Prueba OPEL ADAM S
1.4 Turbo 150 CV

RÁPIDO, PEQUEÑO Y LUJOSO

En Opel han decidido proporcionarle un motor turbo de cuatro cilindros y 150 caballos de potencia al Adam. Retoques en la suspensión y en la estética exterior e interior, logran un pequeño GTI de respuesta bruscamente divertida y atractiva. Con este incremento de potencia tan generoso Opel lanza a la palestra un rival directo para el Abarth 595 y todavía falta por saber si llegará al mercado una versión todavía más picante fabricada por OPC

  

NOVEDAD

Mini, Audi y Citroën cosecharon un gran éxito en el mercado gracias a sus urbanitas lanzados en los últimos años. Modelos que aportan grandes dosis de diversión al volante y con un componente extra materializado en un diseño especial cargado de estilo. Opel llegó algo más tarde al mercado e introdujo su modelo Adam en el 2013, la buena noticia es que hasta el momento el coche ha demostrado también ser todo un éxito de ventas y poco a poco se ha hecho hueco en la gama añadiendo versiones con diferente personalidad. El Adam ofrece numerosas posibilidades de personalización lo que añade un atractivo extra para los compradores y es que, según la marca, disponen de hasta 30.000 combinaciones entre todas sus opciones. Ahora Opel suma una nueva variante al inyectar una dosis generosa de potencia al Adam de la mano de su motor 1.4 de 150 caballos, cifra ya a tener en cuenta por tratarse de un modelo de su tamaño y peso. Estéticamente, lo primero que hay que hacer cuando se lanza una versión deportiva sobre una base de turismo más convencional es dotarle de algunos elementos diferenciadores que lo distingan del resto. El Adam S añade un spoiler en la parte trasera del techo, un escape visible en su trasera izquierda y paragolpes más voluminosos además de un calzado de mayores dimensiones, 17 y 18 pulgadas. Tecnología led para los faros delanteros y pilotos traseros y una variada gama de colores (hasta 10) para la carrocería y cuatro más diferentes para el techo completan una llamativa pero estilosa versión que gusta bastante a juzgar por las cabezas que se giran al verlo pasar.

Opel ADAM S



MODELOS Y VERSIONES

El Adam S solo tiene una configuración de carrocería, de motor y de caja de cambios que es manual de seis relaciones. El acabado en esta versión S es muy completo dejando la mayoría de opciones mayoritariamente para personalizar el vehículo tanto exteriormente como en el interior. El precio de partida de este modelo es de 21.015. A este precio hay que añadir la pintura metalizada, las llantas de 18 pulgadas, el paquete de Techo Red&Roll y paquete Extreme Carbono. Por cierto, en España, los asientos tipo bacquet Recaro tapizados en cuero son de serie. El precio final del vehículo de pruebas es de 20.196 euros con el descuento promocional vigente. Cuenta con un descuento de alrededor de 2.500 euros de la campaña en vigor en el momento de escribir esta prueba.



INTERIORES

Nada más subir a bordo del Adam se respira un ambiente de solidez, los paneles de las puertas, salpicadero y todos los plásticos en general denotan un cuidado y una atención especial a los pequeños detalles. Es elegante y deportivo a partes iguales gracias a la elección de unos colores que combinan perfectamente como son el negro, gris y rojo aunque las posibilidades son tantas que lleva un buen rato decidirse entre las numerosas opciones. Los indicadores del panel de instrumentos son dos clásicos y circulares indicadores analógicos con acabado cromado y divididos por una pantalla multifunción, todo ello cubierto por un “techo” de material agradable a la vista y suave al tacto. El interior es en general un lugar bastante agradable para estar y conducir. La estrella de su acertado interior, en mi opinión, son los asientos opcionales firmados por Recaro. Los Adam S se benefician de unos espléndidos y enormes asientos que no desentonarían en absoluto dentro de un Porsche 911 GT3. Sólo con ellos, el interior del Adam S consigue un look envidiable, deportivo y con mucha clase. La tapicería de cuero gris con el diseño de armadillo es una de las más bellas que se encuentran en la actualidad dentro de los turismos deportivos de calle actuales. El Adam es un coche pequeño asentado en la plataforma de Opel Corsa por lo que sería injusto quejarse de antemano por el espacio o la capacidad del maletero. El espacio disponible está en general bien explotado y en todo caso cabe realizar alguna crítica de su exiguo maletero. El potente sistema de audio se combina con el sistema de información y entretenimiento IntelliLink que permite, por medio de nuestro Smartphone, la descarga de varias aplicaciones que incrementan la funcionalidad del sistema con GPS entre otros en su pantalla táctil de siete pulgadas. Su funcionamiento es más o menos intuitivo aunque no es de las mejores en este apartado.

Opel ADAM S



EN CARRETERA

El Adam S está equipado con una suspensión deportiva, frenos sintonizados por OPC (con pinzas de color rojo) y llantas de 17 pulgadas, 18 en nuestra unidad de pruebas. Pero lo más importante, como es fácil imaginar en un modelo deportivo, es el motor. El bloque de cuatro cilindros con turbo, inyección indirecta, distribución variable se estira hasta lograr 150 caballos. Con los citados 150 caballos y 220 Nm de par disponible, esta nueva versión especial ofrece una potencia específica superior a 100 cv/ litro. La respuesta de esta mecánica es excelente, se estira y se estira desde pocas vueltas hasta que la aguja llega a la zona roja. No es necesario reducir de marcha para exigirle más empuje ya que se recupera fantásticamente bien. En quinta velocidad pasa de 80 a 120 kilómetros/hora en menos de 8 segundos. Gracias a este motor que trabaja conjuntamente con una caja de cambios de seis velocidades acelera de 0 a 100 kilómetros/hora en solo 8,5 segundos y alcanza una velocidad máxima de 210 kilómetros/hora. A pocas revoluciones el pequeño cuatro cilindros funciona con una flexibilidad interesante, tanto empuje ofrece que hay que esforzarse por no salir disparado en cada arrancada, es un poco brusco. El sonido no acompaña su temperamental comportamiento y el silencio es la nota más habitual incluso cuando se le exige a la mecánica. Para mí ha sido lo más decepcionante de todo, la falta de sonido deportivo. Ninguna nota insistente para incitar a la conducción o disfrutar de ella. En este tipo de coches y dado el perfil de su comprador, se suelen agradecer alguna configuración del sonido que acompañe a las prestaciones deportivas.

Opel ADAM S

La caja de cambios manual de seis velocidades tiene unos desarrollos acordes al motor y a las pretensiones deportivas del modelo, que, está más pensado para rodar rápido que para dar un tranquilo paseo ciudadano. Con semejante calzado, llantas de 18 pulgadas, el Adam se muestra un poco nervioso e inquieto en carreteras bacheadas. La conducción es bastante distinta y transmite diferentes sensaciones con respecto al resto de la gama Adam. El chasis ha sufrido retoques y la suspensión recibe amortiguadores y muelles específicos. Es en resumen, más firme, por lo que en ciudad y para un uso diario el Opel Adam S puede llegar a resultar incómodo para algunos. De la frenada no hay que preocuparse, se encargan de ello unos discos más grandes heredados del Corsa OPC y está a la altura de las prestaciones del pequeño deportivo. El coche es ágil de comportamiento y absorbe la entrega repentina de potencia con bastante normalidad lo que le hace parecer capaz de absorber incluso otros 30 caballos extras de fuerza adicional. El ir sentado bajo, junto con la divertida caja de cambios de seis velocidades y desarrollos cortos contribuyen a mejorar sus sensaciones deportivas. Para todo lo contrario, disponemos de un botón marcado como ECO, ayuda a activar el sistema de parada o arranque pero no modifica ningún otro parámetro de las prestaciones del Adam.



CONSUMOS REALES DURANTE LA PRUEBA

Toda la potencia que ofrece el Adam S va acompañada de unos consumos que le colocan en el punto medio entre sus rivales, el arranque parada de serie en todos los Adam S ayuda a que estas cifras se mantengan algo más contenidas en ciudad pero en general no es un coche económico de consumo. La cifra de consumo en carretera circulando a velocidades legales ha sido de 6,4 litros/100 kilómetros. En conducción más realista y despreocupada realizando adelantamientos e incorporaciones la cifra media más habitual fue de 7,4 litros/100 kilómetros.

Opel ADAM S



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL OPEL ADAM S?

En nuestro comparador de seguros, a la fecha que se ha realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Opel ADAM S 1.4 Turbo 150 CV, tomando como referencia una mujer de 30 años soltera, con 10 de antigüedad de carné, que vive en Córdoba, guarda el coche en garaje individual y recorre hasta 12.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a terceros ampliado es Seguros Bilbao con un precio de 174 €.



RIVALES Y CONCLUSIONES

El precio de partida del Adam S comienza por los 21.015 euros y esto es ciertamente un precio elevado para un modelo de ciudad con prestaciones, más aún si se le compara con el Abarth 500 (135 caballos) o incluso el 595 (160 caballos) esté último con un precio similar.

Su rival más próximo bien podría ser el Mini o incluso el Alfa MiTo que son más amplios en los apartados de maletero y pasajeros. El Mini sigue siendo el coche a batir en este segmento, es tan divertido como siempre y se siente superior al Adam en cuanto a chasis. Por consumos el Mini supera a todos sus rivales por bastante diferencia quedando el Adam, como decíamos más arriba, en una posición intermedia. Algo que hay que tener en cuenta a favor del Adam es que viene con un equipamiento más completo y si se trata de equipar a sus rivales de forma similar, se puede llegar a gastar una pequeña fortuna en opciones, sobre todo en el Mini.

Tiene muchas virtudes el Opel Adam S además de su estilo bastante atractivo, un chasis deportivo y un motor brillante. Pero por precio se encuentra en un limbo extraño entre sus rivales más directos y los modelos del siguiente segmento, más atractivos por su mayor versatilidad de uso.

Opel ADAM S



A favor

- Estética (los pequeños cambios en llantas, paragolpes y otros detalles, le sientan bien y le hacen bastante más atractivo y llamativo que las unidades de serie del Adam)

- Motor (este propulsor funciona perfectamente en otros modelos de Opel de mayores dimensiones y peso, por ello en el más pequeño Adam, le otorga un carácter deportivo muy acertado y divertido)

- Interiores (el diseño de los interiores le sube un peldaño de categoría, los asientos opcionales de Recaro le dan un aporte en deportividad, calidad y buen gusto)

En contra

- Espacio (es más pequeño que sus rivales en las plazas traseras y en capacidad de maletero)

- Precio (el precio de partida es elevado en comparación con sus rivales directos. Más aún cuando es fácil encontrar modelos de un segmento superior, no tan exclusivos, pero si con suficiente deportividad como para hacer dudar a cualquiera)

- Suspensión (efectiva y deportiva pero a algunos les puede resultar incómoda por su dureza)

- Sonido (es algo muy subjetivo y personal pero se espera algo más de melodía de su escape teniendo en cuenta las aspiraciones deportivas del modelo)

Prueba y Redacción: Miguel A. Corcuera
Fotos: Alex Blanco
Febrero 2016

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar