Nuevo diseño, más equipamiento y sistemas de asistencia con más funciones en el Mazda CX-5

Última actualización: 24/05/2017

Nuevo diseño, más equipamiento y sistemas de asistencia con más funciones en el Mazda CX-5

La primera generación del Mazda CX-5 llegó al mercado en 2012 y se actualizó en 2015. Para 2017, la marca japonesa actualiza su modelo con cambios en el diseño, la ergonomía y el equipamiento del habitáculo, un chasis más rígido y nuevos sistemas de asistencia a la conducción. Está a a venta desde 24 600 euros con motor de gasolina de 160 caballos y desde 26 850 euros con motor díesel de 150 (ver listado de precios).

Esta generación del Mazda CX-5 mide 4,55 metros de largo, 1,84 de ancho y 1,69 de alto, por lo que crece 10 milímetros en longitud y reduce su altura en 35 milímetros, aunque mantiene la misma distancia entre ejes de 2.700 milímetros. Los cambios estéticos afectan al diseño del frontal, con grupos ópticos más estilizados que integran las luces diurnas y una calandra de forma trapezoidal. En función del acabado, las luces delanteras pueden ser de ledes. La parte más inferior de la parrilla delantera añade, por primera vez en un Mazda, lamas activas que se abren o cierran en función de las necesidades de refrigeración del motor, contribuyendo a reducir el coeficiente aerodinámico en un 6%. Los pilares A se han retrasado 35 milímetros respecto a su posición original y el habitáculo está visualmente desplazado hacia atrás, un recurso que los fabricantes emplean en sus modelos más deportivos. La carrocería del Mazda CX-5 elegir en nueve colores, incluyendo el nuevo Soul Red Crystal

Mazda CX-5 faros

En el habitáculo, la consola central se ha elevado del suelo entre 40 y 60 milímetros en función del tipo de transmisión (40 en la manual, 60 en la automática), con lo que la palanca de cambios está más cerca del volante y los reposabrazos están a la misma altura que en la puerta. El volante, de nuevo diseño, mantiene el diámetro, pero tiene una parte central más pequeña y los mandos que hay en los radios horizontales tienen una nueva disposición. Tanto los asientos delanteros como traseros se han modificado con nuevas características: los primeros con espumas de mayor densidad para proporcionar más apoyo a los ocupantes y un respaldo más rígido, y los segundos con la posibilidad de regular la inclinación del respaldo en dos posiciones. Estos últimos también son abatibles en secciones 40:20:40. Los clientes del nuevo CX-5 podrán elegir entre tres tipos de tapicería interior: tela negra, piel negra con costuras en color gris oscuro o piel blanca con costuras beige. El cuadro de instrumentos tiene una pantalla de cristal líquido de alta resolución de 4,6 pulgadas de diagonal y, por primera vez en Mazda, existe la posibilidad de incorporar un sistema de proyección de información en el parabrisas, aunque se mantiene el sistema que proyecta la información sobre una lámina plástica integrada en el salpicadero. Este vehículo también dispone del sistema MZD Connect, para conectar smartphones y otros dispositivos móviles.

Mazda CX-5 consola central

La gama de motores no cambia respecto al modelo anterior. El Mazda CX-5 está disponible con una mecánica de gasolina de 2 litros y dos niveles de potencia, 160 y 165 caballos y otra de 2.5 litros y 194 caballos, y uno diésel de 2,2 litros con dos potencias, 150 y 175 CV. Todos estos motores pueden venir con una caja de cambios manual de seis velocidades o bien con una automática de convertidor de par. La tracción puede ser a las ruedas delanteras o a las cuatro, excepto con el motor diésel de 175 CV y el de gasolina de 160 CV, que solo pueden ser tracción total. 

Las modificaciones introducidas en el chasis tienen como objetivo mejorar su comportamiento y la comodidad en el interior. La rigidez de la carrocería se ha elevado un 15% gracias a nuevos refuerzos, especialmente en la parte frontal: en los puntos en que la suspensión delantera conecta con los largueros del chasis, la base de los pilares A, los estribos laterales y los travesaños que los conectan entre sí. Los componentes de la dirección también tienen nuevas características para, por un lado, mejorar el tacto que recibe el conductor a través del volante con puntos de unión más rígidos y, por otro, reducir el ruido en el interior del habitáculo con una mayor capacidad de absorción de vibraciones y menores holguras. La suspensión también se ha modificado y su respuesta es más lineal para mejorar las reacciones frente a maniobras bruscas al volante. Es nuevo el sistema de control de par denominado G-Vectoring Control que, mediante la lectura de la posición del volante y el acelerador, ajusta la entrega de par para provocar una transferencia de pesos hacia las ruedas delanteras en la entrada de las curvas y hacia las traseras a la salida, maximizando el agarre de los neumáticos y contribuyendo al guiado del vehículo al trazar giros.

Mazda CX-5 trasera

Los sistemas de ayuda a la conducción del Mazda CX-5 2017 tienen también nuevas funcionalidades, en parte por la incorporación de una cámara frontal que se suma al radar del que ya disponía la anterior generación. El control de crucero adaptativo (MRCC) funciona ahora desde 0 hasta 200 km/h (antes lo hacía a partir de 30 km/h), y detiene el vehículo si el coche de delante también lo hace (función Stop and Go). Para volver a arrancar, el conductor debe iniciar la maniobra manualmente y el sistema recupera automáticamente la velocidad fijada, siempre que la distancia de seguridad con el vehículo precedente lo permita. El sistema incluye una función de alerta que avisa al conductor cuando arranca el coche de delante. El sistema también funciona en combinación con el reconocimiento de señales de tráfico (TSR) y advierte al conductor mediante alertas visuales y sonoras si detecta que el vehículo sobrepasa los límites marcados. La adición de la cámara delantera también mejora las prestaciones del sistema de frenada de emergencia automática, que ahora funciona hasta 80 km/h (antes 30 km/h) y detecta peatones cuando el vehículo circula a partir de 10 km/h. El sistema detecta situaciones de riesgo y alerta mediante sonidos e imágenes al conductor antes de aplicar los frenos de manera automática si detecta que la colisión es inminente. Este sistema se complementa con la funcionalidad del frenado automático marcha atrás (SCBS R), que funciona mediante sensores ultrasónicos y está activo entre 2 y 8 km/h. El sistema de iluminación adaptativa también ha cambiado y ahora se compone de 12 bloques de luces led que, junto a la cámara frontal, permiten nuevas funcionalidades. Así, al circular por debajo de 40 km/h, la matriz de diodos luminosos ilumina con mayor intensidad los márgenes de la carretera, y cuando se circula por encima de 95 km/h, eleva ligeramente el haz de luz para mejorar la visibilidad a larga distancia. En ambos casos, la función de luces largas adaptativas apaga las secciones de ledes oportunas para evitar deslumbramientos a los coches que circulan por delante o de frente. Todos estos sistemas son opcionales.

Las tecnologías de seguridad del nuevo Mazda CX-5 se completan con el sistema de alerta mediante una vibración en el volante de cambio involuntario de carril (LDWS), el sistema de mantenimiento en el carril (LAS) que interviene en la dirección, el control de ángulo muerto (ABSM) con aviso del tráfico cruzado transversal, el detector de fatiga en el conductor (DAA) y la frenada de emergencia (SBS), que ahora funciona a velocidades entre 15 km/h y 160 km/h (antes funcionaba hasta 145 km/h).

Mazda CX-5 salpicadero

El nuevo Mazda CX-5 reduce el ruido en unos 1,3dB cuando se viaja en carreteras mal asfaltadas.

Como rivales por segmento y tamaño del nuevo Mazda CX-5 se encuentran el Audi Q3, Volkswagen Tiguan, Honda CR-V, Subaru Forester, Nissan Qasqhai, SEAT Ateca y Range Rover Evoque.

24 de Mayo de 2017
Alberto Mauleón


Busca tu coche

Marcas
Busca tu coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar