Prueba VESPA GTS 125 SUPER

GTS 125: DEPORTIVIDAD Y CLASICISMO ITALIANOS

Mucho tiempo ha pasado desde que en 1946 viera la luz la primera Vespa, el scooter que motorizó Italia y que rápido traspasó fronteras hasta llegar a lo que es hoy, un auténtico mito sobre dos ruedas. Presente en películas y anuncios de todo tipo, las Vespas clásicas son hoy un objeto de culto, pero la marca italiana propiedad del Grupo Piaggio sigue comercializando un buen número de scooters y todos ellos con las líneas generales de aquel modelo de 1946. Hoy probamos la más grande y deportiva de las Vespa actuales en su versión de 125 cc, la GTS 125 Super

  

CASI 70 AÑOS Y SIGUE TAN FRESCA

Así es, el diseño de la primera Vespa tiene ahora casi 70 años y sigue perfectamente visible en los modelos actuales. Las Vespa son motos con cierto estilo retro por su similitud con los modelos antiguos, pero no se mantienen inalteradas, ni mucho menos. Están perfectamente actualizadas y tienen los últimos avances y tecnologías a pesar de conservar ciertos detalles, esquemas o estructuras sexagenarias.

vespa gts 125 superLa GTS es la más grande por tamaño de las Vespa actuales, también la que puede montar el motor con mayor cilindrada (300 cc) y la más deportiva por estética y por comportamiento dinámico. Hay varias versiones, la que hoy probamos es la 125 Super, carácter deportivo en el segmento de los 125 cc y con la posibilidad de conducirla sin carné específico de moto, sólo con el carné de coche y dos años o más de antigüedad.

Al primer vistazo ya es reconocible como una auténtica Vespa y, si no te fijas mucho o hace tiempo que no ves una de las antiguas, ni te darás cuenta de su gran tamaño por su correcta proporción en sus dimensiones. Pero no te lleves a engaño, es bastante más grande y este detalle condiciona notablemente la practicidad y comportamiento dinámico de la GTS.



MANTENIENDO EL CLASICISMO

La carta con la que juega Vespa es precisamente esa, mantener el clasicismo en sus modelos aunque sean perfectamente actuales y utilizables. Para scooters con diseños más modernos y total practicidad el Grupo Piaggio cuenta con otras marcas, Vespa no va a caer en el error de cambiar su estilo.

vespa gts 125 superY todo esto te lo cuento porque no sólo tiene esa estética de siempre, es que también mantiene la estructura de chasis autoportante estampado en chapa con sus correspondientes refuerzos y cambios necesarios por tamaño y componentes, pero fiel a la idea original. Las llantas son de 12 pulgadas de diámetro, un poco más grandes que las clásicas de 10 que todavía se estilan en otros modelos más pequeños de la marca italiana. Pero la GTS busca tamaño y deportividad, para ello necesita unas ruedas con mayor diámetro y así ganar en estabilidad. Los neumáticos tienen medidas de 120/70 y 130/70 delante y detrás respectivamente mientras que los frenos, además de ser hidráulicos (algo totalmente normal hoy en día), son de disco, concretamente de 220 milímetros de diámetro en las dos ruedas, con pinza de doble pistón en la delantera y sólo uno para la trasera.

Pasamos a las suspensiones, doble amortiguador trasero con el basculante monobrazo formado por la transmisión, hasta aquí todo normal. Pero delante encontramos un esquema de suspensión poco común, el propio de Vespa, un monobrazo oscilante que, en este caso, deja a la vista el muelle pintado en color rojo para realzar su deportividad.

Además de los detalles cromados, la Vespa GTS vuelve a revivir su legado histórico con una plataforma casi plana cubierta de finas bandas de goma donde apoyamos los pies. Ahora no hay pedal de freno en la plataforma derecha porque esta vespa gts 125 superVespa es automática y los dos frenos van en las manetas, pero se mantiene la viga central para dar fuerza al chasis.

La postura de conducción es “muy Vespa”, cómoda y natural, pero en este caso con mucha amplitud, sin la necesidad de llevar el pie derecho sobre la viga central y un poco retorcido para poder pisar correctamente el pedal de freno, y tampoco es necesario sentarse de lado para compensar el peso del motor. Ahora está perfectamente equilibrada y nuestra postura es simétrica. Eso sí, ya no tiene rueda de repuesto, pero a cambio los neumáticos van sin cámara. Hay espacio para dos y no necesariamente apretados, la GTS es grande y ésta es una de sus ventajas. El acompañante, además de estriberas plegables y un asa en forma de tubo cromado para sujetarse, cuenta con bastante espacio como para ir cómodo y no agobiar al conductor.

El asiento no es precisamente bajo, está a 790 mm de altura pero es estrecho y se llega con facilidad al suelo. Tiene apertura remota para acceder a un hueco donde no cabe un casco integral y, en teoría, sí caben dos cascos abiertos si son muy pequeños. Tras el escudo hay gancho portabolsas y un cajón al típico estilo Vespa pero con poco espacio, sólo para las herramientas, la documentación y poco más.



PROPULSOR A LA ÚLTIMA

Se acabó el clasicismo. Si hablamos del propulsor de esta Vespa hablamos de lo último en materia de motores para scooters de 125 cc. Se trata de un monocilíndrico de cuatro tiempos refrigerado por agua con cuatro válvulas, árbol de levas en cabeza y alimentación por inyección electrónica. Su cilindrada real es de 124 cc, las dimensiones del cilindro son muy cuadradas y desarrolla el máximo de potencia permitido para poder conducir con el carné de coche: 15 CV. Esta potencia la da a 9.750 rpm y el par motor es de 12 Nm a 7.500 vueltas.

El cambio es automático, con embrague centrífugo y variador continuo, máxima comodidad y facilidad de conducción para la GTS. Además de unos consumos y emisiones que ya hubiesen querido los veteranos motores de dos tiempos.



CIUDAD Y ALGO MÁS

 

vespa gts 125 superNadie se extrañará si digo que el hábitat natural de esta Vespa es la ciudad a pesar de haber crecido notablemente en tamaño. Tiene un manillar estrecho que nos permite colarnos fácilmente entre los coches (ojo que los retrovisores sobresalen un poco por los lados), tiene un radio de giro muy pequeño así que también puede serpentear con relativa facilidad. Digo relativa porque es ancha de “trasero” y hay que tenerlo en cuenta para no rozarla con las esquinas de los paragolpes de los coches. También tiene ruedas de reducido diámetro (más agilidad) y un centro de gravedad bajo (facilidad para cambiar de dirección y maniobrar a baja velocidad).

Respecto a las antiguas Vespa su conducción en ciudad está a años luz, al ser automática nos quitamos de un lío más para poder concentrarnos en el caótico tráfico urbano. Además, los dos frenos están en el manillar lo que nos permite dosificar mucho mejor la frenada. Por cierto, la GTS frena muy, muy bien, tiene mucho mordiente y se dosifica perfectamente la potencia disponible. Carga mucho peso atrás, así que el freno trasero se usa en mayor medida que en otros scooters. 

El motor de la GTS 125 destaca por su suavidad y también por su potencia. Saliendo de parado parece que le cuesta un poco en los primeros metrosvespa gts 125 super, pero luego el empuje aumenta para conseguir una aceleración continua hasta los 90 Km/h. A partir de ahí gana velocidad poco a poco hasta rozar los 110 de marcador en llano. La máxima está en línea con sus competidores y la aceleración, sin una salida brusca, es de las mejores. En las cuestas arriba, el velocímetro llega a marcar 90 Km/h, pero no baja de ahí. Le falta protección aerodinámica en la parte alta cuando salimos a carretera, no resulta incómodo por sus prestaciones discretas, pero en días de lluvia se echa en falta una pantalla que nos proteja del agua.

Con estos datos es fácil pensar que en carretera esta Vespa no es lo más recomendable. Claro, como ningún otro 125 cc. Pero si los kilómetros a recorrer por autovía o autopista no son muchos, aguanta el tipo, sobre todo porque no cae de 90 por hora en los repechos. Circulando al máximo de sus prestaciones se muestra totalmente aplomada, algo que sorprende porque en ciudad resulta ágil. Aunque hay que tener en cuenta que la GTS se comercializa también con un motor de 300 cc y su parte ciclo digiere sin el más mínimo problema sus 22 CV, lógicamente con 15 CV va sobrada de todo. 



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR LA VESPA GTS 125 SUPER?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar la Vespa GTS 125 Super, hemos tomado como referencia un varón de 25 años soltero, con 2 de antigüedad de carné, que vive en barcelona, guarda la moto en garaje privado y recorre hasta 5.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a terceros, es Génesis con un precio de 327 € y con una calidad en la póliza de 7.84.



CONCLUSIONES

Scooter para ciudad con agilidad para moverse entre el tráfico pero muy estable y con una parte ciclo superior a sus prestaciones. Estilo clásico con aire moderno, esta Vespa es fácil de conducir, cómoda y es de los 125 que más “corren” manteniendo un tacto muy suave. Equipa de serie neumáticos Michelin y tumba hasta llegar a rozar el caballete con total seguridad, frena “de lujo”... Todo es bueno en esta Vespa. Bueno, no todo. Un precio que supera los 4.000 euros obliga a tener las cosas muy claras a la hora de decidirse por este modelo y para los que preferimos la seguridad de un casco integral, nos vemos en la obligación de dejarlo atado o instalar un cofre, porque bajo el asiento no cabe (sólo jets y pequeños, no todos). Esa es la mayor limitación que le encuentro a esta Vespa, la capacidad de carga, uno de los puntos más demandados en los scooters modernos y que debemos sacrificar si queremos disfrutar de la imagen atemporal de aquel diseño revolucionario de Corradino D’Ascanio.

Equipamiento probador:

Casco: Givi 40.2 GT

Chaqueta: Acerbis Clypse

Guantes: Suomy Metropolis



A favor

- Maniobrabilidad

- Estabilidad a alta velocidad

- Suavidad del propulsor

En contra

- Protección aerodinámica

- Precio elevado

- No cabe un casco integral bajo el asiento

Prueba y Redacción: Iván Solera
Fotos: Raúl Ramírez
Enero 2014

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar