Prueba RENAULT TALISMAN
1.6 dCi 160 cv EDC Zen

SALTO AL FUTURO

Llega cargado de novedades. Desde la estética, hasta el motor turbodiesel biturbo, pasando por la posibilidad de personalizar un sin fin de funciones. El Talisman ha relevado al Laguna pero en realidad parece haber subido dos peldaños respecto a su antecesor. Probamos el tope de gama con motorización diesel

  

ESTÉTICA Y PERSONALIZACIÓN

La estética del Talisman ya nos anuncia un coche con nuevos aires en Renault. Porque las líneas habitualmente conservadoras de sus automóviles han dejado paso en esta berlina a una modernidad pocas veces vista antes. Unas líneas que también transmiten una solidez que entronca con la de algunos competidores alemanes.

Sin embargo, lo que más nos ha llamado la atención, es las posibilidades de personalización que ofrece en una gran cantidad de usos y funciones del coche. Muchas de ellas se engloban en el sistema Multi-Sense y en lo concerniente al chasis, suspensiones y comportamiento ya hacemos referencia a ellas en el apartado específico.

Ahondando en lo dicho y a modo de ejemplos: el asiento nos puede “obsequiar” con tres tipos de masajes (tonificante, relajante o lumbar), que se pueden combinar con 5 velocidades de los mismos y otras tantas intensidades. También se pueden elegir cuatro diseños del cuadro de instrumentaciones, varios tipos de iluminación interior, etc.

Renault Talisman

A estas funciones se accede a través del sistema R-Link 2 y de la gran pantalla táctil central de 8,7 pulgadas que funciona como si fuera la de un teléfono iPhone.

Todo esto nos hacer plantearnos si resulta lógico que todas estas regulaciones se puedan hacer con el coche en movimiento, como es el caso. Nosotros creemos que no porque genera demasiados motivos para las distracciones.

También nos ha sorprendido negativamente, que en el navegador no podamos escoger la escala a voluntad, puesto que a los 14 segundos de variarla la vuelve a poner en uno de los tres modos predeterminados (cerca, normal, lejos).



HABITÁCULO ESPACIOSO Y BIEN PRESENTADO

En el habitáculo encontramos una presentación correcta, con acabados de buen nivel y recubrimientos que transmiten sensación de calidad. Ciertamente no llega al refinamiento de las berlinas alemanas más cualificadas pero se posiciona muy bien entre los fabricantes generalistas. Así, el salpicadero es de plástico blando y agradable al tacto y a la vista, y nuestra unidad contaba además con una franja en símil madera que tenia continuidad en las puertas delanteras.

También goza el Talisman de una buena habitabilidad. Tanto por el espacio para las piernas atrás como por la anchura disponible. De hecho, si no son muy corpulentos hasta puede acomodar a tres adultos en el asiento posterior. Ciertamente así disminuye el confort de todos porque al desplazarse a los laterales, se pierde comodidad por las formas del asiento. Y en la plaza central el mullido es agradable (mucho más de lo habitual) pero hay un túnel bajo pero muy ancho.

Renault Talisman

Las plazas delanteras cuentan con asientos amplios y confortables que además recogen bien el cuerpo en las curvas. También pueden tener calefacción, ventilación y hasta los masajes ya mencionados.

Respecto al puesto de conducción nos ha sorprendido la escasez de regulación longitudinal disponible para acercarse al volante. En consecuencia obliga a aproximarse a costa de levantar el asiento, por lo que no es posible para una persona de estatura media-baja ir cerca pero bajo.

En cualquier caso, estamos ante un coche confortable, que cuenta con unas suspensiones de buena absorción y con una insonorización del habitáculo correcta.



MALETERO AMPLIO PERO CON TRUCO

El maletero declara una capacidad oficial de 608 litros, pero ahí se incluye el hueco que deja libre la rueda de repuesto sustituida por un kit de reparación de pinchazos. Nuestra unidad traía una de emergencia (opción de 100 €), pero no tiene la misma altura (diámetro) de las ruedas de 18 pulgadas que montaba el coche, por lo que resulta doblemente insegura (por anchura y por altura) en caso de tener que usarla.

Sin el “truco” del espacio de la rueda (donde cabria una rueda normal) la capacidad del maletero sigue siendo buena: 515 litros. Es ancho y con mucho fondo pero un poco bajo y con una boca de carga que parece algo estrecha (en altura). Lástima de esa falta de recubrimiento en la zona superior que desluce la terminación.

Los respaldos del asiento posterior se pueden reclinar en dos partes asimétricas 60/40 para aumentar la capacidad de carga o transportar objetos largos. El suelo resultante no queda plano.

Renault Talisman



MOTOR BITURBO

El motor turbodiesel de este Talisman rinde 160 cv y es el más potente de la gama con ese tipo de combustible. Tiene sólo 1.600 cc de cilindrada cuando los rivales andan por los 2 litros, pero los complementa con dos turbocompresores. Uno actúa en la zona baja de revoluciones y el otro en la alta.

En la conducción no se percibe esta particularidad mecánica y ya en la zona de las 1.600-1.700 rpm se comienza a sentir un empuje consistente que no decae hasta que la aguja del cuentavueltas señala las 4.500 rpm. Sigue empujando hasta las 4.800 rpm donde el cambio automático de doble embrague pasa a la marcha superior si le estamos exigiendo a tope (acelerador a fondo). Pero no interesa apurar tanto porque la potencia máxima la entrega a 4.000 revoluciones y, en consecuencia, a partir de ahí decrece el empuje.

En cualquier caso, no es un motor rabioso y la entrega, tanto de los caballos como la del par, se siente muy lineal y la realiza con más progresividad que contundencia. De hecho, se echa en falta un poco más de inmediatez a la hora de responder a las solicitudes del acelerador.

Si a esto le sumamos que no llega ruido mecánico al habitáculo (y eso que en las múltiples personalizaciones se puede optar por “elegir” entre tres tipos de ruido artificial Off- Comfort- Sport), el resultado es que hay que mirar el cuentavueltas para saber a que régimen esta girando el motor.

Renault Talisman



CAMBIO AUTOMÁTICO DE DOBLE EMBRAGUE EDC

Renault denomina EDC a sus cambios automáticos de doble embrague. El de este Talisman tiene 6 velocidades y funciona con muchísima suavidad en el paso entre marchas. Tanta que hasta se podría echar en falta una cierta falta de contundencia en los “enclavamientos” de las velocidades. Sobre todo al reducir. Pero eso afectara solo a los conductores que demanden un tacto más deportivo y directo, que no serán mayoría.

Se puede manejar manualmente mediante el uso secuencial de la palanca, pero no tiene levas en el volante y es una pena. En cualquier caso y como es habitual, en uso manual “desobedece” cambiando a la marcha superior al llegar al tope de revoluciones y reduciendo al acelerar a fondo.



PRESTACIONES Y CONSUMOS, BIEN. AUTONOMÍA, MAL

El temperamento tranquilo del motor podría dar a entender que las prestaciones están en la misma línea. Sin embargo, corre más de lo que parece, tanto en aceleraciones como sobre todo en recuperaciones.

En las primeras solventa la aceleración de 0 a 100 km/h en 9,4 segundos, una cifra análoga a la de casi todos los competidores en el umbral de los 150 caballos. Y en las segundas le ayuda el cambio, que reduce si es necesario, pero donde también muestra una buena progresividad velocística. Se desenvuelve así, con mucha soltura en cualquier tipo de carretera; y con niveles de agilidad similares a los de sus rivales en zonas de curvas y/o de montaña.

Renault Talisman

También en consumos mantiene un nivel medio en relación a los rivales. Por autopista/autovía en condiciones favorables de trazado y a ritmos tranquilos hemos llegado a ver en el ordenador de a bordo un consumo de solo 5,5 litros. En un uso más global y con cierta agilidad de marcha, nos ha gastado entre 7 y 8 litros. Lo mismo que en ciudad donde cuenta con la ayuda del sistema Stop/Start. Alabar que tampoco se dispara en conducción muy exigente (estilo de conducción deportiva y/o subiendo puertos de montaña) donde extrañamente superara los 10 litros.

Lo que menos nos ha gustado es la autonomía. Porque un depósito de combustible de solo 52 litros resulta escaso y obliga a visitar con más frecuencia las gasolineras que con cualquier rival. Estos tienen al menos 10 litros más de capacidad.



LAS PERSONALIZACIONES Y EL 4CONTROL

Mediante el sistema Multi-Sense el Talisman permiten un nivel de personalización realmente minucioso para adecuarse a los gustos del conductor. En lo concerniente al chasis cuenta con cuatro modos predefinidos (Eco, Comfort, Neutral y Sport) que ya podría ser más que suficientes. Pero además hay otro denominado Personal donde se puede elegir: dureza de dirección y de amortiguación, respuesta del motor y del cambio, y funcionamiento del sistema 4Control (ruedas directrices traseras). Además de otras cosas como: confort térmico, diseño de la instrumentación, “intensidad” de sonido del motor, color e intensidad de la iluminación ambiente y función masaje en el asiento)

Respecto al sistema 4Control de ruedas posteriores directrices hay que decir que giran en sentido contrario a las delanteras hasta una velocidad de 50, 60 u 80 km/h dependiendo del programa de conducción seleccionado y hasta un maximo de 3,5 grados. Por encima de esas velocidades giran en el mismo sentido pero en menor medida. Se consigue así más estabilidad lineal a alta velocidad y menor radio de giro en las maniobras.

Renault Talisman

Traducido a la conducción, se siente una mayor inmediatez de respuesta del coche al girar el volante cuando abordamos curvas de baja velocidad. Y a su vez, un mayor aplomo cuando se circula a alta velocidad por una autopista (Sobre todo si es alemana, donde no hay límites de velocidad) y realizamos un cambio de carril. Por supuesto en las maniobras gira más y es más fácil evitar las columnas de los garajes angostos.

Al principio resulta un poco extraño y requiere un poco de adaptación. Porque en las maniobras de aparcamiento no se comporta de manera tradicional y nos obliga a “recalcular” en función de ese movimiento posterior que no esperamos. Y lo mismo sucede en las curvas a baja velocidad (por debajo de los valores mencionados) cuando las ruedas giran en el sentido contrario, ya que, instintivamente, tenderemos a girar más de lo que es necesario con este sistema. En cambio, a alta velocidad no se percibe su intervención.



COMPORTAMIENTO: AGILIDAD Y SEGURIDAD

Sea por los modos de personalización, por el sistema 4Control, o por el conjunto de todo, calidad de suspensiones incluidas; el hecho es que el Talisman tiene un aplomo en curva envidiable en cualquier tipo de carretera. Y da igual el programa de conducción seleccionado porque hasta en “Confort”, el más suave, da buena muestra de lo que decimos. En consecuencia se conduce con facilidad, tiene un agarre notable, más aun con los generosos neumáticos 245/45R18 de la unidad de pruebas, (los de serie son 225/55R17), y la seguridad esta salvaguardada por una electrónica que no permite “aventuras”. Y en este sentido nos ha parecido que, en ocasiones, llega a ser demasiado intrusiva, frenando el coche en exceso cuando apenas detecta una perdida de tracción.

Renault Talisman

Hasta ritmos medios, el tacto, el aplomo y la agilidad podríamos decir que tiene un cierto “talante GTI”. Pero si se aumenta el ritmo, sale a relucir la falta de “permisividad electrónica” y el Talisman se queda “solo” en berlina de tacto deportivo, que por otra parte, no es poco.

A su vez los frenos cumplen adecuadamente en las retenciones y no se fatigan con facilidad. Aunque el tacto del pedal no es siempre homogéneo y en ocasiones nos ha sorprendido con endurecimientos poco explicables. Probablemente provenientes de esa electrónica “metomentodo” que también aquí toma decisiones propias.



RIVALES

Casi todas las marcas comercializan una berlina en el segmento donde se encuadra el Talisman. Pero seleccionando solo las de potencias análogas, y sobre todo, las que están disponibles con cambio automático, el número decrece.

Tomando como referencia la versión con el acabado más básico y ordenando por nivel de precio creciente los rivales del Talisman serian los siguientes.

El Mazda6 2.2D de 150 cv es el más económico. Cuesta 28.675 €. Le sigue el Ford Mondeo 2.0 TDCi y el Skoda Superb 2.0 TDI ambos con la misma potencia del Mazda. Respecto a este último hay que decir que cuenta con la mejor habitabilidad y el mayor maletero del segmento, 625 litros.

Renault Talisman

Les sigue el Citroën C5 que tiene un motor de 180 cv, con nuestro protagonista a continuación. El Talisman cuesta 33.100 € con el acabado Zen que probamos y que resulta ser el más equipado de la gama.

Por encima, el Peugeot 508 monta el mismo motor 2.0 HDI de 180 cv del C5. Mientras que al Opel Insignia le empujan los 170 cv de su motor 2.0 CDTI.

Cerraría la lista el Volkswagen Passat. Tiene el mismo motor de 150 cv del Skoda y el precio se va a los 35.100 €

Más arriba están los vehículos de las marcas Premium, donde los precios suben un escalón. Como referencia podemos tomar el Audi A4 de idéntica mecánica que el Volkswagen y el Skoda: cuesta 37.190 €.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL RENAULT TALISMAN?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que se ha realizado esta prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Renault Talisman 1.6 dCi 160 cv EDC Zen, tomando como referencia un hombre de 35 años casado, con 16 de antigüedad de carné, que vive en Córdoba, deja el coche en la calle y recorre hasta 16.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más bajo para un seguro a todo riesgo, es Direct con un precio anual de 447 €. Mientras que la compañía que ofrece un precio más barato para el seguro a todo riesgo con franquicia de 300€, es Génesis con un precio anual de 269 €.

Renault Talisman



CONCLUSIONES

Tiene una estética que llama la atención y un habitáculo bien presentado y que rebosa modernidad. La habitabilidad es buena “casi” para cinco ocupantes y el confort de marcha es alto. Un confort que se incrementa con la cantidad de posibles personalizaciones de diferentes funciones y/o decoraciones. Tantas que casi abruma.

Dinámicamente lo más relevante es el sistema 4Control de ruedas traseras directrices. Lo tenía también el Laguna anterior pero ahora la apuesta de Renault parece más firme porque lo ha extendido a otros dos modelos, el Espace y el Megane (versión GT). Tiene ganancias en algunos aspectos pero al principio se le hará raro al conductor. Al margen de ello estamos ante un coche muy seguro, que tiene un buen tacto de conducción y que da muestras de aplomo y agilidad en zonas de curvas.

El motor cumple sin más porque echamos en falta un poco más de genio e inmediatez de respuesta al acelerador, pero las prestaciones son buenas y los consumos contenidos. Lástima esa escasa autonomía.



A favor

- Estética de la carrocería (rompe con todo lo visto en Renault con anterioridad. Transmite dinamismo y robustez.)

- Posibilidades de personalización (realmente notable, tanto en cuestiones dinámicas como estéticas, de seguridad o de confort. Abruma)

- Sistema 4 Control (más por la exclusividad que por la ganancia global que proporciona. En cualquier caso, mejora algunos aspectos parciales de la conducción)

En contra

- Autonomía (el depósito es muy pequeño, solo 52 litros. Las berlinas de esta categoría tienen, al menos, 10 litros más)

- Sin rueda de repuesto (Hay sitio para una “de verdad”. La de emergencia cuesta 100 € y no tiene el mismo tamaño de las otras cuatro. Y de serie trae un kit de reparación de pinchazos. La economía manda pero el planteamiento resulta “cutre”)

- Manejo en marcha de tantas funciones (las posibilidades de personalización son altísimas pero exigen atención. Una atención que en ocasiones resulta incompatible con la que debemos prestar a la conducción)

Prueba y Redacción: Luis Villamil
Fotos: Alex Blanco
Junio 2016

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar