Prueba PEUGEOT 2008
PureTech 130 Allure

ACTUALIZACIÓN MOTORÍSTICA

Por su condición de tracción delantera no lo calificaríamos de todocamino aunque su estética invita a ello. Es un Crossover, a decir de Peugeot, que ha actualizado su motorización de gasolina más potente, sustituyendo el 1.6 litros atmosférico de 120 caballos por un 3 cilindros de 1.2 litros con turbocompresor que rinde 130 cv

  

CON UN CERO MÁS EN EL NOMBRE

El 2008 deriva del 208 pero es más largo (19,7 cm) y alto (9,6 cm). Además la marca ha enfocado la estética hacia el segmento más en alza del mercado, el de los todocaminos. Es por ello que dispone, entre otros aditamentos, de unos “presuntos” protectores de bajos en los paragolpes delantero y trasero (cumplen solo una función estética porque son de plástico), la zona posterior del techo está sobreelevada y monta barras longitudinales en el mismo. Además en esta versión con acabado Allure los neumáticos son mixtos tierra/asfalto.

Peugeot 2008



MOTOR A LA MODA

Ya habíamos probado en arpem.com la versión anterior con el motor de gasolina atmosférico de 120 cv que era el más potente de los disponibles. Un motor sustituido por este nuevo 3 cilindros de solo 1.2 litros pero “soplado” por un turbocompresor que eleva la potencia hasta los 130 caballos. Es la tendencia del mercado, menor cilindrada con turbo, para poder cumplir las cada vez más exigentes y asfixiantes normativas anticontaminación.

Este motor, como las dos versiones menos potentes del mismo (atmosférico de 82 cv y turbo de 110 cv), recibe la denominación de PureTech y sorprende gratamente por lo poco tres cilindros que se siente. O quizás sería mejor decir, que no se siente, porque no transmite la menor vibración y tampoco llega al habitáculo el ruido típico y poco agradable de este tipo de mecánicas. De hecho, solo se percibe una rumorosidad diferente a la de un 4 cilindros, y nunca molesta, cuando se afronta una aceleración muy fuerte a baja o media velocidad. Un resultado notable y digno de alabanza.

Al margen de ello, parece un motor diésel en la zona baja de revoluciones y ya a 1.800 rpm se percibe un buen empuje que coincide con la máxima entrega de par. Pero no se detiene ahí y como buen gasolina estira hasta alcanzar las 6.000 vueltas, donde el encendido corta la progresión de manera un tanto brusca. Tiene por lo tanto una franja de utilización muy amplia aunque el mejor rendimiento se obtiene haciéndolo girar en la zona baja y media de revoluciones aprovechando el empuje que aporta el par motor.

Peugeot 2008



PRESTACIONES MEJORADAS Y CONSUMOS, SEGÚN

Esta mecánica permite al 2008 moverse con mucha agilidad. Tanto en aceleración como en recuperaciones en marchas largas muestra suficiente poderío para afrontar cualquier viaje con mucha soltura y sin que la carga le suponga un lastre muy penalizante. De hecho, acelera de 0 a 100 km/k en solo 9,3 segundos (con el motor anterior empleaba 9,5 seg y bajar de 10 seg en un coche de este tipo es un buen logro) y el abundante par cuando sopla el turbo en la parte media y baja de revoluciones permite mucha viveza en los cambios de ritmo.

Esta última cualidad posibilita un menor manejo del cambio y unos consumos más bajos siempre que el ritmo de marcha sea sostenido (a velocidad de crucero y sin muchas aceleraciones). En ese caso se puede llegar a bajar de los 7 litros. Sin embargo, y como sucede con todos los motores turbo de gasolina, resulta muy sensible a la utilización exigente. Particularmente si median aceleraciones fuertes y frecuentes (por ejemplo conduciendo con agilidad por zonas de curvas/puertos de montaña). En esas circunstancias es fácil acercarse e incluso superar los 10 litros.

En una utilización plural lo normal es mantenerse entre los 7 y los 8 litros incluso en ciudad donde dispone de sistema Stop/Start para minimizar el gasto de combustible.

Curiosamente estas cifras son casi idénticas a las del motor precedente, menos en lo referente a la utilización exigente donde antes no subía tanto el consumo. Ciertamente ahora corre más y de manera más fácil, ya que sobre todo en recuperaciones, resulta mucho más brillante y por lo tanto también más agradable de usar.

Peugeot 2008



COMPORTAMIENTO EN ASFALTO

El ligero aumento de prestaciones no altera el buen comportamiento dinámico del 2008. Por lo tanto sigue siendo un coche muy agradable de conducir, con reacciones muy nobles y predecibles que delatan una buena puesta a punto de las suspensiones.

Ciertamente la altura al suelo aumentada respecto al 208 provoca movimientos de la carrocería más acusados y los neumáticos mixtos en asfalto resultan menos adherentes que unos convencionales. Esto implica velocidades de paso por las curvas más bajas y también mayores distancias de detención en caso de frenadas de emergencia. Pero en contrapartida las reacciones son siempre muy previsibles y progresivas y el morro se inscribe bien en las curvas.

A su vez los frenos cumple bien su cometido en lo referente a tacto y precisión, y la dirección con asistencia eléctrica también cumple adecuadamente su función, aunque el volante es demasiado pequeño y obliga a un periodo de adaptación.

Peugeot 2008



COMPORTAMIENTO SIN ASFALTO

Anticipábamos en la entradilla que no consideramos al 2008 un todocamino “auténtico” por su condición de tracción delantera. Sin embargo, el acabado Allure que probamos implica que los neumáticos de serie son mixtos (M+S) y dispone también de un sistema electrónico de control de la tracción regulable que, bajo el nombre de “Grip Control”, facilita la conducción en condiciones de baja adherencia. Se pueden seleccionar cinco modos de funcionamiento: Asfalto, Nieve, Barro, Arena y desconexión por debajo de 50 km/h del ESP (control de tracción y estabilidad).

A esto hay que sumar una altura libre al suelo aumentada respecto al 208 pero que se queda en solo 16,5 cm. Una distancia insuficiente para afrontar con garantías un simple camino en mal estado.

En cualquier caso, lo que más efectividad proporciona cuando no hay contacto con el asfalto son los neumáticos. Y particularmente para condiciones de nieve estos marcan claramente las diferencias. Otra cosa será el desgaste en los meses calurosos, donde su goma blanda “sufrirá” haciendo aconsejable un cambio a neumáticos convencionales si se pretenden tenerlos en buenas condiciones para el invierno siguiente.

Peugeot 2008



PUESTO DE CONDUCCIÓN "SINGULAR"

El habitáculo del 2008 está bien acabado por lo que respecta a los ajustes mientras que los materiales de los recubrimientos son bastante heterogéneos. Muy bonita a la vista y al tacto la parte del salpicadero con plástico blando que simula una especie de fibra de carbono, y mucho menos vistoso el plástico duro de la zona superior del mismo y algunas partes de los paneles de las puertas. En cualquier caso tiene un diseño moderno y las aplicaciones de aluminio (o símil) le dan categoría.

A esta modernidad también colabora la amplia pantalla táctil de la consola central. Engloba muchas informaciones y funciones pero apenas tiene accesos directos. Obliga así a tocar muchas veces la pantalla para pasar de unos menús a otros, o para acceder a funciones muy básicas.

Una singularidad del 2008 que comparte con el 208 y también con el 308 es el puesto de conducción. En síntesis: han colocado la instrumentación muy alta con la excusa de verla mejor por encima del volante que a través del mismo. Eso obliga también a montar un volante muy pequeño y algo achatado en la parte superior e inferior y además a posicionarlo muy bajo para no tapar la instrumentación. En consecuencia, hay que conducir con él muy cerca de las piernas con un tipo de ergonomía chocante que no resulta del agrado de todos los conductores. En cualquier caso, debería ser más lógico que el puesto de conducción se pueda adaptar al conductor que no a la inversa.

Tampoco nos convencen las formas irregulares de la palanca de cambios y su recubrimiento metálico que distan mucho de ser cómodos, lo mismo que la peculiar forma del freno de mano.

Peugeot 2008



HABITABILIDAD: MEJOR SOLO CUATRO

Los dos asientos delanteros del 2008 son cómodos y recogen bien el cuerpo en las curvas. Y el trasero, de mullido firme, tiene una forma muy plana tanto en la banqueta como en el respaldo y en consecuencia no sujeta el cuerpo en los apoyos. Como incomprensiblemente, no hay agarramanos en el techo de ninguna plaza, en las zonas viradas resulta difícil “mantener la verticalidad”.

Este asiento sin formas es muy adecuado para alojar a tres pasajeros, pero la anchura es justa y solo tres niños encontraran un acomodo razonable. Además el túnel y la consola central dificultan el acomodo de las piernas del ocupante de esa plaza. En contrapartida el espacio para las piernas y a lo alto es correcto teniendo en cuenta el tamaño del coche

Mencionar también que la accesibilidad a las plazas posteriores se ve dificultada por el grueso pilar central que obliga, sobre todo para salir, a contorsiones más o menos exageradas en función de la talla del zapato.

Y en otro orden de cosas tampoco resulta cómodo que el tapón de la gasolina tengamos que abrirlo con una llave. Una solución arcaica en un coche de hoy en día.

Peugeot 2008



MALETERO CORRECTO

Con 338 litros de capacidad el maletero del 2008 simplemente correcto. Pero sus formas muy cuadradas lo hacen muy aprovechable y a la vista hasta parece mayor. Y podría serlo eliminando el “poliespán” que hay debajo del suelo y que solo tiene la función de elevar el mismo para conseguir una superficie completamente plana al plegar el respaldo del asiento posterior. Un plegado que puede ser total o parcial bajo la típica fórmula de las dos partes asimétricas 60/40. Y decimos respaldo porque la banqueta se desplaza hacia abajo “arrastrada” por el respaldo simplificando mucho la operación.

Hay otras cosas reseñables en esta zona. La bandeja cubreequipaje es rígida y carece de tirantes que la levanten cuando abrimos el portón; si la retiramos de su emplazamiento se puede colocar en el fondo del maletero. Y la rueda de repuesto es de emergencia cuando cabría una de verdad.



RIVALES

Entre los vehículos de tracción a un solo eje, con motor de gasolina de este nivel de potencia y con pretensiones camperas, o al menos disfrazados para tal fin, hay una gran variedad de rivales para este Peugeot

Enumerados por nivel de precio según la versión más básica de cada modelo, el más barato es el Dacia Duster de 125 cv. Un coche “Low Cost” bien hecho pero con muchas carencias en el equipamiento y muy alejado del espíritu y las calidades del 2008. Cuesta 13.980 €.

Peugeot 2008

Por 14.650 € está disponible el SsangYong Tivoli de 128 cv. Por 1.000 € más el Suzuki S-Cross de 120 cv y por 16.110 € su hermano de marca el Suzuki Vitara que monta el mismo motor.

Entre los 17.000 y los 19.000 € y en orden ascendente están: Mitsubishi ASX, Fiat 500X, Mazda CX-3, Nissan Juke y Renault Captur, todos con potencias comprendidas entre los 116 cv del Nissan y los 140 cv del Fiat.

El Opel Mokka de 140 cv cuesta 19.658 € y nuestro Peugeot 2008 tiene un precio análogo: 19.793 €.

Por encima están el Jeep Renegade, el Honda HR-V y el Skoda Yeti, con precios entre los 21.375 y los 22.910 €, y potencias respectivas de 140, 130 y 125 cv.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL PEUGEOT 2008?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que se ha realizado esta prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Peugeot 2008 PureTech 130 Allure, tomando como referencia una mujer de 32 años soltera, con 10 de antigüedad de carné, que vive en Huesca, deja el coche en la calle y recorre hasta 8.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece mejor relación calidad-precio para un seguro a todo riesgo, es Génesis con un precio anual de 757 €. Mientras que la compañía que ofrece un precio más barato es Regal con un precio Nuez de 362 €.

Peugeot 2008



CONCLUSIÓN

Este 2008 es un coche agradable de usar y cómodo por la buena absorción de las suspensiones. Corre bastante en función de los caballos y el par que tiene y muchísimo si consideramos la escasa cilindrada y el número de cilindros. El consumo varía mucho según el tipo de utilización y el modo de conducir y el comportamiento dinámico es muy sano. Además tiene una estética diferenciadora que hoy está muy de moda y la habitabilidad (salvo la anchura algo justa) y el maletero son correctos teniendo en cuenta el tamaño del coche.

A su vez el sistema electrónico de control de la tracción “Grip Control” aporta alguna ventaja en condiciones de baja adherencia y la monta obligada de neumáticos mixtos es un arma de doble filo.

Y respecto a la “singularidad” del puesto de conducción preferimos los que se adaptan al conductor y no al revés. Tampoco entendemos porque no tiene agarramanos en el techo lo que resulta muy incómodo para los ocupantes de las plazas posteriores.



A favor

- Motor (no parece que tenga 3 cilindros. Empuja con mucho ímpetu, no vibra y es suficientemente silencioso)

- Estética de la carrocería diferenciada (toma al 208 como base pero tiene una personalidad propia)

- Comportamiento y agrado de uso (muy noble y progresivo de reacciones, se conduce con facilidad)

- Sistema “Grip Control” (en condiciones de baja adherencia aporta un plus particularmente útil para conductores poco avezados)

En contra

- Puesto de conducción “singular” (obliga al conductor a adaptarse a él. Y es preferible a la inversa)

- Consumo sensible al uso (gasta poco a ritmos tranquilos y velocidad sostenida pero sube fácilmente cuando se aprovechan las prestaciones)

- Carencia de agarramanos (un asiento trasero muy plano, y por tanto sin sujeción, y la ausencia de asideros en el techo, es una mezcla incómoda)

- Neumáticos mixtos obligatorios (viene de serie con el acabado Allure. Demasiado específicos para quien no pisa la tierra ni frecuenta zonas de nieve)

Prueba y Redacción: Luis Villamil
Fotos: Alex Blanco
Febrero 2016

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar