comparador seguros coche
Direct

Causas que provocan la asistencia de la grúa en España

Última actualización: 01/04/2014

Un estudio realizado por Direct, ha identificado las principales causas que provocan la asistencia de la grúa en nuestro país. El informe destaca que las averías mecánicas y los problemas de neumáticos son los principales detonantes de su intervención. En concreto, estos dos incidentes provocan el 89% de las asistencias, muy lejos de los accidentes de tráfico, que sólo representan el 9% de las llamadas.

Se han analizado 124.532 casos y se han detectado los problemas más frecuentes que llevan a los conductores españoles a necesitar la asistencia de su seguro: Averías mecánicas (79%), Neumáticos (10%), Accidentes (9%), Llaves (1%) y Robo (1%).

Sin duda el arranque (51%) y la batería (48%) suponen la casi totalidad de los fallos por averías mecánicas, mientras que dentro del grupo de neumáticos, los principales motivos son pinchazos (80%) y reventones de ruedas (20%).

Por último, las colisiones entre vehículos (59%) y las salidas de vía (15%) son algunas de las causas principales, mientras que la pérdida de llaves y los daños por intento de robo del vehículo suponen un pequeño porcentaje (2%) del total de llamadas a la grúa.

Consejos para evitar una llamada a la grúa

Mantenimiento de la batería

  • Si tenemos acceso a los vasos, revisar el nivel de los mismos rellenando en caso necesario sólo con agua destilada.
  • Observar la batería, para verificar que sus paredes no están abombadas.
  • Antes de detener el motor apagar todos los servicios eléctricos, como el aire acondicionado, las luces, tanto interiores, como exteriores y desconectar cualquier elemento de las tomas de corriente o del mechero. Así evitaremos que al arrancar, antes de la puesta en marcha, la batería reciba una descarga brusca por tener todos esos elementos conectados.
  • Arrancar siempre con el embrague pisado a fondo para evitar que el motor deba arrastrar todos los piñones de la caja de cambios.
  • Llevar a cabo una carga lenta de al menos 8 horas una vez al año.
  • En vehículos de uso esporádico arrancar el motor y mantenerlo en marcha al menos 10 minutos una vez cada 3 o 4 días.

Mantenimiento de los neumáticos

  • Revisar las presiones al menos una vez al mes y adaptarlas a la carga que vamos a llevar en cada circunstancia.
  • Revisar los flancos para verificar que no hay cortes o desperfectos que puedan provocar un reventón a alta velocidad.
  • Revisar la profundidad del dibujo cada dos meses y verificar que el desgaste es uniforme en toda la banda de rodadura.
  • No aparcar con las ruedas giradas contra el bordillo para evitar que el coche se mueva. Dejar la rueda a unos milímetros del bordillo e inmovilizar el coche con el freno de mano.
  • A partir de los 5 años llevar el coche a un servicio oficial de la marca de neumáticos para que verifiquen su estado de conservación.
  • Las presiones se comprueban siempre en frío, es decir, con el coche a la sombra y tras al menos una hora de estar detenido.

01 de Abril de 2014
www.arpem.com

USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar