comparador seguros coche
MAPFRE

Aumenta la frecuencia de siniestros por robo de scooters en el año 2010

Última actualización: 01/10/2011

  • El colectivo de motoristas es uno de los más afectados por el robo de vehículos.

En 2010 se mantiene estable el robo de motocicletas pero aumenta significativamente la frecuencia de siniestros por robo en scooters, más de un 10 por ciento que en el año 2009, según un estudio realizado por Mapfre Familiar sobre el sector y su cartera de clientes con seguros de moto, que asciende a cerca de 700.000.

El estudio muestra también que en verano, con un aumento significativo del número de motos en circulación, se produce el mayor pico de siniestralidad por robo. Además, en esta época del año la moto también se utiliza más para realizar trayectos cortos por la ciudad, la playa, etc., y es precisamente en paradas de corta duración cuando se incrementa la sustracción de este tipo de vehículos, coincidiendo con una mayor relajación en la aplicación de medidas de seguridad por parte de los usuarios.

El coste medio de un siniestro por robo ha aumentado en los últimos años y actualmente es el segundo más caro para las aseguradoras del ramo de Automóviles. En Mapfre, la indemnización media por siniestro de robo supera los 4.000 euros, una cifra importante si se tiene en cuenta que se puede contratar un seguro de motos con cobertura de robo desde 200 euros, junto a otras garantías. En los seguros de moto, la cobertura de robo contempla la indemnización correspondiente por la desaparición del vehículo, y hace frente a los desperfectos derivados de un intento frustrado.

Los siniestros de robo declarados en Mapfre el año pasado, sólo llegaron a recuperarse cerca del 10 por ciento de las motos, frente al 20 por ciento de recuperación que se logra en el conjunto de vehículos. En motos, la precaución y la instalación de sistemas antirrobo disminuye también la probabilidad de sufrir este incidente. Por ello, se recomienda, por ejemplo, aparcar la moto en un garaje, siempre que sea posible, o dejarla en lugares concurridos e iluminados de la vía pública para dificultar la manipulación; personalizar la moto con el número de bastidor en algunas de las piezas; anclar la motocicleta desde su chasis o sus ruedas al suelo o a algún elemento fijo; colocarla lo más alejada posible de la calzada, siempre en zonas habilitadas, y usar antirrobos con cerraduras de alta seguridad. Es importante tener en cuenta que la colocación de los sistemas antirrobo en la motocicleta debe impedir el movimiento de la misma y dificultar el acceso directo de cualquier elemento que pueda romper el sistema antirrobo, como una radial, una cizalla o un martillo.

En 2009 Mapfre incorpora a su gama de seguros la póliza “eBike10”, el primer seguro de motos en España que incluye la instalación de un dispositivo electrónico de seguridad, para localizar el vehículo en caso de robo. Gracias a “eBike10”, cuando el cliente comunica el robo, se activa la función que permite, sólo en este caso, conocer la posición exacta del vehículo por cartografía a tiempo real e informar a las autoridades para recuperarlo. Este dispositivo se activa también de forma automática en casos de accidente, permitiendo enviar asistencia urgente al motorista si fuera necesario, lo que aumenta la seguridad.

Recomendaciones de Mapfre para prevenir el robo de tu moto

El buen tiempo favorece el número de motos en circulación y el disfrute de la pasión por el mundo de las dos ruedas: quedadas de moteros, rutas turísticas, evitar atascos, es el medio de transporte más utilizado por los más jóvenes en la época estival, etc.

En especial, aumenta su uso para realizar trayectos cortos por la cuidad o ciertas actividades rutinarias como hacer una gestión en el banco, una parada para comprar el periódico o recoger algo en casa, sentarse a tomar un café en una terraza, ir a la playa, etc. Es en estas ocasiones cuando Mapfre recomienda extremar la precaución, tomar ciertas medidas de seguridad y siempre proteger la moto con sistemas antirrobo, aunque la parada sea corta.

Atención a las paradas de corta duración

Ante todo, la prevención es el primer paso para evitar el robo de nuestra moto. Aplicar el sentido común y acostumbrarnos a tomar una serie de medidas de seguridad son esenciales para evitarnos disgustos.

Aparcar la moto lo más alejado de la calzada y siempre en zonas habilitadas, para evitar que la carguen en una furgoneta o camión, dejarla en lugares concurridos e iluminados de la vía pública para dificultar la manipulación, anclarla siempre desde su chasis o sus ruedas al suelo o a algún elemento fijo y usar antirrobos con cerraduras de alta seguridad, son actos que minimizan las probabilidades de robo y hurto.

También, a la hora de dejarla aparcada durante varias horas, Mapfre recomienda, por ejemplo, aparcar la moto en un garaje, y en la medida de lo posible vigilado, situarla entre una pared y un coche para impedir el fácil acceso, utilizar candados en U con alarma incluida y colocarlo abrazando dos palos de la horquilla y la radio de una rueda, colocando en la otra rueda un freno de disco.

Es importante tener en cuenta que la colocación de los sistemas antirrobo en la moto debe impedir el movimiento de la misma y dificultar el acceso directo de cualquier elemento que pueda romper el sistema antirrobo, como una radial, una cizalla o un martillo.

Además, no es recomendable dejar guardados los papeles dentro la moto, ya que facilita su falsificación a los delincuentes, se aconseja cubrirla con una funda para que no esté tan expuesta y facilite la valoración de su valor y utilizar un corta-corrientes que impida al ladrón arrancar la moto y escapar con ella.

Motos de gran cilindrada y alto valor

Por otro lado, de los siniestros de robo declarados en Mapfre el año pasado, sólo llegaron a recuperarse cerca del 10 por ciento de las motos. Por este motivo, recuerda que existen otras medidas cuyo objetivo cosiste en recuperarlas lo antes posible, evitar el desguace de sus piezas y su posterior venta, que llega incluso a traspasar nuestras fronteras.

Son las destinadas principalmente a motocicletas nuevas, de alto valor y las de gran cilindrada, las más atractivas para la comisión de este tipo de delitos. Entre ellas, se encuentran algunas como personalizar la moto con el número de bastidor en las principales piezas o la instalación de sistemas GPS de localización de motos robadas, ya que el tiempo resulta clave para lograr el éxito en la recuperación de los vehículos robados.

En este sentido, en el año 2009, Mapfre puso en marcha una iniciativa pionera aún en el mercado asegurador español, incluyendo no sólo un sistema de localización en su Seguro de Motos eBIKE10, sino incorporando también un servicio de recuperación de la moto robada y un sistema de asistencia urgente en caso de accidente, que contribuye a aumentar la seguridad del motorista de forma integral. Gracias a “eBike10”, cuando el cliente comunica el robo, y bajo petición, desde Mapfre se activa la función que permite conocer la posición exacta del vehículo por cartografía a tiempo real e informar a las autoridades para que recuperen la motocicleta.

Otras recomendaciones

Además de estas recomendaciones generales, el Centro de Experimentación y Seguridad Vial Mapfre (CESVIMAP), aporta otros consejos a tener en cuenta a la hora de elegir un buen sistema antirrobo:

  • Los antirrobos mecánicos más resistentes suelen ser los arcos (de diferentes tamaños), que también se comercializan con alarma incorporada.
  • Los antirrobos deben ser blindados, con aceros especiales de alta resistencia y con cerraduras de alta seguridad.
  • Las cerraduras más difícilmente vulnerables que se pueden encontrar en antirrobos de motocicletas son las blindadas, que tienen el sistema de cierre en posición frontal, que disponen de llaves tubulares con un elevado número de tallados, con sistemas internos de bolas de acero y cuerpo de acero especial anti-taladro y antiganzúa.
  • Deben utilizarse sistemas antirrobo de alta protección, resistentes a las altas temperaturas, a los productos químicos corrosivos, a los impactos y a los esfuerzos extremos de cortadura.

Por último, Rubén Aparicio, Gerente Adjunto de CESVIMAP recomienda “utilizar el máximo número de sistemas antirrobo simultáneamente, siempre, cada vez que estacionemos la motocicleta, pues en muchas ocasiones las motos se roban por “exceso de confianza” de sus dueños, en desplazamientos rutinarios a lugares muy controlados (el propio garaje, la puerta de casa o del trabajo, un recado en ciudad, etc.), que llevan al propietario a no adoptar todas las medidas de protección posibles”.

01 de Octubre de 2011
www.arpem.com

USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar