Prueba HYOSUNG ST7

CLASICISMO HYOSUNG

No, Hyosung no es una marca precisamente clásica. De hecho, hasta ahora y en cilindrada grande, su custom Aquila iba más hacia el estilo roadster (Harley V-Rod) que hacia el estilo de las grandes custom clásicas. Con la ST7, se cubre ese hueco.

  

CLASICISMO HYOSUNG

hyosung st7Hyosung no es una marca clásica, desde luego. Pero no por que en nuestro pais lleve sólo unos años. Es que la empresa en sí se fundó en 1978 y empezó fabricando bajo licencia Suzuki. Sólo a partir de 1986 empiezan a fabricar sus propios diseños, hace apenas 25 años, una minucia en un sector donde lo mínimo para “presumir” de llevar tiempo es 50 años y algunas marcas como Harley, Triumph, Peugeot y tantas otras pasan ya de centenarias. Sin embargo está claro que en Hyosung aprovechan el tiempo y cada producto que ponen en el mercado mejora con respecto a los anteriores.

Es el caso de esta ST7, una moto nueva, basada en la GV Aquila 650 y que desde el mes de Julio completa la gama custom del fabricante coreano. Efectivamente no sustituye a la Aquila, si no que supone una alternativa más clásica y touring que la Aquila. No sólo por su aspecto, que a la vista está, si no que técnicamente se ha buscado acercar su comportamiento a lo que los cánones clásicos del custom “mandan” y que la “rebelde” Aquila se pasa por el forro. Así, la ST7 tiene una posición más relajada, un motor con más par y menos nervioso, frenos menos “sport” o suspensiones mucho más clásicas, sin esa horquilla invertida de la GV 650.

 

Se ha partido del chasis de la Aquila, aunque con modificaciones. Ahora es algo más corta y baja, se ha prescindido de la horquilla invertida como te decía para montar una clásica horquilla de 41mm de diámetro y con las barras tapadas por unas fundas rígidas y cromadas. La carrocería es de un estilo mucho más clásico, presidida por un gran y cómodo asiento, el largo manillar “cuerno de vaca” y un gran faro redondo con cerquillo cromado con óptica moderna en el interior. El cuadro, sobre el depósito, contiene el cuentakilómetros analógico y por debajo una pantalla digital, no tiene mucha información, gasolina, hora, kilometros y hyosung st7ya está, confiando el resto de informaciones necesarias a diversos testigos: en la parte trasera de la moto, la placa de matricula sobre el piloto de leds también es un ejemplo del contraste entre detalles tecnológicos y su estilo de custom clásica.

En el motor se ha trabajado a fondo. Ha habido un pequeño crecimiento de cilindrada, pasando de los 647cc de la GV 650 a los 678,2cc de esta ST7 mediante el incremento de tres milímetros en el diámetro de sus pistones pero el verdadero trabajo ha estado en cambiar, de arriba a abajo el comportamiento del motor. Si para la Aquila, con sus estilo roadster, se montaba el motor de la Comet con muy pocas modificaciones, para esta ST7 este nuevo motor parece otro. Y me explico: sigue siendo el V2 refrigerado por agua con culatas multiválvulas mandadas por doble árbol de levas en cabeza. Pero el 650 es un motor con cierto nervio, que requiere subir de vueltas para “expresarse”, algo ruidoso mecánicamente y que demuestra tanto en la Comet como en la Aquila un cierto carácter sport. Este nuevo 700 (con permiso de los casi 25cc que le faltan) es un verdadero motor custom, que declara casi 20Cv menos (62 contra 80 en la Aquila) y en el que se ha buscado respuesta suave y dulce desde muy abajo. Se ha aprovechado para mejorar esos ruidos mecánicos o el nivel de vibraciones de la Aquila, mejoras que, me imagino, se incorporarán al resto de sus motores 650.



MARCHA CLÁSICA

Claro, con estos cambios, lo que te puedes esperar es que la ST7 se comporte como lo que es, una auténtica custom de media cilindrada. Y lo hace, con todas las virtudes y defectos que esto conlleva.

Es una moto a la que es fácil subir y en la que te siente cómodo enseguida. Pesa casi 20 kgs, y se notan, pero es muy baja de asiento, con un manillar grande y sentado sobre ella es fácil de mover, más que desde al lado, cogiéndola por el manillar. Se aparca sobre una pata lateral, cromada, que deja la moto bastante tumbada, en una imagen muy custom. Se levanta con facilidad pero más te vale haber soltado antes el bloqueo de la dirección, ya hyosung st7que este está en el lado derecho bajo la tija inferior de la horquilla, fácil de acceder si estás de pie a su lado pero casi imposible desde el asiento. El contacto está al lado, en una moldura triangular bajo la pipa de la dirección, no es fácil meter la llave desde el asiento, por que no ves la cerradura, pero se alcanza estirándote un poco desde el asiento. Necesitas tirar del embrague para que el botón de arranque actúe, una medida de seguridad herencia de su “época Suzuki”, ya que esta es típica en la marca japonesa.

Suena bien, grave, como debe ser en una custom. Las vibraciones que te llegan son las justas, al asiento principalmente y en absoluto molestas. Como dicen los defensores de las custom, las suficientes para demostrar que está viva. El embrague, si no lo fuerzas, tiene buen tacto y la caja de cambios también. Si tienes que salir en cuesta o maniobrando y abusas del embrague algo más de lo debido aparecen chillidos poco elegantes, pero ya era algo normal en los motores Aquila. Hay quien dice que es un problema del aceite y que con un buen sintético se soluciona. No lo he comprobado, la verdad.

Ya en marcha la ST7 es una auténtica custom. No cuesta trabajo avanzar con ella a baja velocidad y la moto tiene aplomo hasta maniobrando muy despacio. Eso si, el enorme manillar, cuando giras a tope, obliga a llevar muy hacia delante la mano contraria al giro. A velocidades medias la hyosung st7ST7 es donde se encuentra en su salsa. Todo es comodidad, ambiente “custom” y buenas maneras. Ha mejorado mucho con respecto a las Aquila anteriores. En carretera, mientras te mantengas en ese rango de velocidad, entre 80 a 120Km/h todo va bien pero por encima de esa velocidad, como con cualquier moto de sus estilo el aire empieza a ser molesto: vas sentado erguido, con la espalda un poco hacia atrás, con las manos altas y abiertas y las piernas hacia delante y hay poco que puedas hacer para protegerte y en esa posición haces de “paracaídas”. Por cierto, el cuentakilómetros es bastante optimista y los 140 Km/h de marcador son sólo 120 reales.

En curvas la moto es muy noble y agradable...si la llevas como le gusta a ella. Ir tranquilamente, mirando el paisaje, anticipando un poco tu próximo movimiento...es decir, como se lleva una custom la moto es cómoda, las suspensiones, blandas, resultan cómodas y los frenos son suficientes. El motor tiene par, ayuda mucho y puedes elegir varias marchas en cada curva sin grandes toses ni vibraciones. Pero si te empeñas en apretar el ritmo, surgen los problemas: la sustitución de los dos discos de 300mm de la GV 650 por uno sólo de la misma medida, en una moto para la que se declaran 9 kilos más se explica por motivos estéticos pero desde luego, no dinámicos. Faltan frenos para hacer apuradas “racing”. Y los neumáticos, de marca poco conocida, trabajan bien en conducción tranquila pero no permiten grandes tumbadas sin empezar a “mosquearte”: la verdad es que ni la posición de conducción ni el llevar la rueda delantera “en la quinta puñeta” por delante ayudan a hacer conducción deportiva, pero no es defecto de esta ST, si no algo inherente a las custom de este estilo.



EN CONCLUSIÓN

La nueva Hyosung ST7 es una custom de corte clásico que pretende satisfacer a aquellos que buscan eso: una custom bonita y fiable, cómoda y moderna. está conseguido y de hecho tiene una ventaja importante en estos tiempos que corren: Junto con su hermana Aquila son las dos custom más baratas de comprar del mercado de media cilindrada. Por 6.399€ (algunos menos si eres usuario de Arpem.com, mira nuestra página de precios) tienes una moto realmente atractiva, suficientemente grande de tamaño como para aparentar ser más de lo que es, pero manejable y agradable de llevar. Y por si esto fuera poco supone una mejora de calidad realmente notable con respecto a las anteriores Hyosung grandes. No presenta grandes inconvenientes salvo aquellos que por su estilo custom encontrarás en cualquier otra moto similar y si la ventaja del precio. Una moto a considerar, desde luego. 

Equipamiento Probador:

- Casco: LS2 Modular Comtact

- Chaqueta: A-Pro

- Guantes: Hebo

- Pantalón: Hebo

- Botas: Axo



A favor

- Una custom clásica a un precio muy interesante.

En contra

- Los neumáticos limitan un poco sus posibilidades.

Prueba y Redacción: Daniel Navarro “DaniRacing”
Fotos: Miguel Méndez
Noviembre 2010

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar