5 claves para contratar el mejor préstamo

Última actualización: 21/10/2015

5 claves para contratar el mejor préstamo

Lo primero de todo

Si tienes la intención de contratar tu primer préstamo o si cuando lo hiciste no obtuviste las mejores condiciones, aquí te ofrecemos las claves para que puedas acceder a la financiación que mejor se ajuste a tus posibilidades económicas. Es muy importante conocer los aspectos más comunes relacionados con la financiación, así podrás evitar que jueguen contigo con términos que desconoces y que en realidad no son tan complejos.

El objetivo principal que debes de marcarte, y sin duda el más importante, es el de tener muy claro cual es la cuota que puedes pagar cada mes acorde con tus posibilidades. Para conseguir esto, debes de buscar la mayor cantidad posible de información entre todos los préstamos a los que puedes acceder.

Sin duda la forma más fácil y cómoda de obtener información es a través de Internet. Casi todas las entidades financieras informan de sus productos y aceptan tu solicitud de préstamo de manera online y, si reúnes los requisitos necesarios, podrás completar toda la transacción incluso desde tu propio ordenador, tablet o teléfono móvil.

Por otro lado, está el visitar todas las entidades bancarias que te sea posible para conocer las opciones que ofrecen. Si ya dispones de una cuenta corriente, seguramente puedas acceder a mejores condiciones, como por ejemplo tasas de interés más bajas.

 

1. El interés que nos cobran

El tipo de interés que aplican las entidades financieras para los préstamos, puede cambiar en función de la variación de los tipos de interés aplicables en la zona Euro, y que depende del Banco Central Europeo.

¿Qué es el TIN?

Es únicamente el interés que se ha acordado con la entidad bancaria y no tiene en cuenta ningún tipo de gasto extra que esté asociado a la operación. Este interés se cobra en cada recibo y se sumará a la parte de capital que se amortiza. Lo más habitual es que se aplique mensualmente. Para que te hagas una idea, en un préstamo tener un interés del euribor + 2,5%  es muy bueno.

¿Qué es el TAE?

Es la Tasa Anual de Equivalencia. Representa el porcentaje real que se va a aplicar a la operación y en el que realmente te debes de fijar. Cuando la entidad financiera realiza el cálculo del TAE, en la parte de ingresos incluye no sólo los que provienen del tipo de interés, sino también los ingresos por comisiones y cualquier otro tipo de ingreso que derive de la operación. El TAE lleva incluido además del interés del préstamo, la comisión de apertura y el fraccionamiento de los pagos, incluyendo los gastos de cancelación de dicho préstamo.

 

2. Las comisiones

La comisión de apertura

No olvides que los mejores préstamos no tienen comisión de apertura. Es evidente que lo peor de la comisión de apertura es que hay que pagarla inicialmente. Hay algunas entidades que ofrecen la opción de poder financiar la comisión de apertura incluyéndola en el propio capital del préstamo, esto es algo que a la larga es peor porque también vas a pagar intereses por la comisión. Si tienes que pagar una comisión de apertura lo ideal es que sea del 1% o menor.

Comisión de amortización parcial

Es evidente que cuando solicitas un préstamo es porque no dispones del dinero para comprar cualquier bien de consumo o afrontar un imprevisto de última hora. Ahora bien, puede que en el futuro tu situación económica cambie a mejor, y te permita reducir lo que debes o directamente devolver toda la cantidad que te ha prestado la entidad financiera.

Para la comisión de amortización parcial lo ideal es pagar un 0%. Todo lo que sea subir esa cifra, no es bueno para ti, y debes de intentar negociarlo antes de que te sea concedido el préstamo. Las entidades no suelen poner muchas trabas para rebajar este tipo de comisión, ya que con el sistema de interés que aplican, llamado ''sistema francés'', les permite ir cobrando los intereses del capital que se debe en cada cuota.

Comisión de cancelación total

Este aspecto es algo más complicado de negociar. El objetivo de las entidades financieras con este tipo de comisión es que tú no financies de nuevo con otra entidad lo que ya debes, la cual te puede ofrecer mejores condiciones. Si consigues un 0% para la comisión de cancelación total sería excelente, lo normal es tener un 1.0%, y ten muy en cuenta que en muchas entidades te pueden aplicar incluso el 3%. 

 

3. Plazo máximo del préstamo

Debería de ser lo suficientemente amplio para que te permita adaptar tu situación económica a las necesidades de financiación. Por ejemplo, si el importe que vas a solicitar es elevado y tienes margen de ahorro suficiente, puedes solicitar préstamos a menos años y pagar una mayor cuota mensual, sin embargo, si no puedes hacerlo de esta manera y no quieres perder liquidez, con un plazo de devolución más alto la cuota mensual es más baja.

 

4. Importe máximo del préstamo

Fíjate en los siguientes ejemplos:

Muy bueno:      Préstamo igual o mayor a 60.000 euros

Bueno:             Entre 30.000 y 50.000 euros 

Normal:            Hasta 30.000 euros 

Escaso:            Menos de 20.000 euros 

Muy escaso:     Menos de 10.000 euros

 

5. Posibles requisitos vinculados al préstamo

Las entidades financieras, aparte del propio beneficio que pueda suponer el préstamo concedido, intentan hacer negocio con el cliente a través de ''otras fórmulas'', estas son las más habituales:

Domiciliar la nómina

Las mejores condiciones para un préstamo en cuanto al tipo de interés y comisiones, las puedes conseguir si tienes domiciliada la nómina. Al fin y al cabo, en alguna entidad deberás de hacerlo, pero es un aspecto muy a tener en cuenta, ya que supone ''casarse'' con esa entidad. Debes de valorar si merece o no la pena, ya que este hecho te implica abrir una cuenta corriente y has de saber cuánto te cobrarán por su mantenimiento y si también lleva vinculada alguna tarjeta de crédito con su correspondiente coste.

Domiciliar algún recibo

Es una manera que tienen la entidades financieras de ''atraer y atrapar'' a un cliente que su nómina es difícil de conseguir, debido a que ya tiene contraído con otras entidades otros productos como préstamos hipotecarios, y por tanto, no pueden domiciliar la nómina.

La alternativa no es otra que la de domiciliar recibos bancarios, tipo luz, agua, gas, teléfono, comunidad de vecinos, etc. Pero debes de tener en cuenta que esta es una manera que exige, al igual que en el apartado anterior, abrir una cuenta corriente, y muy probablemente con gastos de mantenimiento, tarjetas de créditos, etc.

Seguro de amortización

El objetivo de este seguro es el de pagar el préstamo en el supuesto de que te pasara algo grave. De primeras y como objetivo en sí, es una buena intención por parte de la entidad financiera, ya que si ocurriera algo, son menos problemas para ambas partes. Ahora bien, ya no es tan buena idea que dicho seguro lo tengas que contratar con la compañía de seguros que designe la propia financiera.

Es decir, en muchos casos, el objetivo del banco es vender un seguro, y por tanto, cobrar una comisión, más que defender los intereses del cliente. Lo ideal sería, si nos exigen contratar un seguro, dejarnos la libertad para hacerlo con la compañía de seguros que más nos interese.

Avales

Si la entidad financiera ve algún posible riesgo de que puedas tener problemas en el futuro para todas y cada una de las cuotas, lo que hace es recurrir a los avales.

 

Conclusión final

Un “buen” préstamo es aquel cuyo interés nominal esté cerca del euribor + 2%, con una comisión de apertura del 1% o menor, cuya comisión de amortización parcial sea 0%, siempre y cuando nos permitan un importe que se adapte a nuestras exigencias, y a un plazo de tiempo que haga que se pueda ajustar la cuota mensual a nuestras posibilidades sin que nos ahogue.

21 de Octubre de 2015
www.arpem.com

USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar