La factoría de Renault Palencia lanza la cuarta generación del Mégane

Última actualización: 13/11/2015

La factoría de Renault Palencia lanza la cuarta generación del Mégane

España es un territorio industrial histórico y estratégico para el Grupo Renault. Con cuatro factorías del Grupo: Valladolid, Sevilla y Palencia. Con una inversión de 600 millones de euros entre 2014 y 2016 para adaptar sus instalaciones industriales para cumplir con las normas de calidad de las instalaciones españolas. 

Dos vehículos, una misma arquitectura modular (CMF C/D)

Las instalaciones de Palencia, activa el ritmo para el lanzamiento de Nuevo Mégane, que se presentó en el mes de septiembre en el Salón de Frankfurt. Debido a la fuerte demanda comercial para Kadjar, se ha vuelto a establecer el tercer turno de producción. Ampliando la plantilla de 1.900 a 4.200 personas.

Las realizaciones de las distintas generaciones de Mégane, avalan a esta factoría española que es un referente en este vehículo, pilar de la gama Renault. Sin embargo, la llegada de Nuevo Mégane, además del lanzamiento de Kadjar, ambos modelos diseñados sobre la base de la nueva arquitectura modular de la Alianza Renault-Nissan CMF C/D, ha transformado y llevado a una evolución de sus empleados, herramientas y procesos.

Un reto: el plan de excelencia de la realización de los vehículos de esta marca francesa

Las instalaciones de Palencia ya habían comenzado su transformación tras la firma del acuerdo de competitividad español en 2012 que hizo que se le atribuyera la producción de estos nuevos vehículos de la gama. Además, con unos volúmenes de producción en aumento, el plan de excelencia de la fabricación Renault sirve como contexto a este reto. El plan se basa en cuatro puntos: la excelencia de la ejecución, la productividad, la estrategia con los proveedores y  la competitividad social.

Como en todas las instalaciones de Renault y Nissan, en las de Palencia se emplea desde principios de 2015 el Alliance Production Way (APW), una síntesis de las mejores prácticas de los dos modos de producción Renault y Nissan, para un mejor rendimiento y competitividad. La producción sincronizada con la demanda de los clientes, sinónimo de calidad y de cumplimiento de los plazos, es el corazón del APW. Esto implica la sincronización de la fábrica con sus proveedores, tanto en términos de flujos como de prestaciones, por medio de una gestión de las previsiones optimizada.

Soldadura, pintura y montaje: la factoría se transforma

Describimos en detalle tres zonas transformadas para adaptarse a este nuevo contexto.

Una zona de soldadura más moderna, con un aire de factoría del futuro. Donde robots de color naranja y negro, amplios pasillos por los que se mueven carros automatizados (AGV/Auto Guided Véhicles), mucho color y luz. El departamento de soldadura de Palencia, con 874 robots, adquiere un aspecto de una factoría del futuro. 

Se han dispuesto nuevas instalaciones para la fabricación de las bases rodantes, dentro de un espacio llamado “Main Floor” para la llegada de Kadjar y de Nuevo Mégane, con 250 robots high-tech. 70 nuevos robots componen la nueva línea de ensamblaje de los lados de caja, la Nissan Standard Line (NSL). Las líneas existentes para las puertas y el capó se han adaptado gracias al carry-over en más de 70 robots.

La calidad es la tónica de este proyecto. La inversión en utensilios de soldadura láser para la unión del techo con los lados de caja ayuda a la mejora de la calidad percibida.

Una línea de montaje adaptada a la arquitectura modular CMF C/D

Kadjar y Nuevo Mégane están diseñados sobre la nueva arquitectura modular de la Alianza CMF C/D (Common Module Family), al igual que Nuevo Espace y Talisman, que se hacen Douai. 

Esta arquitectura modular hace que conjuntos no visibles por el cliente sean compatibles entre estos automóviles, como el funcionamiento del motor, el cockpit, el bajo-caja delantero, el bajo-caja trasero y la arquitectura eléctrica y electrónica. 

La CMF ofrece diversidad para los elementos visibles para el cliente. Así pues, en la línea de montaje de Palencia, que forma una gran “S” adaptada a las medidas de los nuevos modelos, los operarios deben gestionar nueva diversidad de prestaciones y puestos asociados como el 4Control, disponible en Nuevo Mégane GT, las cuatro ruedas motrices, disponibles en Kadjar, además de una gran variedad de ruedas y llantas que ronda el centenar de referencias. 

El “full kitting” se expande de forma progresiva para una mejor gestión de la diversidad de las piezas, cuyo número de referencias se ha duplicado (4500). De este modo, los conjuntos de piezas que se llevan hasta la línea de montaje, cerca del operario, de forma sincronizada a la secuencia de montaje. Este sistema mejora la ergonomía la seguridad al producirse una disminución en la circulación de carretillas, la calidad y la eficacia global de la planta.

A la salida de la cadena de montaje, el 100 % de los vehículos se controla mediante pruebas de aspecto y de funcionalidad antes de pasar por un control dinámico en una pista de pruebas situada a las afueras del edificio.

13 de Noviembre de 2015
Saúl en Google+


Busca tu coche

Marcas
Busca tu coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar