Prueba VESPA 300 GTS

GRANDES TIEMPOS

Gregory Peck y Audrey Herpburn dan una vuelta por Roma, felices, sonrientes y enamorados en “Vacaciones en Roma”. Hordas de jóvenes "mods" se rebelan contra la sociedad sobre sus Vespas con Sting a la cabeza en “Quadrophenia”. Nani Moretti recorre Italia con su scooter en “Caro Diario” ¿Qué tienen todas estas películas en común? Pues la aparición de un vehículo emblemático que supone todo un símbolo de la urbanidad creciente en la Europa posterior a la Segunda Guerra Mundial y la más pura imagen de los felices 60. Por supuesto, estamos hablando de la Vespa, uno de los vehículos más importantes de historia del siglo XX… que ahora continúa en el XXI.

  

GRANDES TIEMPOS

Como te puedes imaginar y seguro que sabes, la Vespa nació como una moto eminentemente proletaria, barata de adquisición y mantenimiento, tremendamente fácil de conducir, con rueda pequeña para ser lo más ágil posible en la ciudad y con un chasis de chapa con un escudo frontal que protegía las piernas del motorista de todo tipo de suciedad y de los elementos (barro, arena, lluvia, etc.). Ahora todo esto es muy fácil de decir y hasta lógico de pensar, pero hasta ese momento no había nada parecido. Sólo se conocía la moto convencional, con cambio de marchas al pie o a la mano estilo coche (sobre todo en algunas custom, denominado estilo “suicide” puesto para manejarlo había que soltar el manillar) que no ofrecían tantas ventajas para circular por las grandes urbes. En resumidas cuentas, que Vespa fue la creadora del concepto scooter tal y como lo conocemos hoy día.

Por supuesto, nació con los motores más ligeros, básicos y baratos posibles que eran los conocidísimos 2T que, con multitud de evoluciones, han equipado hasta hace bien poco y hasta cilindradas cercanas a los 200 centímetros cúbicos. No obstante, desde hace ya tiempo la ecología y las leyes anti emisiones obligaron a equipar motores de válvulas que ahora han alcanzado su máxima expresión. Aquí tenemos la Vespa más grande jamás salida de una cadena de fabricación: la 300 GTS.



SUPER VESPA

Este título no es demasiado original, porque de hecho ya hubo una serie de modelos denominados Vespa Super en los 70, pero desde luego es lo primero que previene la cabeza cuando ves esta nueva 300 que, en realidad, se queda por debajo de esta cilindrada. Concretamente, llega hasta los 278 cm³ con unas cotas de diámetro por carrera de 75 X 63 milímetros. Por supuesto, el motor tiene toda las novedades técnicas para hacerla rápida, fiable, con un bajo consumo y una excelente respuesta. Olvídate de las humeantes Vespas que tus amigos tenían en el chalé de la Sierra o en la casita de la playa, heredados de sus padres, que costaban de arrancar a patada y cuando lo hacían inundaban todo de una nube de humo con olor a gasolina con aceite de mezcla. Hace ya tiempo que arrancan suavemente con una simple presión de botón, con un ruido muy contenido y sin ni siquiera una mísera nubecilla de humo saliendo de su escape.

Por supuesto, cuenta con una evolucionada inyección electrónica, refrigeración líquida, culata de 4 válvulas y distribución DOHC. Esto logra unos buenos 22 caballos a 7500 revoluciones y ni más ni menos que 22´3 Nm a 5000 revoluciones. 

vespa 300 gts

Este motor ya lo conocemos porque se ha usado en la Gilera Nexus 300, por lo que su robustez y eficacia están más que probados. No obstante, en esta Vespa el carácter ha cambiado mucho porque en la propia marca no quieren perder ese espíritu e imagen urbana que siempre ha caracterizado las Vespas. Mientras la Gilera tiene un marcado estilo deportivo, moderno y casi futurista, esta GTS es todo lo contrario. Quizá por ello, han buscado de su respuesta y comportamiento esté mucho más pensado para la ciudad y cercanías que para rodar por circunvalaciones o incluso carretera donde, en principio y teniendo en cuenta su potencia, podría desenvolverse bien. Pero no, porque pasar el velocímetro de los 130 es muy difícil, por lo que se queda claramente corta en vías rápidas, y más aún si se lleva pasajero. Pero esto se ha compensado con un comportamiento absolutamente impecable, por lo brioso y eficaz, en la ciudad. Su aceleración te dejo un poco descolocado, sobre todo cuando la acabas de coger. La imagen de la Vespa que tienes grabada en tu cabeza no es precisamente la de unas aceleraciones fulgurantes capaces de rivalizar con motos o scooters de mayor cilindrada, pero aquí es así. El primer golpe de gas de catapulta hacia delante, acelerando con fuerza hasta el siguiente semáforo. Además, la amortiguación, a pesar de mantener el encantadoramente retro sistema de bieletas delantero (con muelle rojo, como las antiguas preparaciones “racing” de nuestros abuelos o padres) tienen un tacto firme y estable, por lo que no es fácil llegar a los flaneos habituales en modelos antiguos.



ESTILO Y COMODIDAD

A pesar de incorporar todo tipo de novedades, una Vespa es una Vespa y está obligada a acatar ciertas reglas estéticas. Por ejemplo, al ser la madre de todos los scooters de rueda pequeña, mantiene llantas de 12 con gomas de 120 delante y 130 detrás. Para un uso urbano, su comportamiento es intachable y la posición, totalmente sentado como en una silla con las los puños del manillar casi a la altura de tu cintura, es la clásica que todos conocemos. El pasajero cuenta con un mullido asiento, un asa metálica que también recuerda a modelos de hace décadas y las estriberas retráctiles que, aquí sí, tienen un estilo realmente moderno. El problema es que chasis es bastante corto y cuando el pasajero ponga sus pies sobre ellas, dará a las piernas del piloto. Bueno, pero si en los 60 y 70 se daban la vuelta España en Vespa, no creo que nos podamos quejar mucho.

vespa 300 gts

Lo que sí es claramente mejorable- casi necesariamente diría yo- es la capacidad del hueco bajo el asiento. Es estrecho y poco profundo, y a pesar de que su perfil indica que caben dos cascos, hemos comprobado que tendrían que ser muy pequeños para que esto fuese verdad. Incluso un humilde “jet” de talla media no permitía cerrar el asiento, por lo que de poder transportar un ordenador portátil o incluso una bolsa de deporte lo olvidamos. En los tiempos que corren, en que casi hasta el más humilde de escúter chino de 125 te permite transportar al menos un casco integral, la verdad es que esto resulta bastante engorroso. No obstante, se puede compensar en parte por un gancho retráctil portabultos colocado tras el escudo que permite fijar de forma segura alguna bolsa entre las piernas, aunque la plataforma no es plana como en los modelos antiguos, donde cualquier paquete o bolsa se apoyaba bien. También cuenta con el clásico cajetín de las Vespas con capacidad para algún pequeño objeto tipo teléfono móvil o la cartera, y dónde podemos encontrar la pequeña dotación de herramientas colocada de forma horizontal. Bueno, y no olvidemos la ingente cantidad de complementos que la misma marca nos ofrece para cualquier modelo, y muy especialmente para este, donde podremos encontrar un buen “top case” que fijar a la parte trasera..



TIEMPO DE DISFRUTAR

Los grandes tiempos a los que nos referimos en el título de esta prueba comenzaron para la Vespa justo el momento de su creación y duran hasta hoy mismo. Montado sobre ella tienes una extraña sensación de felicidad moviéndose por la ciudad por muy atascada que esté, y ves cómo desde los coches los conductores te miran con cierta envidia, recordando aquellos tiempos en que ellos también tenían una.

Puede que no sea tan estable, tan rápida, con detalles tan modernos y con la capacidad de carga de muchos modelos actuales y más baratos, pero un amigo mío dice que el estilo, la imagen, y la leyenda no tienen precio.

Y probando estar esta gente ese te das cuenta de cuanta razón tiene.



A favor

- Diseño intemporal.

- Aceleración.

- Consumo.

- Amortiguación estable.

- Comodidad.

En contra

- hueco bajo el asiento con poca capacidad.

- velocidad punta .

- colocación estriberas del pasajero.

- aerodinámica.

- la plataforma no es plana.

Prueba y Redacción: David García de Navarrete
Fotos: Miguel Méndez
Abril 2009

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar