Prueba APRILIA MANA 850 GT

VERSION RUTERA

En el 2007 Aprilia presentó las unidades preserie de lo que sería un modelo definitivo para marcar el inicio real de los cambios semiautomáticos en las motos. Aparte de algún experimento aislado, como la excelente Yamaha FJR 1300, poco se había visto al respecto, y de hecho se rumorea que la aparición de esta Aprilia “forzó” al gigante Honda a sacar a la calle un modelo y un sistema de cambio automático que tenían desarrollado desde hace tiempo pero que aún no tenían previsto comercializar, que se materializó en la espectacular DN-01.

 

El modelo de Aprilia se denominó Mana, y la cilindrada elegida fue la de 850 cm³ merced a un motor V2 a 90° al más puro estilo Ducatiaprilia mana 850 gtEste propulsor tenía varias ventajas, porque aparte de ser usado también en el megaescúter más potente y rápido fabricado hasta el momento actual- la Gilera GP 800- su estética le permite disfrutar a la Mana de un aspecto que rivaliza directamente con las naked deportivas bicilíndricas tan de moda actualmente. Éste es sin duda uno de los puntos fuertes de este modelo, que se presentó originalmente totalmente desnuda con unas líneas que podríamos considerar como una mezcla entre la Ducati Monster “ tradicional” (es decir, de la generación anterior a la actual) y la algo más musculosa MV Agusta Brutale… ¡pero que además tiene toda las ventajas de un escúter!

Desde luego, aquí los chicos de Aprilia han tenido una idea luminosa y un desarrollo tecnológico de primera, lo cual era presumible después de que en las últimas generaciones fuera una de las marcas que mejor ha aplicado la electrónica a sus motos, tanto pequeñas como de gran cilindrada. Recordemos esa pequeña maravilla que fue la SR 50 DiTech 2 tiempos con inyección electrónica, o toda la generación de motos de 1000 cm³ v2 a 60°: RSV, Futura, Caponord, etc.

EL CONCEPTO

La idea era aunar en un solo modelo las ventajas de una moto automática-léase escúter- y de una moto sport convencional. Para ello, había que conseguir combinar una transmisión automática tradicional con un sistema de cambio al pie como el de cualquier modelo de marchas. Difícil reto, pero sin duda en Aprilia lo han superado con creces combinando la electrónica con las ventajas del poderoso motor que proporciona 76 caballos declarados de potencia máxima- algo más que una naked media como la Suzuki SV, la Gladius 650 o las Kawasaki ER- y que ha sido diseñado en principio, y esto es un detalle técnicamente muy importante, para impulsar también un escúter.

 

aprilia mana 850 gtVeamos. La Mana permite los dos tipos de sistema transmisión de los que hemos hablado, automático o con marchas. Pero, además, en el primero permite a su vez seleccionará tres curvas de potencia diferentes. Parece un poco complicado pero te lo explicamos.

 

Modo automático: Con sólo girar el acelerador, el embrague centrífugo comienza a girar y la moto se mueve. No necesita más explicación, como cualquier escúter que hayas probado. Bien, pero en este modo puedes seleccionar tres formas de entrega de potencia diferentes. Primero hablemos de la Sport, que es la más deportiva, con una respuesta más directa y enérgica al acelerador y que alcanza mayor régimen de giro. Con esta curva alcanza su potencia máxima.

 

Después tenemos la Touring, que como su propio nombre indica es la más turística, la que normalmente emplearemos cuando rodemos en automático por carretera y también en ciudad. . Pierde unos 2 CV respecto a la Sport a cambio de proporcionar una curva fuerte, consistente pero muy progresiva y controlable.

 

Por fin esta la Rain, que como podrás deducir está pensada para usar en condiciones de lluvia o superficie con poco agarre. Aquí la potencia se baja hasta los 60 CV y la entrega es especialmente suave, plana y tranquila. Básicamente, sólo por usar en situaciones muy especiales.

 

Por cierto, un detalle que muchos curiosos te preguntan cuándo te encuentras aparcando o montando sobre esta Aprilia, es como se cambia de una curva a otra. Pues simplemente presionando un segundo sobre el botón rojo que encontramos en la piña derecha, veremos cómo sale reflejado el nombre de la curva elegida en la completa pantalla digital situada en el centro del cuadro de relojes.

 

Modo semiautomático: al estilo de muchos coches modernos, que no necesitan del embrague para ir encadenando marchas, esta Mana tiene un modo de cambio manual que tampoco necesita presionar la maneta izquierda antes de insertar o sacar una marcha. Desde el modo automático, presionas tres segundos el mismo botón rojo de la piña izquierda y verás cómo en la pantalla digital aparece la marcha que el sistema electrónico ha calculado que es la más adecuada para la velocidad y carga de la moto en ese momento. A partir de aquí, puedes subir o bajar marchas- hasta siete, una más que en cualquier moto deportiva convencional- por dos vías. La primera sería prácticamente igual que en cualquier moto, presionando sobre la palanca de cambio que se encuentra en el pie izquierdo, pero a diferencia de cualquier modelo con cambio por engranajes aquí no se actúa sobre un sistema mecánico, sino sobre un pulsador que bloquea electrónicamente la apertura del embrague centrífugo en varias posiciones prefijadas que simulan desarrollos convencionales. La segunda sería presionando unas levas que se encuentran sobre la piña izquierda con los símbolos + o -, lo que lógicamente nos indica respectivamente que suben o bajan marchas.

 

aprilia mana 850 gt ¿Y cómo funciona este sistema en un uso real e incluso intensivo? Pues sorprendentemente bien, tanto más sorprendentemente cuanto más experiencia tienes en motos de marchas. No te imaginas lo rápido que te acostumbras, lo cómodo que resulta y la ausencia real de problemas que podías presuponer en un principio: demasiadas inercias, retardos en la inserción de cada relación, brusquedad en el cambio, etc. De momento, subiendo marchas parecen como si tuvieras un cambio semiautomático de carreras en que no necesitas cortar ni hacer doble embrague, simplemente mantener el puño derecho totalmente roscado y presionar el pedal o el pulsador de la mano para subir la marcha. De ese modo, los 76 caballos parecen cundir como si fueran muchos más. No obstante, está claro que necesita un tiempo-no mucho, desde luego-de adaptación y no permite exprimir un pilotaje deportivo, algo para lo que desde luego tampoco está pensado este modelo, al no permitirte jugar con el embrague a la salida de las curvas o jugar con la entrega de potencia tanto como un cambio convencional. De todas maneras, os aseguro que funciona realmente bien y que no defraudará exigir a los motoristas más experimentados, encantará a los noveles… y no olvidemos lo cómodo que resulta para poder ser usado en el día a día rodando por ciudad o circunvalaciones. Por cierto, la transmisión final copia también lo más posible el funcionamiento y estructura de una moto deportiva normal, con un recio basculante doble brazo y una cadena de retenes, huyendo de un brazo basculante con correa por dentro al estilo de un escúter normal que produciría muchas más inercias, peores sensaciones y un aspecto menos “de moto”… aparte de que tendría problemas para transmitir tanta potencia a la rueda trasera.



DETALLES PINTORESCOS

Por motivo de su concepto-recuerda, el de mezclar los espíritus de un escúter y una moto naked- también incorpora muchos detalles que no encuentras en otras motos. Por ejemplo, todos sabemos que algo que marca definitivamente la conveniencia de usar un escúter en un medio urbano es la capacidad de carga. aprilia mana 850 gtEn esta Mana, con su aspecto de moto normal, ¿cómo conseguimos que tenga un hueco de carga bajo el asiento? Pues no teniéndolo bajo el asiento, sino debajo de donde normalmente está situado el depósito de gasolina. Presionando un pequeño pulsador situado detrás de la piña izquierda, vemos como se abre la tapa y allí nos encontramos un hueco donde cabe un casco integral (muy justo, eso sí. Hay que buscarle la posición exacta) y que además incorpora un pequeño hueco para el teléfono móvil, una toma de carga tipo mechero y una luz de cortesía. Perfecto.

Entonces, ¿dónde está la gasolina? Pues detrás, bajo el colín, al estilo de las BMW 650 monocilíndricas. Abres el asiento trasero que bascula sobre las bisagras, y ahí encontramos un tapón de rosca que da acceso al depósito de gasolina. Con una capacidad correcta de 16 l declarados, aunque queda poco hueco, con unos consumos que se pueden mantener con cierta facilidad rondando los 5- 5 litros y medio proporciona una autonomía más que considerable.

Por otro lado, encuentras todo tipo de información en el cuadro digital – consumos medios, velocidad media, consumo instantáneo, carga de batería, autonomía cuando entra la reserva, etc.- que puede ser cambiado para ser consultado y reseteado por medio de un pulsador tipo Joystick situado también en la que sea posiblemente la piña izquierda más aprovechada de la industria motociclista actual.



¿POR QUÉ GT?

Bueno, es posible que estas alturas de la prueba te quejes de que te he hablado sobre las peculiaridades técnicas de la Mana, pero nada aún sobre este modelo en concreto, la GT. Pues puede que tengas razón, pero, aparte de que en un modelo tan especial como este, detalles como la transmisión, el cambio o el hueco para el casco necesitan comentarios muy especiales y detallados, es que básicamente es igual que la Mana naked pero con algunos “complementos” que fortalecen-y mucho-su faceta rutera y la oportunidad de ser usada en viajes, a dúo y para disfrutar del mototurismo. aprilia mana 850 gtSin duda, una de las grandes diferencias tanto a nivel estético como dinámico es la incorporación de una gran pantalla, casi podríamos denominarlo semicarenado, que tienen un efecto definitivo tanto en la estabilidad a alta velocidad como en la protección del piloto respecto a los elementos, sobre todo el aire y el frío. La pantalla en sí es regulable en altura mecánicamente, aflojando unos tornillos de cabeza Allen. Además, el manillar está algo elevado respecto a la tija consiguiendo una ergonomía muy similar a la de cualquier naked urbana, por lo que la posición resulta realmente cómoda para todo uso. Otra de las grandes novedades de la GT es la incorporación del sistema ABS, otro gran punto a favor para uso turístico, cuya base es la misma de los usados tanto por el resto de la familia Piaggio como por la nueva generación de BMW y está desarrollado por Continental. Un plus de seguridad más que evidente y con un excelente funcionamiento, poco intrusivo y que apenas notamos entrar en acción un par de veces… pero un par de veces que quizá no salvó de algún disgusto gordo.

También cuenta con la opción de montar unas cómodas maletas bien integradas en el conjunto, además de otros muchos complementos que refuerzan el espíritu viajero de esta moto, de los que un buen ejemplo serían los puños calefactables, la verdadera salvación del motorista rutero que no se amilana ante el frío invernal.

aprilia mana 850 gt En cuanto a la parte ciclo, no olvidemos que la Mana está realmente bien dotada. Su horquilla invertida es de 43 mm de diámetro, con pinzas de anclaje radial y un amortiguador lateral con regulación en precarga e hidráulico en compresión, lo que proporciona un tacto totalmente de moto, y además de moto buena. Lógicamente, el tarado básico de la suspensión es bastante blando, puesto que estamos hablando de un modelo naked y además enfocado sobre todo para un uso turístico, pero con un poco de trabajo sobre la horquilla con aceite más denso- no tiene regulación de ningún tipo- su comportamiento podría sorprender a más de una deportiva convencional.

El motor se nota potente y con buena respuesta. Puede que llegues a notar un tacto algo brusco sobre todo en las transiciones cortar-acelerar a baja velocidad en modo automático- algo normal, puesto que tiene una cilindrada unitaria bastante respetable- y un pequeño retardo si sales de curvas muy, muy lentas también en modo automático si caes en los regímenes bajos en que el variador entra en “punto muerto”, pero son detalles que realmente sólo terminas anotando si tienes que escribir una prueba sobre ella. Si no, la verdad es que tienes pocas críticas. Ah, sí, una de ellas es que se notan bastantes vibraciones en la estribera izquierda provenientes del motor, lo que puede llegar a resultar bastante molesto en viajes largos. Y, si quieres jugarte el carnet de conducir o terminar en el calabozo, es capaz de llegar a la frontera de los 200 km/h, pero aún a esas velocidades es perfectamente estable y, desde luego, mucho más seguro y con reacciones más predecibles y fiables que cualquier megaescúter.

aprilia mana 850 gt En esta GT se ha conseguido, gracias entre otras cosas a la pantalla delantera que recuerda algunos modelos de su marca hermana Moto Guzzi, un toque retro que llama la atención y termina resultando realmente elegante, aparte de la evidente protección aerodinámica que consigue y la consiguiente comodidad para el piloto y el pasajero. Por cierto, éste cuenta con una cómoda asa trasera.

Poco más debemos decir ante esta estupenda moto “híbrida” que, de momento, en nuestro mercado puede que no haya tenido la aceptación que se merece, pero soy de la opinión que, al igual que otras motos pioneras y revolucionarios en su momento como puede ser el caso de la BMW C1, el tiempo pondrá su lugar y el reconocimiento le llegará. Solamente falta que gente como tú calibre y admire el esfuerzo y el acierto de Aprilia en desarrollar un modelo es capaz de mezclar como ningún otro dos mundos tan diferentes.



A favor

- Sistema de cambio automático y semiautomático

- Hueco para el casco

- Polivalencia admirable

- Comportamiento general

- Comodidad de uso

En contra

- Amortiguación algo blanda

- Necesita un pequeño tiempo de adaptación

- Horquilla sin regulación

- Vibraciones, especialmente en la estribera izquierda

- Tacto de la transmisión en curvas muy lentas

Prueba y Redacción: David García de Navarrete
Fotos: Miguel Méndez
Noviembre 2009

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar