10 claves para conseguir una conducción más eficiente

Última actualización: 29/07/2016

10 claves para conseguir una conducción más eficiente

Llegó el verano, y por fin, ese momento tan deseado por todos, las vacaciones. A todos nos gusta viajar por estas fechas, ya sea en coche, avión, tren, barco o bus, pero según algunos estudios realizados el medio de transporte favorito sigue siendo el coche para realizar estos viajes. Si quieres lograr que tus vacaciones sean aún más redondas, te encomendamos aplicar unos sencillos pasos para hacer que tu conducción no solo sea mucho más segura, si no también gratificante con tu bolsillo y con el medio ambiente. Y es que la realización de algunas de estas prácticas a lo largo de un año, te puede llevar a un ahorro cercano a los 300 € y lograr reducir las tan dañinas emisiones de CO2 entre un 30 y un 40%.

1. Arranque y puesta en marcha

Es de vital importancia arrancar el motor sin pisar el acelerador para no dañarlo e iniciar la marcha inmediatamente después del arranque. Salvo en el caso de los motores turboalimentados, donde conviene esperar unos segundos antes de iniciar la marcha.

2. Primera marcha

Recordatorio para jóvenes y mayores, la primera marcha solo se usa para iniciar la marcha, y salvo pendiente o casos muy puntuales solo se suele usar para eso. Por lo que conviene engranar la segunda velocidad transcurridos 2 segundos ó avanzados 6 metros aproximadamente.

3. Aceleración y cambios de marchas

Realizar cambios de marchas en los momentos adecuados, así como mantener el coche en el rango de revoluciones óptimo es vital para lograr una conducción eficiente. Donde el rango de revoluciones óptimas para los motores gasolina se ubicará entre las 2.000 y las 2.500 rpm. Mientras que en los motores diésel será entre las 1.500 y las 2.000 rpm.

4. Utilización de las marchas

Este paso también es esencial y mucha gente parece olvidarlo, para reducir consumos conviene circular generalmente con marchas largas y alrededor de las 2.000 rpm. Si circulamos exclusivamente por ciudad, y siempre que sea posible, no estaría de más engranar hasta la 4ª velocidad. Eso sí, siempre respetando los límites de velocidad.

5. Velocidad de circulación

Otro truco sencillo, pero que se ha de realizar con cabeza. Una manera sencilla de lograr consumos bajos es intentar mantener una velocidad de circulación lo más uniforme posible. Buscando la fluidez en la circulación, evitando así los frenazos y aceleraciones bruscas, así como los cambios de marchas innecesarios.

6. Deceleración

Otra manera fácil de reducir los consumos, y siempre que la ocasión lo permita, es levantando el pie del acelerador y dejar rodar el vehículo con la marcha seleccionada en ese instante. Por ejemplo: Si descendemos una pendiente.

Además pisar el pedal de freno con suavidad o reducir la marcha lo más tarde posible también ayuda, pero hay que tener cuidado con las bajadas.

7. Detención

Siempre que la velocidad y el espacio lo permitan, detener el coche sin reducir previamente de marcha.

8. Paradas

Aunque la mayoría de coches modernos cuentan con sistema de arranque y parada, en las paradas prolongadas (por encima de 60 segundos), es recomendable apagar el motor.

9. Anticipación y previsión

Otra norma vital de circulación, pero que mucha gente parece olvidar. Hay que conducir siempre respetando la distancia de seguridad y contar con un campo de visión amplio que nos permita ver 2 ó 3 vehículos por delante.

En el momento en que se detecte un obstáculo o que los coches que circulen delante de nosotros reduzcan la velocidad en la vía, nosotros levantaremos el pie del acelerador para anticipar las siguientes maniobras con seguridad. La anticipación es vital para advertir imprevistos y situaciones peligrosas.

10. Seguridad

En la mayoría de las situaciones, aplicar las reglas de la conducción eficiente contribuye al aumente de la seguridad, pero obviamente existen circunstancias que requieren acciones específicas distintas para que la seguridad no se vea afectada. En cualquier caso, si existe conflicto entre la conducción segura y la eficiente, prevalecerá siempre la seguridad.

¿Sabias que...?

El uso del automóvil representa en torno al 15% de la energía total consumida en España.

En torno al 30% de las emisiones totales de CO2 del país proviene del sector transporte.

Si circulas a más de 20 km/h con una marcha seleccionada, si no pisas el acelerador, el consumo de carburante es nulo. En cambio, a ralentí, el coche consume entre 0,5 y 0,7 litros/hora.

29 de Julio de 2016
Saúl en Google+


Busca otras marcas

Marcas
Buscar
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar