comparador seguros coche

Daños propios

Pólizas a todo riesgo

CONCEPTO

El objetivo de esta cobertura es conseguir que el asegurado reciba una indemnización cuando ocurren, necesaria y conjuntamente, estas circunstancias:

  • Se producen daños en el propio vehículo (que bien puede ser desde golpearse con una farola a colisionar contra otro coche, o bien sufrir ralladuras o la rotura de un retrovisor, o rozar con una columna del garaje).
  • No existe culpable tercero que asuma la culpa.
  • Los daños del vehículo no son imputables a otra cobertura.

Por lo tanto, estamos ante una cobertura que cubre un bien MATERIAL, y para más especificación, el VEHÍCULO PROPIO, y SOLO a él.

Si bien el punto 1 y 2 no tienen más dificultades de comprensión, sí que puede existir confusión en el punto 3. Por ello, antes de entrar en más detalles acerca de la cobertura de daños propios, conviene distinguirla de otras como puede ser el robo, incendio, etc.

Ejemplo: Supongamos que alguien intenta robar el coche o algo de dentro del coche, para lo cual fuerza la cerradura, o rompen la puerta, o un cristal, o destrozan el salpicadero para robar el radioCD, etc.

En este caso, se han producido daños en el vehículo, y así mismo, no tenemos tercero culpable.

No obstante, la reparación del vehículo no irá con cargo a la cobertura de daños propios, sino a la cobertura de robo, ya que los daños producidos han sido causados por el intento de robo.

Por ello, si, en el ejemplo que se indica, el usuario no tiene contratado en su póliza la cobertura de daños propios, no debe preocuparse, ya que la cobertura del robo debe reparar los daños causados en el vehículo.

El mismo ejemplo anterior es aplicable en caso de incendio o lunas. Es decir, que si se quema una rueda del coche o se rompe un cristal y no se sabe quien ha sido el autor, esto se cubre con las coberturas de incendio y lunas, y no con la de daños propios.

LA LETRA PEQUEÑA

Pero una vez definido el concepto, lo interesante es mirar la LETRA PEQUEÑA, más que nada para evitar sobresaltos. Y más vale encontrar la sorpresa ahora que cuando se haya consumado el daño propio. Así pues, es interesante saber cómo funciona la póliza frente a casos como:

Daños propios de accesorios de serie

Se trata de accesorios que el coche trae de origen, como pueden ser un volante, un asiento, un intermitente, unas ruedas…

En principio, en estos casos, si quedan destrozados después de un siniestro, se indemnizará a VALOR A NUEVO SIEMPRE, y con independencia de la antigüedad del vehículo, es decir, si queda destrozado el motor del coche (por decir una exageración), la compañía comprará un motor nuevo y lo montará.

Un caso típico son determinadas piezas de serie que llevan los vehículos y que se tratan de manera especial por las compañías, como son:

  • Las ruedas: si solo ellas quedan destrozadas ¿cuál es la indemnización?. Unas compañías darán el valor a nuevo, es decir, comprarán la llanta y el neumático NUEVOS. Sin embargo, esta no es la práctica común, sino que muchas compañías opinan que el neumático, en el momento del siniestro, posiblemente estaba ya desgastado, y por tanto SÓLO pagan una parte de dicho neumático, por ejemplo, el 80%.

Hay otras compañías que SOLO cubren los neumáticos en el caso de que exista colisión con otro vehículo, y esté identificado.

¿por qué estas limitaciones?: Muy sencillo, hay determinados asegurados que usan métodos fraudulentos: Ejemplo: suponga que tiene ya los neumáticos delanteros muy desgastados, y finge un accidente contra un bordillo con el objetivo de que le pague dos neumáticos NUEVOS.

  • Otros elementos sujetos a desgaste: aunque no es muy común, lo cierto es que hay compañías que NO pagan el valor a nuevo de elementos sujetos a desgaste, como puede ser un tubo de escape, catalizador, etc.

Así mismo, conviene llamar la atención a muchos conductores que deciden "tunnear" su vehículo, y ponen unos neumáticos más anchos, mejores, es decir, MÁS caros, o bien, un tubo de escape especial. En caso de siniestro, la compañía indemnizará con arreglo a la medida y calidad del neumático de origen, o con el tubo de escape de origen, y no con respecto al que nosotros hemos puesto con posterioridad, salvo que se declare su valor en las Condiciones Particulares del seguro, como se indica en el siguiente apartado.

Accesorios NO de serie

Se trata de los accesorios que cumplen uno de estos requisitos:

  • Se paga un suplemento por ellos a la hora de comprar el coche.
  • Se instalan en el coche con posterioridad a su compra.

Para que estos accesorios estén cubiertos en un accidente, además de tener contratada dicha cobertura, deberán ir especificados detalladamente (es decir, tipo de accesorio y PRECIO) en las Condiciones Particulares de la póliza.

Si no se hace así, en caso de siniestro de algún accesorio NO de serie, la compañía NO pagará absolutamente ninguna indemnización. Si bien es cierto que determinadas compañías, aunque no se declaren dichos accesorios, SI que los cubren, hasta una cierta cantidad de dinero, por ejemplo, hasta 300, 500, 1000 euros...

Por último, es necesario hacer una matización muy importante, sobre cómo detallar el accesorio NO de serie en las Condiciones particulares, ya que:

  1. Si se hace figurar un valor del accesorio inferior al que en realidad tiene, el usuario estará pagando menos dinero por asegurarlo, pero en caso de robo, la compañía abonará como tope, dicho valor, y no el que en realidad cuesta. Es lo que se llama INFRASEGURO.
  2. Por el contrario, si se "infla" el valor del accesorio, es decir, que se asegura por un precio más elevado del que en realidad cuesta, resultará que se está pagando más por el seguro, y además, si se produce el robo, la aseguradora no pagará ese "sobre-valor", sino sólo el real. Es lo que se llama SOBRESEGURO.

Es decir, respecto a los accesorios NO de serie, , es muy conveniente poner en la póliza EL PRECIO JUSTO. Esto no ocurre con los accesorios de serie, ya que dichos accesorios están incluidos en el precio total del coche al comprarlo.

Pérdida total del coche

Si bien hasta ahora se ha tratado de conocer cuando y cómo las aseguradoras indemnizan al usuario en los casos en que después de una accidente una parte del vehículo del vehículo queda dañada, la siguiente cuestión es saber cuánto pagarán si TODO el coche queda dañado, es decir, en el caso de Siniestro Total.

Sin duda, este aspecto es el MÁS importante de esta cobertura, ya que puede haber diferencias desde unos cientos de euros, a unos cientos de miles de euros según la compañía de que se trate.

Por lo tanto, la siguiente misión es mirar detenidamente la letra pequeña y saber con qué cantidad indemnizará la compañía en caso de pérdida total.

La práctica habitual en las mejores compañías es la indemnización a Valor a nuevo si el vehículo tiene menos de dos años de antigüedad, aunque también hay compañías (las peores) que desde el primer día ofrecen el Valor venal.

Una vez transcurridos ese primer o segundo año, es práctica habitual de algunas compañías basar las indemnizaciones en el valor venal, otras con el Valor venal mejorado. Pero como en todos los apartados, cada compañía es un mundo, y por tanto, habrá que mirar la póliza en concreto para saber que es lo que tiene, ya que incluso, dentro de la misma compañía, según de qué póliza se trate, puede que el primer año sea a valor a nuevo, o a valor venal.

Sin duda alguna, si un usuario quiere conocer las ventajas y los inconvenientes de tener un seguro barato/caro, esta es una buena referencia para ver la causa de los precios de las pólizas.

Daños atmosféricos

Suponga que deja aparcado el coche en la calle, y una tormenta de granizo produce desperfectos en el techo y capó del coche.

Hay compañías que SI cubren los desperfectos por fenómenos meteorológicos, sin embargo, hay otras que NO lo cubre.

Daños en equipajes

Hasta hace poco casi ninguna compañía cubría los posibles daños en equipajes o elementos personales, como puede ser un abrigo, una maleta. No obstante, las mejores compañías han incluido esta cobertura en sus pólizas.

Ahora bien, lo que suelen hacer es poner limitaciones. Por ejemplo, indemnizar HASTA una cierta cantidad de dinero por siniestro, por ejemplo 300, 500, 1500 euros.

Una indicación para saber si se trata de una buena compañía es ver si cubren este apartado, ya que pocas compañías lo hacen.

Daños en vías no aptas

Existen usuarios que utilizan el vehículo para realizar excursiones por el campo. Sin embargo, circular por un camino, o por la playa, NO está contemplado como una vía ''legal'' de circulación, y por tanto, en teoría, NO es posible circular. Por lo tanto, la GRAN MAYORÍA de las compañías excluyen los daños producidos cuando se producen fuera de vías legales de la circulación.

Ejemplo: Supongamos que nos vamos a parar un día al campo, nos metemos por un camino y… chocamos contra un ''árbol''. En este caso muchas compañías NO indemnizarían, ya que un camino no es una vía apta para la circulación, y por tanto, no es posible llegar a donde se incendió el coche legalmente.

Franquicia

La aplicación de franquicias (es decir, deducir X euros del importe de la indemnización que nos corresponde) en la cobertura de daños propios es un uso muy extendido, y todas las compañías tienen esta opción. Debido a la extensión de dicho concepto, lo hemos desarrollado aparte (pulse aquí).

Hoy en día los seguros a todo riesgo con franquicia están mucho mas extendidos que los que no tienen franquicia. El motivo es muy simple, y es que contratando una franquicia se consigue reducir el precio a pagar significativamente.

CONSEJOS

  1. Los accesorios no de serie son aconsejables asegurarlos, ya que su precio en el seguro es poco respecto al precio del seguro del resto del vehículo, y sobre todo, respecto a la tranquilidad que ofrecen, ya que es habitual que a dichos accesorios se les tenga especial apego (llantas, asientos de cuero...), y no es lo mismo cobrar la indemnización para comprar un coche con climatizador que sin el.
  2. Esta cobertura es cara contratarla, pero aún así, podría ser aconsejable en los siguiente casos:
  • Para vehículos nuevos, y dos/tres años.
  • Para personas a las que su coche les sea imprescindible en su vida laboral/particular y no dispongan de medios para adquirir otro vehículo en caso de siniestro total. Aunque un concepto entra en contradicción con el otro, es decir, si no se dispone de medios para comprar un vehículo, puede que tampoco se tengan medios para pagar un seguro tan caro.
  • Personas "conflictivas" que normalmente hacen uso de la cobertura de daños propios porque suelen tener bastantes accidentes. Aunque ello también supondrá un valor excesivo, ya que dichas personas no poseen bonificación.

ACLARACIÓN: Lo que no cubre

Queremos concluir este apartado con la indicación de lo que NUNCA va a cubrir esta cobertura.

Muchas veces se piensa que por tener contratado "daños propios" se genera el derecho a que arreglen el coche por todos los conceptos, desde los desperfectos originados en un accidente, hasta incluso el gripaje del motor. Y esto es debido fundamentalmente porque al contratar esta cobertura las compañías nos lo adornan con la bonitas palabras de "Ha contratado usted un seguro a TODO RIESGO".

Bien, pues nada más lejos de la realidad. Las averías del vehículo que NO han sido causadas por un accidente, NUNCA se cubren.

Ejemplo: Se supone que se gripa el motor en plena conducción, y como consecuencia de ello ocurre un accidente y el coche precisa una buena reparación de chapa y pintura.

En este caso, SI se tiene derecho a la reparación del vehículo, ya que el daño causado en el coche ha sido por un accidente, y no hay tercero culpable.

 

Sin embargo, si en ese mismo caso, el conductor consigue controlar el vehículo y no sucede el accidente, entonces los únicos daños son el gripaje del motor, en tal caso, la reparación del mismo será por cuenta del usuario, ya que el daño sufrido NO ha sido por causa de un accidente.

UNA COBERTURA CARA

Es una de las coberturas mas caras de contratar, porque supone que el seguro es ''a todo riesgo''.

Es buena ''moralmente'', ya que si la tenemos contratada podemos ir tranquilos, porque sabemos que tenemos asegurado el bien que tanto trabajo nos ha costado pagar.

Por ejemplo, es mas cara contratar la Responsabilidad Civil Obligatoria, y sin embargo, con ella el usuario se libra de pagar indemnizaciones incluso de millones de euros, mientras que con los daños propios como máximo conseguirá el valor del vehículo (en el mejor de los casos).

Es mas cara que la cobertura de robo o de incendio, y sin embargo, como máximo se podrá conseguir lo mismo que con estas dos coberturas, es decir, que en caso de robo del coche, o que se incendie totalmente, que sería lo mismo que tener "siniestro total".

Es bastante mas cara que el seguro del conductor, y en cambio, mientras que una cobertura se preocupa de la vida del asegurado (que es mucho mas importante) la otra se ocupa de un bien material, que muchas veces casi ni llega a la indemnización que corresponde al seguro del conductor.

Sin embargo, después de todo lo dicho, es la cobertura que TODO EL MUNDO quiere o desea tener, porque supone la tranquilidad de tener garantizado el capital invertido en el coche.

Para todas las dudas y consultas que tengas sobre el seguro de tu coche o moto, contáctanos a través del correo [email protected]

USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar