Prueba FORD TOURNEO CUSTOM
Batalla Corta 2.2 TDCi 155 CV Titanium

MÁS QUE UN FURGÓN, MÁS QUE UN MONOVOLÚMEN

La última creación de Ford viene a ofrecer soluciones a un muy amplio (más de lo que parece), y heterogéneo colectivo que va desde las familias numerosas, pasando por los hoteles, el transporte de personas o aficionados a muy diferentes deportes que necesitan un vehículo con altas capacidades tanto de carga como de pasajeros

 

Si, ya sabemos que para esto hay multitud de adaptaciones de furgones y furgonetas, pero efectivamente son eso, adaptaciones, y casi ninguna de ellas llega a la categoría de ser considerada como un vehículo con la capacidad de habitáculo y maletero, calidad de terminación, equipación, y confort de marcha tanto para conductor como pasajeros como ofrecen los grandes monovolúmenes, adaptado además, a una capacidad de hasta nueve ocupantes.

Con dos motores, ocho o nueve plazas y dos diferentes batallas, la versión que hoy probamos viene equipada con el motor más potente, ocho plazas y batalla corta, un vehículo que como veremos tiene como apellido la palabra “versatilidad”, algo que cada vez más usuarios valoran a la hora de adquirir un vehículo.

Ford Tourneo Custom

PARA TODA LA FAMILIA... SEA COMO SEA

Frente a los monovolúmenes “normales”, en los que incluso en los más grandes, en el supuesto de utilizar todas las plazas, el espacio para el equipaje suele ser realmente reducido, en la Tourneo Custom, aún en el modelo de batalla corta que hoy probamos, la capacidad para cargar las maletas de la familia es muy grande, pues aún al llenar el espacio reservado tras la tercera fila de asientos, cabe la posibilidad de meter maletas y/u otros bultos delante de la segunda fila de asientos, cuyo espacio para las piernas es monumental. En cualquier caso, la diferencia de precio entre la de batalla corta y la de batalla larga no es significativa, y si lo que prevemos habitualmente es un supuesto como el mencionado (muchas personas y equipaje), la de batalla larga dará respuesta a las necesidades de carga de los más exigentes.

Con ocho plazas (cabe la posibilidad de nueve al poderla pedir con la banqueta delantera corrida), y todos los asientos de la segunda y tercera fila desmontables, las posibilidades de acomodar a toda la familia, sea como sea esta son infinitas, y si por ejemplo, desmontamos el asiento individual de la segunda fila, tendremos unas siete plazas con un acceso excepcional a cualquiera de ellas, sitio para el perro y todo el maletero para equipaje. Con lo que una familia de padres, tres hijos, los abuelos y la mascota, se acoplarán perfectamente en la Tourneo Custom. Partiendo de este simple ejemplo las posibilidades son casi infinitas. El hecho de que la dos puertas laterales sean correderas facilita tanto el acceso de los pasajeros como la introducción y colocación de cualquier tipo de carga. Todos los asientos llevan integrado su propio cinturón de seguridad y sus respaldos son reclinables, lo que mejora mucho la comodidad a la hora de pasar en ellos mucho tiempo.

Ford Tourneo Custom



MODULARIDAD

Todo lo aplicable a las personas lo es también en lo que se refiere a las diferentes cargas que podemos llevar, y si por ejemplo nos gusta el surf, podremos quitar los dos asientos individuales de la derecha, obteniendo una seis plazas con capacidad para equipajes y las tablas de sus ocupantes. Si a lo que “le damos” es a la moto, quitando los cuatro asientos de la izquierda, nos quedará una cuatro plazas con espacio para una moto, el carro de herramientas, los equipajes… mucho espacio para “dibujarlo” a nuestro antojo y necesidad. Los asientos plegables, abatibles y extraíbles le otorgan una modularidad ejemplar, todo ello en un “cajón” cuadrado, la mejor forma de poder aprovechar el espacio.

El portón trasero abre de forma vertical, lo que, debido a su gran tamaño, le otorga ventajas y desventajas, como ventajas está el hecho de que nos sirve de protección frente al sol o las inclemencias al cargar o descargar, como desventaja es que no podremos abrirlo si detrás hay una pared y que tendremos que tener mucho cuidado si lo abrimos estando aparcados en batería en una calle estrecha, pues otro furgón o camión que pasase se lo podría llevar por delante al sobresalir mucho.

Ford Tourneo Custom



EQUIPACIÓN

Hasta ahora hemos visto una serie de características que de una manera u otra y con mayor o menor fortuna se pueden lograr en un buen número de furgones o furgonetas, la capacidad de carga, pasajeros y la modularidad, pero como decíamos más atrás, si algo destaca en este Tourneo Custom es su nivel de equipación.

Al montar lo primero que descubrimos es la buena terminación de los asientos de cuero que llevaba esta versión y a la par su comodidad, con suficiente sujeción lateral, reposabrazos regulable en ambos casos, calefactables y, en el caso del conductor, regulable eléctricamente en todos los sentidos.

Mirando al cuadro de mandos enseguida nos damos cuenta de que no estamos frente a una furgoneta “normal”, y la buena terminación junto a la cantidad de mandos y controles a nuestro alcance la asemejan más a cualquier otro monovolumen. Cierto es que predominan los plásticos duros en el salpicadero, pero el ajuste, buen remate, la acertada coordinación de los colores y el agradable aspecto a la vista dan como resultado un conjunto de gran nivel. El volante, de cuero, es de cuatro brazos y resulta particularmente agradable al tacto. En cuatro diferentes módulos lleva incorporados los mandos del control de crucero adaptativo, el teléfono, las instrucciones por voz y las principales funciones del equipo de música.

Ford Tourneo Custom

En el cuadro, la esfera del cuenta vueltas a la izquierda y del velocímetro a la derecha “abrazan” dos secciones de información, analógica la de abajo con nivel de combustible y temperatura de agua; y digital la de arriba, con un sinfín de informaciones tanto del ordenador de a bordo, como del GPS y diversos avisadores. A cada lado de este cuadro se sitúan dos pulsadores, para el antiempañamiento de las lunas delantera y trasera a la derecha y para desconectar los avisos sonoros de la ayuda al aparcamiento y el limitador de velocidad.

La consola central está dominada por la botonera que controla el equipo de música, el teléfono y el GPS, rodeada a sus lados por dos grandes salidas de aire verticales, la pantalla del GPS encima y los mandos del aire acondicionado debajo. Este tiene un segundo mando en el techo de la segunda fila de asientos que permite regular la salida de aire a todas las plazas traseras, ya que cada una de ellas tiene un aireador giratorio en el techo.

Más allá del cuadro de mandos y encima de este, incorpora una guantera de forma triangular que instala en su interior una toma de corriente, una toma USB y una entrada auxiliar, para poder llevar en ella nuestro dispositivo móvil conectado al sistema de sonido del vehículo.

Espejos de cortesía con luz, espacio reservado para las gafas, hueco junto al retrovisor interior, guantera de buen tamaño, espacios para dejar botellas grandes en las puertas, doble guantera en estas y algunos huecos portaobjetos más, facilitan tanto al conductor como a su pasajero llevar todas las cosas seguras y a mano.

En la zona de carga encontramos ganchos para sujetar la carga, toma de 12V junto al portón y diferentes cuelga perchas.

Ford Tourneo Custom



SEGURIDAD A LA ALTURA

Incorpora el sistema de control de voz Ford SYNC, con el que se puede controlar la música, realizar y responder llamadas de móvil, o escuchar, por ejemplo, los mensajes de texto que nos envíen al móvil, todo ello utilizando una serie de ordenes de voz muy sencillas e intuitivas. El SYNC además de las ya citadas tomas USB y auxiliar, permite reproducir música de forma inalámbrica gracias al Bluetooth. El sistema también está preparado para realizar una llamada de emergencia en caso de que tengamos un accidente y, en el caso de no responder a la llamada del control central, activar un dispositivo para que nos localicen gracias a la señal del GPS.

La parte electrónica que velará por nuestra seguridad brilla con luz propia, así, contamos con control de crucero adaptativo, avisador de cambio involuntario de carril, alerta de cansancio del conductor, sistema antivuelco que trabaja junto al programa electrónico de estabilidad (ESP), reparto de par en curva, asistente de frenadas de emergencia, control de balanceo del remolque, control de tracción, asistente de arranque en pendiente…

En lo que a seguridad pasiva se refiere, incorpora airbags frontales y laterales para las plazas delanteras, airbags de cortina para todos los ocupantes, anclajes Isofix en todas las filas de asientos. Es muy de destacar también que a conseguido 5 estrellas EuroNCAP en los test de choque.

Ford Tourneo Custom



MOTORES

El motor que daba vida a nuestra unidad era un tetracilíndrico en línea de 2.2 litros diesel de inyección directa common rail, con turbo de geometría variable e intercooler. Entrega 155 CV a 3.500 rpm y un par máximo de 385 Nm a 1600 rpm. Hay otra versión menos potente, de la misma cilindrada y 125 CV y 350 Nm.

La caja de cambios que lleva asociada es una manual de seis velocidades con un agradable tacto y unos desarrollos muy utilizables que le permiten alcanzar una velocidad de 160 Km./h. (autolimitada).

Una de las ventajas de estos nuevos motores Duratorq TDCi es su reducido mantenimiento, con visitas al taller cada dos años o 50.000 kilómetros. El sistema Auto Start/Stop le permite homologar unos consumos especialmente reducidos, sobre todo en ciudad, donde este sistema muestra todas sus ventajas.



CIRCULANDO

Gracias al elevado par motor y sobre todo a que lo entrega a tan bajas vueltas, la conducción es especialmente agradable circulando con tranquilidad y en marchas largas, tanto que en ocasiones y hasta que te acostumbras, es posible que se te cale al arrancar, al pisar muy poco el acelerador en las salidas.

Ford Tourneo Custom

Las relaciones de cambio están bien diseñadas y con este motor de 155 CV tan solo tendremos que tener la precaución ya señalada al arrancar, así como el de reducir una marcha en algunos adelantamientos si circulamos en sexta velocidad, especialmente si vamos cargados o vamos a hacer el adelantamiento cuesta arriba, pues su gran desmultiplicación, que le permite llevar el motor “ronroneando” alrededor de las 2.000 rpm a 120 Km./h. le limita, evidentemente, el brío a la hora de acelerar. Esto no supone ningún problema ya que como hemos dicho anteriormente, el cambio además de agradable tiene la palanca perfectamente situada muy cerca del volante.

Incorpora de serie un limitador de velocidad que impide que el vehículo sobrepase los 115 Km./h. Independientemente de que yo lo hubiese calado a unos más reales 120 Km./h. lo cierto es que resulta realmente cómodo poder pisar el pedal del acelerador sin miramientos sabiendo que no nos vamos a pasar de velocidad ni de consumos, sin embargo en mi opinión, el sistema tiene un defecto grave y es que para desconectarlo y poder disponer de toda la potencia, aceleración y velocidad del vehículo hay que desconectarlo apretando el botón situado en el cuadro de mandos a la izquierda del volante. Esto, si nos encontramos en una situación comprometida (un adelantamiento justo, por ejemplo), nos va a suponer sí o sí, una valiosa perdida de tiempo que no se daría si, por ejemplo, el sistema se desconectase apretando a fondo el acelerador, al estilo de los kick down de los cambios automáticos.

El consumo en condiciones reales es muy difícil bajarlo de los 9 litros, algo que no considero que sea excesivo pero que se aleja muy mucho de los consumos que la marca homologa; si bien es cierto que durante esta prueba no he sido especialmente cuidadoso en la búsqueda de consumos, tampoco e realizado una conducción “deportiva”, circulando siempre a las velocidades legales (o poco más), y adaptándome a las condiciones del tráfico con naturalidad y eso sí, agilidad, aunque también es cierto que toda la prueba se ha realizado con una o dos personas…

Ford Tourneo Custom

Frente a un monovolumen de gran tamaño su agilidad es totalmente comparable, no viéndose penalizada en absoluto por su condición de furgoneta, algo que psicológicamente te puede afectar al principio hasta que descubres que su tamaño es similar al de cualquier monovolúmen medianamente grande y que la altura extra que posee no le penaliza, pues el peso está abajo no subiendo el centro de gravedad de manera notable frente a estos.

Como se puede ver en las fotos, ni aún entrando al límite en curvas el movimiento de la carrocería es exagerado, y la estabilidad se demuestra intachable incluso en estas tan inapropiadas condiciones para un vehículo que pretende transportar de forma cómoda a ocho o nueve personas.

La insonorización hay que catalogarla como de muy buena, pero no podemos olvidar que no vamos dentro de la pequeña “caja” de un utilitario, y que este “cajón” tiene una superficie frontal grande y unos retrovisores grandes, que hacen que el ruido aerodinámico llegue con algo más de intensidad que en vehículos de menos tamaño. En cualquier caso este ruido se mantiene dentro de unos parámetros muy agradables y permite a sus ocupantes, circulando a los legales 120 Km./h. hablar sin tener que subir la voz en absoluto.



CONCLUSIÓN

El éxito de los monovolúmenes que les ha llevado con el tiempo a ser cada vez más grandes, alcanza su máxima expresión con esta nueva Ford Tourneo Custom, que mucho más que una furgoneta, por su nivel de equipación, terminación interior, modularidad y sistemas de seguridad, se sitúa como competencia de los monovolúmenes de mayor tamaño, enfrentándose a ellos además, con un precio especialmente competitivo y con una superior capacidad de carga y pasajeros.

Ford Tourneo Custom

Un vehículo que va dirigido no solo a familias numerosas, ya que también es una buena herramienta para empresas como hoteles, que les permite tener un minibús para llevar-traer a los huéspedes al aeropuerto, transporte de directivos durante congresos, practicantes de muy diferentes deportes a los que permite llevar sus “aperos” en compañía de la familia o grupo de amigos.

El resultado que Ford a obtenido con este “maximonovolumen”, como ellos mismos le denominan, es realmente destacable, algo que se percibe mejor cuando lo has probado y te quitas por completo de la cabeza la impresión inicial de que vas subido en una furgoneta y sin duda, se hará con un importante hueco en el mundo de los vehículos mixtos, capacidades no le faltan.



A favor

- Habitabilidad, en todas las plazas el espacio para los ocupantes es amplio.

- Modularidad, de dos a ocho personas y el correspondiente equipaje – carga se pueden instalar en un sinfín de distintas posibilidades

- Equipamiento para la conducción. Control de crucero adaptativo, limitador de velocidad, GPS, completo ordenador de a bordo… el conductor dispone de todo lo necesario para hacer kilómetros de manera agradable.

En contra

- El limitador de velocidad hay que quitarlo con la mano, algo que puede hacer perder tiempo en situaciones complicadas pudiendo a llegar a ser peligroso.

- La apertura vertical del portón trasero puede suponer un problema en algunas circunstancias.

Prueba y Redacción: Arpem.com
Fotos: Lofer
Junio 2013

Busca tu furgoneta

Marcas Modelos
Buscar furgoneta
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar