El Mercedes-AMG Project One utiliza tecnología de Fórmula 1

Última actualización: 12/09/2017

El Mercedes-AMG Project One utiliza tecnología de Fórmula 1

El Mercedes-AMG Project One utiliza un motor de gasolina de 1,6 litros de cilindrada y cuatro motores eléctricos. Uno de ellos acciona el turbocompresor que sobrealimenta el motor de combustión, otro está unido al propio motor térmico y los dos restantes mueven las ruedas delanteras. Esta configuración de un turbocompresor accionado eléctricamente elimina el retraso en la respuesta que se produce tradicionalmente en los motores turboalimentados y sirve para recuperar energía de los gases de escape actuando como un generador para recargar la batería de iones de litio. Cada uno de los motores eléctricos que hay en las ruedas delanteras tiene algo más de 160 caballos de potencia, y junto a los 680 caballos que desarrolla el propulsor térmico, Mercedes dice que su potencia superará los 1000 caballos de potencia conjunta y que su velocidad máxima será de 350 km/h.

Mercedes-Benz AMG Project ONE prototipo 2017

Este prototipo de Mercedes-Benz puede llegar a superar los 1000 caballos de potencia.

Para la batería también utiliza tecnología heredada del monoplaza de Formula 1 del equipo Mercedes-AMG Petronas, aunque la marca dice que su capacidad será mayor que la del modelo de competición para cumplir con las necesidades de la conducción diaria. Como en otros modelos híbridos, existe la posibilidad de elegir distintos modos de respuesta, desde una completamente eléctrico a una destinada a obtener el máximo rendimiento del sistema. La caja de cambios del Mercedes-AMG Project One tiene ocho velocidades y se puede manejar tanto de forma manual como automática.

El bastidor es una estructura monocasco realizada con fibra de carbono. La suspensión es independiente a las cuatro ruedas y su esquema es multibrazo, y los muelles se pueden ajustar (habitualmente solo se ajustan los amortiguadores, pero no los muelles). El control de estabilidad tiene tres modos de funcionamiento y en el más permisivo se puede desconectar completamente. 

Mercedes-Benz AMG Project ONE prototipo 2017

Todo el bastidor está formado por una estructura monocasco realizada en fibra de carbono.

Las llantas también son exclusivas de este modelo, tienen un diámetro de 20 pulgadas, están realizadas en aluminio forjado y se anclan mediante una única tuerca central, como en competición. Los frenos que hay bajo ellas son de tipo cerámicos, y Mercedes dice que ellos que tiene “una vida útil más larga, una mayor resistencia a la corrosión y mejor estabilidad térmica”. 

El habitáculo tiene espacio únicamente para dos ocupantes, que se acomodan en unos asientos que forman parte del monocasco del vehículo, y son los pedales y el volante los que se mueven para adaptarse al conductor. La instrumentación se muestra en dos pantallas de 10 pulgadas, una frente al conductor y otra en la consola central, enmarcadas por un borde de metal. El volante está achatado tanto por su parte superior como inferior, con dos controles cuyas funciones se pueden personalizar y un indicador de la marcha engranada. El retrovisor interior también se sustituye por una pantalla.

Mercedes-Benz AMG Project ONE prototipo 2017

El volante es muy similar al utilizado en un Formula 1 y cuenta con dos pantallas de 10 pulgadas cada una.

12 de Septiembre de 2017
Alberto Mauleón


Busca tu coche

Marcas
Busca tu coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar