción muy exigente (aprovechando las aceleraciones en zonas de muchas curvas), ya que en esas circunstancias el ordenador de a bordo solo indicaba cifras que merodeaban los 10 litros.



COMPORTAMIENTO BUENO EN BUEN ASFALTO

El Tivoli tiene unas suspensiones con muelles tirando a firmes que le aseguran una estabilidad correcta con pocas inclinaciones de carrocería a la hora de afrontar las curvas. Además cuenta con un equipo generoso de ruedas donde las llantas son de 18 pulgadas y los neumáticos 215/45R18 pero con goma de no mucha adherencia. En consecuencia tiene unas reacciones muy previsibles y se maneja con facilidad en cualquier tipo de carretera. Si además el asfalto esta en buenas condiciones y hay curvas, hasta destacaría por la buena agilidad que muestra.

SsangYong Tivoli

Sin embargo, en asfaltos irregulares puede ser un poco “saltarín” y pierde eficacia porque a la amortiguación le falta la misma proporcionalidad de firmeza que tienen los muelles. En esas circunstancias también pierde algo de confort.

La dirección la hemos encontrado muy lenta (hay que girar mucho el volante en los cambios de dirección). Y se pueden seleccionar tres niveles de firmeza de la asistencia eléctrica (Comfort, Normal y Sport). Sin embargo no se notan tanto como sería deseable porque están muy próximos entre sí y ni en Comfort resulta especialmente suave, ni en Sport se percibe dura.

Respecto a los frenos cumplen su cometido sin alardes: Tiene un tacto correcto, las deceleraciones no son muy contundentes, pero la resistencia a la fatiga en caso de utilización intensiva es más que suficiente.

Mencionar también en este apartado del comportamiento que el Tivoli no tiene ninguna etiqueta en la carrocería donde informe de la presión de los neumáticos. Y cuando hemos recurrido al manual de uso y mantenimiento hemos constatado dos cosas: La primera, que la presión viene indicada en PSI en lugar de Bares como es habitual en España; lo que no parece muy adecuado porque se presta a confusión y porque la mayoría de manómetros de las gasolineras solo indican la presión en Bares. Y la segunda, que el manual tiene una traducción pésima al castellano.



RIVALES

Una legión de rivales tiene el Tivoli. De ellos el más barato es el Dacia Duster, un “low cost” muy vistoso pero justo de equipamiento. Tiene 109 caballos y los precios arrancan en 15.080 €. El Kia Soul es un modelo más elaborado, tiene 128 cv y está disponible desde 15.957 €, aunque su estética puede no vincularse a la de un todocaminos y el maletero es pequeño.

SsangYong Tivoli

El Tivoli también tiene un precio contenido ya que con el acabado Premium cuesta 18.000 € y con el Limited que probamos sube a los 20.000 €.

Entre esos dos niveles de precio encontramos muchos rivales con motores de entre 105 y 120 caballos. A saber: Suzuki Vitara, Fiat 500X, Suzuki S-Cross, Nissan Juke, Mitsubishi ASX y Mazda CX-3.

Con tarifas superiores pero sin alcanzar los 21.000 € están los Renault Captur, Jeep Renegade y Peugeot 2008. Y superando esa tarifa aparecen coches del mismo perfil pero algo más sofisticados, como los Citroën C4 Aircross, Honda HR-V, Opel Mokka (136 cv) o el Skoda Yeti, todos dentro del mismo rango de potencia de los enumerados con anterioridad.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL SSANGYONG TIVOLI?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que se ha realizado esta prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el SsangYong Tivoli D16T 4x2 Limited, tomando como referencia una mujer de 25 años soltera, con 7 de antigüedad de carné, que vive en Malaga, deja el coche en la calle y recorre hasta 12.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece mejor relación calidad-precio para un seguro a todo riesgo con franquicia de 300 €, es Génesis con un precio anual de 454 €. Mientras que la compañía que ofrece un precio más barato con una franquicia de 600 € es Direct con un precio anual de 374 €.

SsangYong Tivoli



CONCLUSIÓN

El Tivoli es un coche singular. Tanto por la estética como por las posibilidades de personalización. Cuenta con un habitáculo amplio y suficientemente confortable, y un maletero muy capaz y de los mejores de la categoría. La mecánica responde con una buena dosis de temperamento, consume lo justo y las prestaciones son correctas y hasta con un punto de agilidad. El comportamiento es sano, aunque va mucho mejor cuando el asfalto esta en buen estado que cuando se deteriora, ya que ahí pierde algo de eficacia y de confort. El precio a pagar es ajustado y hasta se podría decir que es barato para lo que ofrece. Además tiene 5 años de garantía, algo que solo ofrece Hyundai y que exclusivamente supera Kia con sus 7 años de garantía.



A favor

- 5 años de garantía (de las mejores del mercado. Solo Hyundai lo iguala y Kia lo supera con sus siete años)

- Habitáculo y maletero (los dos destacan por su amplitud. El segundo es de los más capaces de la categoría)

- Posibilidades de personalización (Con pinturas bitono, con adhesivos o con las dos cosas a la vez)

- Precio (tiene un precio bajo para lo que ofrece y es uno de los más baratos de la categoría)

En contra

- Puesto de conducción (volante no regulable en profundidad, reposabrazos que molesta al cambiar, pero sobre todo, el reposacabezas es muy prominente y obliga a “soluciones de emergencia” que minimizan su función.)

- Suspensiones en firmes irregulares (pierden eficacia haciendo al coche un poco “saltarín” y disminuyendo el confort)

- Dirección (es lenta y las posibles regulaciones de la asistencia aportan poco porque no están muy diferenciadas)

- Palanca de cambios (podría ser sólo la unidad de pruebas pero el tacto era algo tosco y costaba insertar la 1ª velocidad)

Prueba y Redacción: Luis Villamil
Fotos: Alex Blanco
Febrero 2016

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar