Prueba VOLKSWAGEN T5
Caja Intercambiable

VEHÍCULO APROVECHABLE DE LUNES A DOMINGO

Herramienta de trabajo de lunes a viernes. Apartamento en primera línea de playa o a pie de pista de ski el fin de semana. Esto es lo que nos ofrece la VW T5 que hoy probamos. Versatilidad en estado puro.

En marcha Prueba VOLKSWAGEN T5

Lo primero que notamos al sentarnos en el puesto de mandos de esta T5 es “nada”, porque se trata de una VW T5, doble cabina, de estricta serie, en la que lo único que descubrimos a simple vista es un interruptor a la izquierda del volante que se ocupa de activar la suspensión neumática Goldschmitt, una única diferencia que como veremos es más importante de lo que parece.

Por lo demás, la ergonomía al volante es la ya conocida de la T5. Al arrancar, nada es diferente, y salvo controlar el pequeño aumento en anchura y especialmente el largo en las maniobras más ajustadas, por el riesgo de “barrer” en los giros más pronunciados todo se desarrolla con total normalidad.

En ciudad y carretera, el comportamiento es totalmente comparable al de una T5 de origen, de lo que en buena parte se encarga la ya comentada suspensión neumática, que permite no solo regular la dureza de la suspensión, sino también su altura, teniendo 12 cm. de diferencia entre el punto más bajo y el más alto. Lo primero, la dureza, nos permite ajustarla según la carga que llevemos para dejarla a nuestro gusto, y la diferencia entre dejarla blanda, en que el comportamiento se vuelve “bailón” (siempre con la célula montada), a dejarla totalmente dura, en que se vuelve seca, es abismal. En cuanto a la posibilidad de subirla o bajarla, se convierte en un “gadget” destacable cuando por ejemplo queremos cambiar de caja, quitar o poner la célula o, como veremos, cuando nos queremos adentrar por pistas y nos encontramos con algún camino más abrupto de lo normal.

volkswagen t5 El conocido sistema de tracción de la T5 además del plus de seguridad que aporta cuando las condiciones de adherencia en carretera son escasas, permite, al ir cargados con la célula habitable, adentrarse con seguridad en pistas no asfaltadas que nos llevarán a sitios recónditos en donde poder disfrutar de la naturaleza y del campo. No nos engañemos, el vehículo que hoy probamos no es un Todo Terreno preparado para trialear, pero su excelente sistema de tracción unido a la suspensión neumática que nos permite ganar unos centímetros de altura al suelo en las condiciones más complicadas, nos permitirá acceder a sitios totalmente vedados a cualquier otro furgón “normal”, a cualquier autocaravana e incluso a cualquier Todo Terreno que vaya tirando de una caravana normal. Cualquier pista que nos lleve a lo alto de aquella montaña o a pie de la arena de playa es, por lo tanto, accesible a nuestra fiel herramienta de trabajo, convertida de repente en un apartamento en primerísima línea de playa. Si nuestras miras van un poco más allá, siempre nos quedará la posibilidad de meterle unos neumáticos más apropiados para un uso off road, pero eso ya depende de cada uno.

Otro dato importante de esta preparación, es que ya viene homologada para una M.M.A. superior, así de los 3.000 Kg. que vienen en ficha de origen, se pasa a 3.500 kg. Modificación que ya viene anotada en ficha técnica y que nos permite, sin perder su calificación de camión ligero (y por lo tanto conducirlo con el carné B), un plus de carga tanto a la hora de cargar nuestra célula como la caja de trabajo que tengamos colocada entre semana, una caja que como decíamos al principio, se puede intercambiar en un cuarto de hora, y que en el caso que hoy nos ocupa, se trataba de una caja de carga cerrada con toldo, que se acoplaba perfectamente al chasis gracias al sistema de autocentrado del que viene dotada esta T5.

Es precisamente cuando la crisis aprieta cuando más hay que agudizar el ingenio, y sin duda, esta solución que hoy nos presenta autonomadas, puede ayudarnos a sobrellevarla, proporcionándonos momentos de placer cada fin de semana que nos ayuden a afrontar la semana siguiente con las “pilas cargadas” y optimizando la manera de amortizar la importante inversión que siempre supone adquirir un furgón o camión.



Traccion 4Motion Prueba VOLKSWAGEN T5

Una de las principales características del vehículo que hoy probamos es su sistema de tracción. En el sistema de tracción integral permanente 4MOTION, el embrague Haldex (que se trata de un conjunto de discos de embrague que conectan el árbol cardán con el diferencial posterior), permite distribuir la fuerza propulsora de forma variable entre las ruedas delanteras y traseras, además de asegurar la efectividad de sistemas electrónicos tales como el sistema antibloqueo de frenos, el control de tracción o el bloqueo electrónico del diferencial. El embrague Haldex de funcionamiento mecánico, tiene un accionamiento hidráulico y es controlado mediante una gestión electrónica.

La activación del embrague, es decir, la transmisión de par al eje posterior, es totalmente automática. Mediante una gestión electrónica se reconoce el comportamiento del vehículo en cada momento; así es posible variar el par motriz transmitido al eje posterior desde el valor máximo hasta anularlo completamente. El embrague de discos Haldex reacciona al detectar el más mínimo patinaje de las ruedas sobre firmes deslizantes, helados o con grava, además, distribuye el par de tracción de forma variable (se puede trasladar al eje trasero hasta el 100% del par de tracción). Todas las unidades de control están interconectadas a través de una línea CAN-Bus con los sensores de dinámica de marcha, la gestión del motor y el cambio, de tal modo que las correcciones tienen lugar en cuestión de milisegundos.

 

Normalmente, la caja de cambio propulsa las ruedas delanteras de forma permanente, de la misma forma que en un tracción delantera, pero además, dispone de una toma de fuerza por la que se transmite par motriz a la caja de reenvío y de ésta al árbol cardán, donde en su extremo final se une con el embrague Haldex. Si los discos de embrague son presionados, el par motriz llega al eje posterior, es entonces cuando se dispone de tracción total. Según sea la presión a la que se sometan los discos variará el par transmitido que es decidido siempre por la unidad de control.



Para todo tipo de camiones y.. Prueba VOLKSWAGEN T5

El VW presentado es solo un ejemplo de lo que se puede hacer con toda la gama de camiones ligeros diseñados como chasis cabina para el profesional y la pequeña empresa, desde el Mercedes Vito y Sprinter hasta el Nissan CabStar, pasando por toda la gama de camiones y camionetas con potencial de tracción 4x4, pero sin limitarse a estos.

La variedad de cajas de carga que se le pueden acoplar dependerá de las necesidades individuales: caja abierta, cerrada con toldo o con paneles, furgón frigorífico, células vivienda, etc. Todas ellas pueden quedar dotadas de patas de elevación y convertirse así en elementos de "quita-y-pon", operación que se realiza en escasos 15 minutos. La plataforma de apoyo instalada sobre el chasis lleva incorporadas las "cunas" de anclaje, que a su vez constituyen un sistema simple pero eficaz de autocentrado, tanto en sentido longitudinal como en sentido transversal.

Los anclajes propiamente dichos están constituidos por bulones de fácil inserción que 'atan' la caja al chasis del vehículo, sin que exista riesgo de movimiento o desprendimiento incluso por pistas y terrenos escabrosos.

Cada caja de carga o célula vivienda está equipada con su propio sistema eléctrico y de señalización, que quedará sincronizado con el sistema eléctrico del vehículo en cuanto conectemos la piña eléctrica de que van dotadas.



La celula vivienda Prueba VOLKSWAGEN T5

La célula presentada es la VD-280 de Bimobil, es la más pequeña de la gama pensada para camionetas y camiones ligeros. Existen varios diseños de planta y puede albergar cómodamente a 4 personas. Dispone de una excelente calefacción (Truma) con caldera que nos da agua caliente (regulable hasta 70 ºC) en todos los grifos, con una excelente presión en la ducha. 

Con una cama de matrimonio de 1,60 x 2,04 mts, un salón que acoge a 4 personas y que se transforma en otra cama de matrimonio de 1,25 x 1,99 mts., baño con WC, lavabo, ducha y armario, nevera, fregadero y cocina, TV de ¡19 pulgadas! con TDT y lector de DVD y una multitud de armarios y huecos donde colocar todas nuestras pertenencias, se convierte en el mini-apartamento ideal por la posibilidad que nos da de “colocarlo” en cada momento en aquel paraje que más nos apetezca.

volkswagen t5 Su estructura es de aluminio anodizado, con sándwich aislante de alta densidad pensado para soportar todo tipo de temperaturas e inclemencias del tiempo, con unas paredes y techo que tienen un espesor de 40 mm. Al igual que cualquier otro vehículo vivienda, puede equiparse con todos los lujos y sistemas de abastecimiento de energía: placas solares, generador, antena parabólica y TV satelital, aire acondicionado... y docenas de accesorios. Pero la configuración básica del vehículo y célula nos permitirán viajar, dormir, cocinar y disfrutar sin que nos falte nada esencial. Estas células habitables pueden ser más grandes o más pequeñas en dependencia del tipo de chasis y de las dimensiones de la cabina del vehículo (doble, sencilla, etc.).



Prueba y Redacción: Miguel A. Fernández.
Fotos: Miguel A. Fernández.
Noviembre 2009

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche