Prueba HONDA S-WING 125

ANTE TODO, CALIDAD

Tienes scooters de 125 baratos, caros, rápidos, más lentos, ágiles, mastodónticos, bonitos, feos...unos demuestran tener más calidad, otros menos, unos están mejor terminados que otros y así. Y luego está el S-Wing 125 de Honda, un scooter de calidad contrastada, de funcionamiento impecable y tan bien terminado como suele estarlo cualquier moto de Honda.

  

ANTE TODO, CALIDAD

Así, de primeras, el S-Wing de Honda puede parecer un scooter bastante mediocre: no es el más rápido, aunque tampoco es especialmente lento. No alcanza el tope de potencia de la categoría, los “apreciados” 15 Cv, si no que se conforma con tan sólo 13 Cv. No caben dos cascos integrales, sólo uno y un jet, contra otros en que si metes los dos cascos y sobra espacio, aunque al menos si que puedes guardar cosas alargadas.honda s-wing 125 No es de esos scooters de carrocería enorme, aunque tampoco es un “canijo”, si no que tiene un práctico tamaño medio en el que se conjugan bien comodidad y agilidad. Y tiene una parte ciclo que si bien no invita a hacer “barbaridades deportivas”, es suficientemente noble y efectiva como para ir forzando la marcha todo lo que te de la gana, por que avisará “con tiempo” si te estás pasando. ¿Que tiene de bueno, entonces?

La respuesta es fácil: todo. Es ágil en ciudad, cómodo en carretera, muy noble de chasis, y sobre todo, suave de funcionamiento, muy fiable y agradable y no le echarás en falta nada de lo que realmente es necesario. De hecho, si le cupiesen esos dos cascos integrales y corriese un poquito más en la carretera, sería el scooter a batir, sin duda alguna, de la categoría. está bien terminado, bien hecho desde el principio hasta el final. No encuentras fallos en él y además, su precio también está en un punto intermedio de la categoría.

El S-Wing se presentó en el verano del 2007. Desde entonces permanece en el catálogo de la marca sin grandes cambios. Fabricada en las instalaciones de Honda en Atesa, (Italia), la S-Wing sustituyó al Honda Pantheon, un scooter cuyo diseño databa de los años 90. Sin embargo, este Pantheon, en su última generación ya era un scooter muy conseguido, con motor de 4Thonda s-wing 125 (los primeros fueron 2T) y para el desarrollo del S-Wing no se quiso variar demasiado lo que ya iba bien. Así, una nueva carrocería y un nombre que hace referencia a los grandes scooters de la marca , los Silver Wing, y la adopción de la inyección de gasolina son los cambios que convirtieron al viejo Pantheon en un nuevo S-Wing. Sigue, por tanto, empleando el chasis de tubo de acero y el motor SOHC de 13,1 Cv a 9.000 rpm que estrenó el Pantheon. Con llanta delantera de 13” y trasera de 12”, el S-Wing consigue un peso, en orden de marcha, de 156 Kgs, pero su característica más reseñable son sus frenos: con frenos combinados, cuando aprietas la maneta de freno trasera la frenada se reparte entre ambos trenes, algo que los nuevos conductores de scooters, sin mucha experiencia en moto, aprecian por el aporte en seguridad que significa.

Es un scooter bien equipado, con un cuadro completo, muy legible y estéticamente muy correcto. Lleva pata de cabra y caballete, una práctica guantera frontal en el lado izquierdo, sin llave, muy útil para vaciar los bolsillos cuando te vas a subir en el scooter. A destacar también la pantalla: alta, protege mucho si tienes que coger el scooter en un día malo, pero a diferencia de otros scooters es ópticamente perfecta: mientras que vaya limpia, no tendrás problemas para ver bien a través de ella.



CÓMO VA

Cuando pruebas una moto de una marca como Honda, la conclusión de este apartado, el “Cómo va”, es obvia antes de subirte: va bien, claro. En el caso del S-Wing, además, te estás subiendo en una moto que está diseñada para ser una herramienta útil y de fácil utilización para cualquier persona, con cualquier nivel de experiencia. Y claro, siendo Honda, no decepciona. Es un scooter no muy alto, con una posición de conducción muy agradable para cualquier talla. Contacto, y botón de arranque para ponerla en marcha, con la pata de cabra recogida y uno de los frenos cogido. Es curioso, pero requiere más presión de frenos para arrancar: no vale con coger un poco la maneta, tienes que apretar con fuerza. Pero como no es con el primer scooter de la marca que me pasa, intuyo que no es que en este este mal regulado, es que en Honda, conscientes de que eso es una medida de seguridad para que no “salga corriendo” si tienes el gas abierto (por despiste o inexperiencia), regulan el sistema para que sea así. 

Frente a ti, el completo cuadro, con buena lectura y toda la información que precises. La cúpula, como te decía, no tiene rebordes ni hace aguas, se ve perfectamente a través suyo, como si no estuviese ahí. Los mandos son suaves y están en su sitio y el motor, en marcha, apenas se nota. El asiento es muy cómodo, así que, gas y el S-Wing arranca con nervio, pero con total suavidad. De hecho, el primer “empujón” que da el motor hace creer que te has subido en un scooter muy rápido y con cierto carácter deportivo.honda s-wing 125

Sales a la carretera, sigue siendo suave y dulce de funcionamiento, no hay vibraciones ni ruidos pero te das cuenta, en cuanto tienes una recta un poco larga que sus prestaciones, siendo correctas, no son de récord. Le cuesta pasar de 110 Km/h, aunque a esa velocidad va muy bien y sin protestar. Te metes en curvas, y el S-Wing muestra otra de sus mejores caras: es noble, muy estable, ágil y divertido. El sistema de frenos combinados está muy bien tarado y si eres novato de los que “te da miedo” frenar de delante, sin problemas, usa sólo la maneta trasera, que el S-Wing se encarga de mandar frenada delante y regular así al forma de pararse del scooter. Y si tienes experiencia en moto y frenas “como se debe”, con las dos manetas, el sistema no “incordia”, no transfiere presión de frenos de una maneta a otra y mantienes buen tacto en ambas manetas para permitirte regular a ti la frenada como quieras...salvo 100% atrás, claro. Tumbando es difícil encontrarle el límite, ya que mantiene el tipo con nobleza, se deja hacer. Si hay buen asfalto, puedes entrar deprisa y tumbar con confianza, se levanta deprisa y lo cambias de lado con facilidad en curvas enlazadas. Y si te estás pasando, se nota que llegas al límite...antes de que sea tarde.

En ciudad sigue siendo ágil, y como acelera bien y no es muy alto, es un scooter agradable y útil. Es más estrecho de lo que a simple vista parece y es fácil, para ser todo un “GT” meterte por huecos estrechos. A la hora de aparcar, doble sistema, con caballete de fácil actuación y pata lateral y una vez aparcado, bajo el asiento puedes meter un casco integral y un casco jet pequeño: el hueco es alargado, pero no muy profundo y se abre lateralmente, lo que le da un acceso magnífico.



EN CONCLUSIÓN

El Honda S-Wing es un gran scooter “medio”. Como te decía al principio, no destaca por nada en especial, pero tiene todo lo que le puedes pedir a un maxiscooter de su cilindrada y todo lo que tiene es de calidad, esta bien pensado y bien construido. Siendo así, y con el logo del Ala Extendida en su carrocería, lógicamente, el S-Wing es un gran scooter a un precio muy razonable. Sólo hay dos puntos en que el S-Wing debería mejorar: si necesitas hacer muchos kilómetros en carretera se te quedará corto de prestaciones y si siempre llevas encima dos cascos integrales tendrás que recurrir al top box que Honda vende como accesorio, para montarlo detrás.

Por un precio de tarifa de 3.999 €, el S-Wing es un scooter de precio alto, pero sin embargo, al precio actual en promoción de 3.499 € se convierte en una atractiva opción, de calidad indiscutible, de funcionamiento perfecto y suave, ágil y maniobrable en ciudad y desplazamientos cortos.

Equipamiento Probador:

- Casco: LS2 Stealth

- Chaqueta: Halvarssons Proximo (Cedida por 2TMoto)

- Botas: Axo

- Protector cervical: Moveo Brace Dynamic



A favor

- Un nivel de calidad y terminación impecable, funcionamiento perfecto de todo el scooter.

En contra

- Si llegase a los 15 Cv sus prestaciones estarían a nivel.

- El hueco bajo el asiento.

Prueba y Redacción: Daniel Navarro “DaniRacing”
Fotos: Javier Ortega
Julio 2011

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos