Volvo PowerPulse: la revolución de los turbos mediante aire comprimido

Última actualización: 03/12/2015

Volvo PowerPulse: la revolución de los turbos mediante aire comprimido

La presentación del Volvo S90 2016 ha traído consigo la presentación de otra novedad importante para la marca sueca, hablamos del sistema Powerpulse. Dicha tecnología basada en los motores turbodiesel D5, permite reducir al mínimo el lag del turbocompresor mediante aire comprimido de una forma sencilla, y sin tener que recurrir a otras tecnologías más complejas como son los turbos eléctricos. Si está tecnología evoluciona podríamos estar ante el fin del lag en los motores turboalimentados.

¿Cómo funciona Powerpulse?

En el caso de la mecánica D5 de 235 CV, dicho motor emplea un sistema de sobrealimentación con dos turbocompresores en serie, uno de geometría fija (para cargas altas) y otro con geometría variable (para bajas y medias cargas). Con dicha disposición se reduce de forma considerable el tiempo de respuesta de la sobrealimentación. ¿Qué ha hecho Volvo? Pues ha introducido un compresor de aire convencional que toma aire de la admisión, lo comprime y después lo almacena en un pequeño tanque, el cual guardará una reserva de aire comprimido de forma ininterrumpida.

 

El objetivo de Volvo al introducir dicho sistema es reducir el tiempo de carga de los turbocompresores. Así que cuando el conductor acelere de forma súbita, el sistema Powerpulse se pondrá en marcha e inyectará el aire comprimido almacenado sobre la turbina de escape del turbocompresor para acelerar su giro y así conseguir que se comprima aire de forma instantánea.

¿Cuáles son sus prestaciones?

Volvo no ha facilitado muchos detalles en este aspecto, limitándose a mencionar que la potencia máxima es de 235 CV y que el par motor máximo que desarrolla es de 480 Nm desde 1.750 rpm. Aunque aun desconocemos cuales son las curvas de potencia y par de dicho propulsor.

Volvo espera con esta tecnología el seguir sacando partida a su arquitectura modular de motores diésel Drive-E, a pesar de que Volvo ya está trabajando de motores sobrealimentados con turbos eléctricos capaces de alcanzar los 450 CV. La tecnología Powerpulse se presenta con un paso intermedio hasta la evolución completa de los turbos eléctricos, los cuales son más costos y complejos de desarrollar.

03 de Diciembre de 2015
Saúl en Google+


Busca tu coche

Marcas
Busca tu coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar