Prueba FIAT SCUDO PANORAMA
165 Executive Largo 2.0 MJT 163 CV

¿Y POR QUE NO?

Podemos encuadrarlo como un furgón de pasajeros, como un pequeño microbús, o incluso como un amplísimo monovolumen. En cualquiera de las tres categorías destacaría por su amplitud y por su capacidad de carga en relación con su tamaño exterior. Y sin quedarse atrás en prestaciones respecto a los coches mas populares

  

TRILOGÍA

El Fiat Scudo forma parte de una trilogía de automóviles fruto de los acuerdos de fabricación entre el propio Grupo Fiat y el Grupo francés PSA (Peugeot/Citroën). Estos últimos comercializan versiones análogas bajo los nombres de Peugeot Expert y Citroën Jumpy. Un acuerdo que hasta hace poco englobaba también a los monovolúmenes, con los que comparten/compartían chasis y órganos mecánicos, y que se vendían bajo los nombres de Fiat Ulisse y Lancia Phedra por una parte y que se siguen comercializando en el caso del Peugeot 807 y el Citroën C8.

Sirva esta introducción para encuadrar un modelo que a primera vista pasa por ser un furgón acristalado y con asientos para pasajeros; y que sin embargo, escarbando un poco más en sus cualidades, descubrimos que sirve de perfecto monovolumen para los que de verdad necesitan mucho espacio para personas, pero también precisan que el equipaje, aunque sea cuantioso, viaje acompañándoles.

Fiat Scudo



HABITÁCULO: AMPLITUD Y MODULARIDAD

El Scudo Panorama está disponible con dos distancias entre ejes (3.000 y 3.122 mm), y dos largos de carrocería distintos (4.805 y 5.135 mm). La unidad que probamos tiene las medidas más grandes en ambos casos y en consecuencia es la versión más espaciosa.

Dispone de 8 plazas (la versión de 9 plazas con asiento delantero de acompañante doble, es una opción sin coste) distribuidas en tres filas mediante configuración 2+3+3 con todos los asientos de gran tamaño y muy cómodos. Los dos delanteros son individuales y cuentan con descansabrazos, mientras que los de las filas posteriores tienen una curiosa configuración: los asientos centrales e izquierdos de cada fila cuentan con banquetas solidarias pero los respaldos son independientes, reclinables y plegables.

A su vez los asientos derechos de cada una de las filas son individuales, contando con las mismas regulaciones y se pueden extraer por separado. De este modo, y dentro de las muchas combinaciones posibles (2+2+3, 2+3+2, 2+0+2, etc.) queda una configuración 2+2+2 que permite, tanto moverse por el coche entre las tres filas sin tener que bajarse del mismo (el freno de mano esta a la izquierda del conductor, entre el asiento y la puerta y no molesta) , como transportar objetos muy largos (bicicletas, tablas de surf o windsurf, etc.) sin que afecte a la comodidad de los pasajeros. Mencionar también que los cuatro asientos laterales de cada fila cuentan con anclajes Isofix para acoplar sillas de niños.

Fiat Scudo

Lógicamente todos los respaldos se pueden plegar y lo mismo sucede con las banquetas, aunque en este caso en proporción 2+1. Además ambas filas se pueden extraer totalmente (para los asientos dobles se requieren dos personas) y entonces tendremos el gigantesco espacio de carga correspondiente a un vehiculo/furgón de este tamaño.

En cualquier caso, con las 8 plazas ocupadas el maletero sigue siendo grande con 700 litros de capacidad hasta la bandeja cubre equipajes (aquí gana a todos los monovolúmenes). Y como el portón es completamente vertical, si la quitamos y “apilamos” el equipaje hasta el techo, entonces puede llegar hasta los 1.200 litros. Respecto al cubre equipajes decir que en realidad son dos (uno rígido y otro enrollable) que también pueden ocultar el espacio de carga cuando solo se utilizan las dos filas delanteras de asientos.

La rueda de repuesto “de verdad”, no obliga a descargar el maletero en caso de pinchazo porque va en el exterior por debajo del mismo.



MÁS SOBRE EL HABITÁCULO

Dentro de un ambiente de mucho espacio a disposición, en el habitáculo también encontramos otras particularidades.

El acabado es sobre todo vistoso, destacando más por la decoración que por la bondad de los materiales y la precisión de los ajustes. En este sentido se nota la procedencia industrial del modelo y los plásticos duros, salpicadero incluido, son la norma común.

Fiat Scudo

El acceso a las plazas posteriores es comodísimo gracias a las dos puertas correderas y hay climatización con bocas de aireación específicas para esas plazas y también luces de lectura y alguna toma de corriente.

En contrapartida los cristales de las ventanas traseras son fijos y los de las puertas correderas cuentan con un primitivo y “pobretón”, sistema de ventanilla deslizante. Menos mal que los cristales tintados y la buena climatización evitan, en gran medida, tener que utilizarlos.

Por su parte el conductor tiene una buena postura de conducción teniendo en cuenta el tipo de vehiculo y las regulaciones de altura y profundidad del volante y la de altura del asiento permiten un buen acomodo a personas de tallas muy variopintas. La palanca de cambios, elevada y muy próxima al volante, es todo un acierto aunque merecía algo más de precisión en las inserciones, y tanto está como el volante están forrados de cuero. A su vez, la instrumentación es clara y cuenta con lo imprescindible (velocímetro, cuentarrevoluciones, nivel de combustible y temperatura del motor), hay un espejo para “controlar” a los pasajeros y muchos huecos y muy grandes para dejar cosas.

Destacan en este sentido las amplias “bolsas” de las puertas (muy bajas respecto al asiento), el “cajón” situado encima del airbag del acompañante y los tres receptáculos del techo (dos de ellos con tapa). En esta abundancia se echa en falta algún “recipiente” más pequeño pero más a mano (léase en la consola central) donde poder dejar los objetos de uso más común (llaves, mando del garaje, teléfono, etc.) lo que resulta curioso al comprobar que hay un sitio especifico para tarjetas de crédito o para el ticket del peaje.

Fiat Sucudo

Lo peor sin embargo, es la posición del mando de regulación de la altura de las luces. Situado en el salpicadero a la izquierda del volante en una posición muy baja, es de dificilísima localización con el vehiculo en marcha.



EL TAMAÑO IMPORTA

A pesar de su tamaño, peso (casi dos toneladas) y aerodinámica, el Scudo Panorama es capaz de sorprender en lo que a agilidad de marcha se refiere. El binomio propulsor/cambio es el responsable.

El motor, un turbodiesel de 2.0 litros entrega 163 caballos pese a la denominación 165 que utiliza y es la mecánica más potente de las tres disponibles en el Scudo (las otras tienen 88 y 128 cv). El propulsor cuenta con todos los avances de los modernos turbodiesel (inyección directa por conducto único “Common Rail”, que Fiat precursora del sistema denomina como Multijet, con turbocompresor de geometría variable e intercooler) y se siente poderoso. Empuja con contundencia en todo el arco de funcionamiento, aunque prefiere la zona baja de revoluciones (la potencia máxima se obtiene a 3.750 revoluciones) y es fácil y agradable de usar.



CAMBIO CORTO Y PRESTACIONES SORPRENDENTES

Un cambio de 6 velocidades con las relaciones bastante cortas le sirve de complemento ideal y contribuye a realzar aun más su vivacidad. Tanto, que en utilización tranquila no es necesario hacer un uso continuado del mismo porque la respuesta es muy buena aunque circulemos bajos de revoluciones. Y si queremos acelerar con la máxima decisión y recurrimos entonces al cambio, nos llevaremos una sorpresa, porque es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h, oficialmente, en solo 10,4 segundos.

Fiat Scudo

Brillante, aunque la cifra parece algo optimista si consideramos que sus “primos” los Citroën Jumpy Multispace y Peugeot Expert Tepee, con idéntica motorización, declaran 11,2 y 12,6 segundos respectivamente, lo que tampoco está nada mal. Si tenemos en cuenta que un Fiat Bravo 1.6 diesel de 120 cv emplea 10,5 segundos y la versión de 105 cv del mismo modelo tarda 11,3 segundos, nos haremos una idea más precisa del nivel de agilidad de este vehículo.

Otras consecuencias de una caja de cambios de relaciones cortas es que le afecta relativamente poco la cantidad de peso que transporta, y también, que “mantiene el paso” sin desfallecer aunque el perfil de la carretera se empine. Constatando que a 120 km/h el motor gira a 2.500 revoluciones, encontramos parte de la explicación.

Por el mismo motivo la velocidad máxima, autolimitada a 170 km/h, la alcanza y la mantiene con facilidad (para usar en las autopistas alemanas). Otra prueba más de las sorprendentes prestaciones de este automóvil.



Y LOS CONSUMOS NO SE DISPARAN

Todas las características del modelo parecen predestinarle a un nivel de consumos altos. Pero aquí también nos ha sorprendido con un gasto de combustible muy ajustado para el nivel de prestaciones que tiene y, lo que es más importante, para el nivel de carga que es capaz de transportar.

Fiat Scudo

Se conforma con 8 litros en el tipo de utilización menos exigente (carreteras despejadas y con pocos cambios de ritmo) y va subiendo hasta los 11-12 en condiciones de trabajo más duras. Y en esto influye mucho el nivel de carga, el perfil de la carretera y las prestaciones que le exijamos. En cualquier caso, cifras muy satisfactorias teniendo en cuenta que pesa dos toneladas, que la aerodinámica no le favorece y que las relaciones de cambio cortas obligan al motor a girar más alto de revoluciones.



BUEN COMPORTAMIENTO

Las suspensiones, como no puede ser de otra manera en un vehiculo de esta procedencia y con semejante capacidad de carga, son firmes. No tanto como en una furgoneta al uso, ni tan absorbentes como las que encontramos en la mayoría de monovolúmenes. En consecuencia el confort es adecuado pero sin alcanzar el nivel de refinamiento de estos últimos. Una afirmación que también hacemos extensiva a la hora de valorar la sonoridad interior.

Con esta firmeza y a pesar de contar con una suspensión trasera muy básica (eje rígido con barra Panhard de guiado/refuerzo), el comportamiento es muy satisfactorio. Porque la carrocería se mueve muy poco y no se ve afectada por balanceos o cabeceos que alteren la trayectoria elegida ni en las curvas ni en las rectas. En consecuencia transmite confianza al conductor, que tiene, en la precisa dirección y en unos frenos de buen tacto y con suficiente potencia y resistencia al uso intensivo, dos buenos aliados.

Fiat Scudo

Lógicamente se conduce con más “naturalidad” y agilidad en zonas despejadas que en una revirada carretera de montaña. Pero, tamaño al margen, tampoco ahí desentona. Y si el conductor olvida que no está a los mandos de un turismo y exagera en el ritmo, entonces aparece una tímida y progresiva tendencia subviradora (irse de morro) que es inmediatamente cortada por un ESP (Control Electrónico de Estabilidad) al que no por ello calificaríamos de intrusivo.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL FIAT SCUDO?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Fiat Scudo Panorama 165 Executive Largo 2.0 Multijet Power 8-9 Pl, hemos tomado como referencia un hombre de 50 años casado, con 25 de antigüedad de carné, que vive en Gijón, deja el coche en la calle y recorre hasta 30.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a terceros con lunas, robos e incendio, es Génesis con un precio de 316.43 € y con una calidad en la póliza de 8.54.



CONCLUSIÓN

Si la gran virtud de los monovolúmenes es la polivalencia y la capacidad de carga, en el caso del Scudo estas cualidades podríamos decir que se duplican. Puede transportar hasta 8/9 pasajeros con una gran amplitud y aun queda sitio para mucho equipaje. Y a medida que vamos quitando o plegando asientos, la capacidad de carga crece de modo exponencial hasta convertirse en una furgoneta “real” si solo dejamos los asientos delanteros. A valorar también muy positivamente la gran variadas de configuraciones interiores que es capaz de ofrecer.

Fiat Scudo

Ciertamente no alcanza el nivel de refinamiento de un monovolumen. Y esto abarca desde la estética de la carrocería, a los acabados, pasando por el filtrado de las suspensiones o la sonoridad. Pero el precio también es claramente inferior (no llega a los 30.000 €) y no por ello hay que renunciar a un nutrido equipamiento o incluso a algunas opciones de capricho.

Dinámicamente es sorprendente por su comportamiento y sobre todo, en esta versión con el motor de 163 caballos, también por su nivel de prestaciones que afortunadamente no dispara los consumos.



A favor

- Capacidad de carga (sean pasajeros o equipaje, la capacidad de carga es sorprendente. Ningún monovolumen se le aproxima y como “furgón” también brilla)

- Polivalencia y modularidad (dispone de mucho espacio pero además ofrece un sinfín de combinaciones de plegados y distribución de asientos)

- Prestaciones (en aceleración y en recuperaciones corre como un turismo de entre 90 y 110 caballos. Un logro con semejante peso y aerodinámica)

- Consumos (para le capacidad de carga y el nivel de prestaciones que tiene los consumos son realmente ajustados)

- Precio (respecto a los monovolúmenes grandes y con este nivel de potencia es notablemente mas barato. También como industrial tiene un precio ajustado)

En contra

- Refinamiento (comparado con un monovolumen no alcanza un nivel tan alto de refinamiento en detalles como la insonorización, el filtrado de las suspensiones o las terminaciones. Estética al margen)

- Ventanas traseras (las traseras fijas y las de las puertas con un sistema de corredera muy básico, nos recuerdan la procedencia industrial del modelo)

- Detalles descuidados (la colocación del mando de regulación de altura de luces o la falta de un “recipiente” donde el conductor pueda dejar, a mano, los objetos más comunes, merecía una solución)

Prueba y Redacción: Luis Villamil
Fotos: Alex Blanco
Septiembre 2013

Busca tu furgoneta

Marcas Modelos
Buscar furgoneta
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar