Opel recupera la denominación GSI para el Insignia más deportivo

Última actualización: 29/08/2017

Opel recupera la denominación GSI para el Insignia más deportivo

El GSI es la versión más deportiva del Insignia, reemplaza al anterior OPC y recupera la denominación que Opel utilizó en algunos de sus modelos más deportivos entre 1984 y 2012. Es una versión exclusiva de la gama de la berlina alemana por tener un motor más potente, tracción a las cuatro ruedas, una caja de cambios automática de ocho velocidades con levas tras el volante y frenos y suspensiones específicos.

El motor de gasolina del Opel es un bloque de cuatro cilindros, 1998 centímetros cúbicos de cilindrada y turbocompresor que rinde 260 caballos. Es una potencia baja si la comparamos con el Insignia OPC al que sustituye, que tenía un motor de seis cilindros y 325 caballos, pero la reducción de peso que la marca cifra en 160 kilogramos ha conseguido que las prestaciones no solo no se resientan, sino que además sean mejores. La transmisión automática de ocho velocidades está asociada a un sistema de tracción integral con reparto vectorial del par, es decir, que tiene un diferencial electrónico en el eje trasero con el que se puede regular con más precisión la fuerza que llega a cada rueda. El adelgazamiento también contribuye a que el consumo de combustible y las emisiones de CO2 sean menores que en el OPC. Opel también ha confirmado que el Insignia GSI tendrá un motor diésel en el futuro.

Opel Insignia GSI

El GSI es la versión más deportiva del Insignia, reemplaza al anterior OPC y recupera la denominación.

Para lograr un comportamiento deportivo, el Opel Insignia GSI también tiene frenos y suspensiones distintos a los del resto de la gama. Los muelles reducen la altura de la carrocería en 10 milímetros y los amortiguadores, de dureza variable, pueden variar su respuesta desde un interruptor situado en el habitáculo. El sistema FlexRide de chasis adaptativo modifica la respuesta tanto de las suspensiones como de la dirección y también del pedal del acelerador y la gestión del cambio automático. Tiene tres modos de funcionamiento compartidos con el resto de modelos equipados con FlexRide, Standard, Tour y Sport, de más confortable a más deportivo, pero en el GSI hay un modo adicional denominado Competición que se activa al desconectar el control de tracción. Los frenos, suministrados por Brembo, tienen discos más grandes y pinzas de cuatro pistones.

Su carrocería tiene diversos elementos que ayudan a distinguirlo del resto de la gama. Así, el paragolpes delantero tiene entradas de aire más grandes rodeadas por una moldura cromada, y el portón del maletero está rematado con un alerón que proporciona carga aerodinámica y estabilidad adicional al tren trasero. También son distintas las salidas de escape cromadas y la forma de paragolpes trasero.

En el habitáculo son distintos los asientos, con ventilación, calefacción, masaje y laterales ajustables y tapizados en cuero, material que también recubre el volante, achatado por su parte inferior. Los pedales de aluminio contribuyen a esa imagen deportiva y personalizada del interior del GSI.

Opel Insignia GSI

En el habitáculo son distintos los asientos, con ventilación, calefacción, masaje y laterales ajustables y tapizados en cuero.

29 de Agosto de 2017
Alberto Mauleón


Busca tu coche

Marcas
Busca tu coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar