Prueba VOLKSWAGEN CALIFORNIA
Comfortline Edition 2.0 TDi 140 Cv DSG

¿A DONDE VAMOS?

Viajar sin rumbo y sin pensar donde se va a dormir. Llevando contigo la bicicleta, la tabla de surf o cualquier otro artilugio de ocio. Con el California es posible y además no hay ningún hándicap dinámico. Suficientemente rápido, estable y fácil de conducir, solo hay que decidir hacia dónde vamos

  

GAMA AMPLIA PARA USOS ESPECÍFICOS

Como sucede con los turismos, la gama de vehículos comerciales de Volkswagen es también muy amplia. Y en particular sus furgonetas de la gama T5 ofrecen una gran variedad de configuraciones que la marca ha decidido bautizar con nombres diferentes aunque en realidad estemos ante el mismo vehículo. Transporter, Caravelle, Multivan y California son sus denominaciones principales aunque las dos últimas tienen a su vez unas variantes denominadas Panamericana y Beach respectivamente que incrementan aun más la oferta.

El California que probamos, de nombre completo interminable, es en realidad un miniapartamento con ruedas. Una autocaravana pequeña donde a excepción del baño se han conseguido meter todos los servicios. Ciertamente no se dispone del espacio de los furgones con vivienda-caja posterior, pero a cambio tenemos una extraordinaria movilidad y maniobrabilidad con el añadido de poder aparcar en cualquier plaza convencional de la calle o de un parking.

Volkswagen California



APARTAMIENTO BIEN EQUIPADO

Sería demasiado largo enumerar todo el equipamiento-vivienda que monta el California.

Centrándonos en lo más importante, hay que decir que el techo se eleva con un sistema electrohidráulico y en unos segundos tenemos “en el piso de arriba” una amplia cama de matrimonio. Los laterales son de lona y tiene ventanas con mosquiteras y también un flexo para la iluminación. Una red de protección impide una caída involuntaria a la “planta baja” (en particular en el caso de niños).

En el “piso de abajo” hay nevera, fregadero, cocina de gas, armarios para guardar útiles de cocina o hacer de despensa, armarios para la ropa, mesa corredera, climatización, cinco luces de lectura/ambiente y una más específica para la cocina. También dispone de un depósito de agua limpia de 30 litros y otro de residuales de la misma capacidad. Y todos los cristales (incluido el parabrisas) tienen cierres de cortina opacos para preservar la privacidad.

Volkswagen California

El asiento trasero de dos plazas (la configuración de tres es opcional) tiene el respaldo y la banqueta corrida y se desplaza longitudinalmente a lo largo del habitáculo. Además, con la ayuda de una estructura especifica y de una colchoneta posicionada en el maletero, también se puede habilitar como cama para dos personas aunque resulte más angosta que el de la “planta superior”. Debajo de este asiento hay un cajón gigantesco para guardar todo tipo de objetos.

Hay una cosa muy práctica. Con el techo elevado podemos desplazar la cama superior hacia arriba y en consecuencia el techo de la parte inferior gana mucha altura. Tanta, que nos permite desplazarnos por abajo sin tener que agacharnos. A su vez, los dos asientos delanteros se pueden girar y dejar el interior como un mini salón, hay tomas de corriente de 230 voltios y hasta han previsto una mosquitera en la ventana de “la cocina”.



HACIENDO CAMPING

Pero aun hay más. En el portón trasero se esconden dos sillas plegables y en la puerta corredera lateral está perfectamente escamoteada una mesa extraíble. Si además extendemos el toldo lateral tendremos un “porche” amueblado y únicamente nos quedara encontrar un buen paisaje de fondo donde parar y sentir esa sensación de independencia y de contacto con la naturaleza que solo esta forma de viajar es capaz de transmitir.

Nuestra California montaba un portabicis opcional que esta tan bien resuelto como todo lo demás. Es robusto y sencillo de plegar, caben cuatro bicicletas y estas son fáciles de acomodar disponiendo de cerradura en el anclaje para ahuyentar a los amigos de lo ajeno.

Volkswagen California

Sin duda estamos ante un vehículo ideal para los que aman la naturaleza, los viajes con o sin rumbo, los deportes, o todas estas y otras cosas juntas.



HABLAMOS DEL COCHE

Hasta aquí prácticamente no hemos comentado una línea de la parte automovilística de este California. Y también tiene muchas cosas a reseñar. La primera es que, como en todos los Volkswagen, la terminación del habitáculo es modélica. Materiales, ajustes, cuidado de los detalles, facilidad de manejo etc. todo resulta ejemplar. Un merito suplementario si consideramos que partimos de un modelo que no deja de ser una furgoneta y que la parte de la vivienda es necesariamente mucho mas artesanal que los productos realizados en las tradicionales cadenas de montaje.

El puesto de conducción necesariamente muy elevado y erguido no impide un buen confort de conducción gracias a un volante regulable en altura y en profundidad y a un asiento donde se puede ajustar la altura. En cualquier caso, todos los mandos se manejan como en cualquier turismo y la dirección, de buen tacto y precisión, gira muchísimo, lo que es una ventaja para las maniobras. 

Volkswagen California

La instrumentación es clara y muy completa al incluir la temperatura de aceite en el ordenador de a bordo. Y los dos butacones delanteros cuentan con dos descansabrazos cada uno, se regulan en altura y están calefactados.

El asiento trasero, como ya hemos comentado, es de banqueta y respaldo corrido pero resulta muy amplio y el respaldo tiene regulación de inclinación lo que permite viajar confortablemente también en esas plazas. El espacio para las piernas como es fácil de imaginar es amplísimo y haría las delicias del mismísimo Pau Gasol incluso en la posición más adelantada del asiento.



MALETERO GIGANTE Y CONFORT DE TURISMO

En esa posición el espacio posterior de carga (léase maletero) es descomunal. Pero también lo es cuando el asiento ocupa la posición más retrasada. Una estructura desmontable (la misma que se usa para habilitar la cama) permite dividir el espacio horizontalmente en dos superficies. Todo resulta tan grande y espacioso que Volkswagen declara 4 m3 de espacio total entre maletero y espacio posterior de pasajeros sin especificar una cifra individual para el primero como es habitual en el mundo de los turismos.

Volkswagen California

Tanto espacio y buenos asientos es ya un buen punto de partida para el confort. Pero además la insonorización esta tan cuidada como la de un monovolumen o cualquier otro coche normal y las suspensiones, dentro de una cierta firmeza, absorben las irregularidades con suficiencia. Un merito, porque lo habitual en casi todos los furgones adaptados a otros usos, como es el caso, es que resulten muy saltarines.



MOTOR 2.0 TDI DE 140 CABALLOS

La oferta de motores diesel del California contempla tres niveles de potencia, 102, 140 y 180 cv, extraídos siempre de un motor de 2.0 litros. El más potente monta un doble turbocompresor y los otros se conforman con la solución convencional de un turbo único, alimentación mediante inyección directa por conducto único (Common Rail) e intercooler. 

Nuestro California montaba la versión de 140 cv, que no es idéntica a la empleada en los turismos de la marca. Lo delata el hecho de que se gana en par máximo (340 Nm contra 320 Nm en los turismos en el mismo margen de revoluciones) y se pierde en régimen de utilización ya que la potencia máxima se obtiene a 3.500 rpm en el California y a 4.200 vueltas en los demás. Unos retoques importantes y muy adecuados para un vehículo con un peso y una resistencia aerodinámica muy superiores a las de un Passat o un Golf.

Volkswagen California

En cualquier caso como suele suceder con las versiones intermedias, se ha mostrado muy equilibrada. Ciertamente no se puede hablar de rapidez si la aceleración de 0 a 100 km/h que declara la hace en 15,6 segundos, pero en marcha se percibe con una agilidad correcta y con cambios de ritmos más que razonables para el tipo de coche que es. La versión de 180 cv tarda 3,2 segundos menos y declara una velocidad máxima de 188 km/h en lugar de los 169 de nuestro protagonista. Para adelantamientos y ritmos vivos por carreteras de montaña ciertamente es mejor, pero con los 140 caballos se va al fin del mundo y aun toca mirar el velocímetro con frecuencia en las autovías/autopistas para no ver disminuir la cuenta de puntos.



CAMBIO DSG Y CONSUMO

La versión que hemos probado del California montaba el reputado cambio DSG de dos embragues con estos y las inserciones de las marchas robotizados. En la práctica funciona como un automático, con una inmediatez de respuesta y una suavidad realmente fantástica. Además se puede manejar manualmente con movimientos secuenciales de la palanca, lo que es muy útil en algunas ocasiones, y tiene también un programa Sport en función automática muy útil para circular por zonas de montaña sin tener que llegar a hacer uso del cambio en posición manual. En cualquier caso, como en todos los DSG, las leyes de funcionamiento en uso manual imponen muchas desobediencias y se termina por ir prácticamente siempre en modo automático.

Volkswagen California

Respecto a los consumos hay que contar con un gasto habitual de 10 litros, que sube fácilmente a 12 en cuanto “agilizamos” la marcha. Considerando la aerodinámica, el peso y la capacidad de carga, parece una cifra extremadamente razonable. Solo en trazados muy fáciles y a velocidades muy tranquilas es posible bajar de los 10 litros.



COMPORTAMIENTO: MEJOR DE LO PREVISTO

Respecto al comportamiento lo primero que hay que tener en cuenta es que pesa dos toneladas y media y que la altura es considerable. Incluso comparándolo con un monovolumen grande estos dos factores le son claramente desfavorables. En consecuencia las inercias se dejan notar a la hora de entrar en las curvas o ante cambios de trayectoria repentinos.

Esto no implica balanceos de la carrocería ya que en todo momento se muestra bastante bien aplomado ayudado por unas suspensiones convenientemente firmes. Conducido “con mano firme” llega a resultar mucho más efectivo de lo que la silueta hace pensar y llega a sorprender con una velocidad de paso por curva inesperada en un vehículo de esta configuración. Además el control electrónico de estabilidad siempre está al quite y la precisa dirección y unos frenos correctos terminan por darle una movilidad y una seguridad impensable hasta hace poco en un coche de estas características.

Volkswagen California



RIVALES

Solo hay un rival para esta California y también es de origen alemán. El Mercedes Viano Marco Polo 2.0 CDI es como un calco del Volkswagen en lo referente a la configuración, distribución y realización de la parte de la vivienda. En cambio mecánicamente hay una diferencia significativa: la Marco Polo tiene propulsión trasera. El motor, pese a la denominación, tiene 2.148 cc y rinde 136 caballos. La denominación 2.2 CDI está reservada para la versión de 163 cv de este mismo motor. El cambio automático es opcional. Cuesta 2.567 euros y sumados a los 47.048 euros de coste de partida de este Viano deja una tarifa total de 49.615 euros claramente mas contenida que la del California. Con las cifras oficiales en la mano las prestaciones del Mercedes son un poco mejores y desconocemos los consumos.

Rebuscando en foros de este tipo de coches hemos podido constatar que los propietarios se convierten en apasionados de su autocaravana “desfigurando” los juicios racionales. Y los bandos están tan enfrentados y son tan apasionados que parecería que estuvieran hablando aficionados de Fútbol Club Barcelona con los del Real Madrid. Una prueba más de que estamos ante unos vehículos muy particulares, que dejan huella en sus propietarios al acompañarles en experiencias, generalmente de ocio, muy placenteras.

Volkswagen California



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL VOLKSWAGEN CALIFORNIA?

En la fecha que hemos realizado la prueba de esta furgoneta, tomando como referencia un señor de 50 años, que vive en Sevilla, guarda la furgoneta en garaje individual y recorre hasta 10.000 kilómetros al año, el precio es de 268.66 euros a terceros ampliado con lunas, robo e incendio, en Balumba Seguros, con una calidad en la póliza de 4.62.



CONCLUSIÓN

Estamos ante un vehículo particular y destinado a una utilización muy específica. Una utilización donde, en general, los aspectos lúdicos primaran sobre la parte automovilística. Sin embargo, las recortadas dimensiones de esta autocaravana le aportan una movilidad extraordinaria y una facilidad de manejo y de gestión (se puede aparcar en cualquier plaza en la calle o en un parking) muy próximos a los de un monovolumen. Las prestaciones con el motor de 140 cv son correctas y los consumos razonables.

Volkswagen California

A su vez la parte de la “vivienda” esta extraordinariamente bien resuelta por aprovechamiento del espacio, calidad de realización y cantidad de equipamiento. Pueden viajar y dormir hasta cuatro personas y solo falta el baño para tener total autonomía.

Lástima que el precio sea tan disuasorio. Porque 59.671 euros es una cifra de consideración que obliga a tener muy claro que uso daremos a la California. Muchos pensaran que es mejor cogerse un hotel.



A favor

- Movilidad (Se conduce con facilidad, se aparca en plazas convencionales y las prestaciones son correctas).

- Calidad de realización (Todo parece estar pensado hasta el mínimo detalle. Además los materiales son de calidad y las terminaciones destilan robustez)

- Motor y cambio DSG (Con solo 2.0 litros y 140 cv mueve con soltura un peso considerable. El cambio DSG sintoniza a la perfección con el tipo de uso de la California).

- Aprovechamiento del espacio de la “vivienda” (Meter tantos servicios en un espacio tan reducido es un merito. Y que resulte funcional, aun más).

En contra

- Precio (Casi 60.000 euros es una cifra de mucha consideración. Algunos podrán pensar que es mejor dormir en un hotel).

- Suspensiones algo duras (si el asfalto esta deteriorado puede llegar a ser incomodo).

- Consumo con tendencia al alza (Si pretendemos una marcha ágil será inevitable sobrepasar los 10 litros con facilidad).

Prueba y Redacción: Luis Villamil
Fotos: Alex Blanco
Diciembre 2012

Busca tu furgoneta

Marcas Modelos
Buscar furgoneta
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar