7 consejos para evitar problemas en el coche con una ola de calor

Última actualización: 21/07/2015

7 consejos para evitar problemas en el coche con una ola de calor

Calor, calor y más calor, la ola de calor nos tiene fritos (nunca mejor dicho). Y si nosotros notamos las altas temperaturas a pesar de estar al cobijo de la sombra o del aire acondicionado imagínate nuestros vehículos, ahí aparcados a plena luz del sol. Y es que según un estudio realizado por RACE las asistencias en carretera han aumentado en un 59,% respecto al mismo periodo al año pasado, donde la mayoría de incidencias han estado muy relacionadas precisamente a las altas temperaturas.

Para evitar que tu también te veas obligado a realizar la odiada llamada de la grúa y fastidiar tus vacaciones, te dejamos una serie de consejos sencillos con los que podremos prevenir y evitar algunos de los problemas más comunes debidos a las altas temperaturas.

1.- Vigila el buen estado de los neumáticos.

Es importante revisar tanto el desgaste de los neumáticos como la presión, ya que debido a las altas temperaturas problemas generados crecen. Por lo que un neumático con presiones muy bajas es más propenso a sufrir un reventon, además de que sus prestaciones se reducen considerablemente. Revisar la presión apenas lleva unos minutos y nos ayudará a evitar muchos reventones y pinchazos.

2.- Practica una conducción menos agresiva.

Este aspecto es importante y aunque es obvio, mucha gente parece olvidarlo. Ser excesivamente brusco con el acelerador y el freno, no solo hará que el motor se sobrecaliente si no que crecerá el calor producido por el roce de las pastillas de freno, lo cual no acortará su vida útil, si no que pondrá en peligro su refrigeración y aumentar la probabilidad de que fallen.

3.- Revisa los líquidos antes de salir de viaje.

Un nivel adecuado de aceite es imprescindible para la correcta refrigeración del motor y evitar así problemas a la largo del trayecto. También es importante el líquido refrigerante. Dicha práctica ha de realizar antes de comenzar el viaje, siempre con el motor en frío. En dicha tarea solo se invierten unos minutos y nos evitará sufrir problemas mayores. Según RACE, en la mayoría de incidencias ocurridas en las últimas semanas, eran casos en los que los coches sufrían problemas por la falta de líquido refrigerante.

4.- Asegúrate de que el aire acondicionado funciona correctamente.

No solo porque te asaras al conducir, si no porque hay varios elementos del equipo de aire acondicionado que se encargar de refrigerar el motor, por lo que un problema "menor" podría convertirse en un problema grave en cuestión de segundos. Por lo que intenta no abusar del equipo de aire acondicionado y usa la cabeza, si has dejado tu coche varias horas al sol, es preferible que abras las ventanillas unos minutos antes de iniciar el viaje para que se refrigere y la temperatura se suavice. A poner el aire acondicionado a máximo rendimiento durante un buen rato solo con el objetivo de que se enfríe.

5.- Haz caso de los testigos de temperatura.

Esos chivatos que tienes en el marcador sirven para algo, así que ante cualquier alerta en el cuadro de mandos o en el ordenador de a bordo, detente cuanto antes sea posible y avisa a la asistencia, y especialmente si el aviso es de exceso de temperatura. El sobrecalentamiento puede llevar a averías realmente graves para el motor de tu coche, y sin motor tu coche no avanza.

6.- Evitar que el coche alcance altas temperaturas.

Este consejo es de lógica, pero es importante atenuar que el coche altas temperaturas cuando sea posible. No seas vago, es preferible aparcar tu coche un poco más lejos si eso significa dejarlo en un sitio con sombra, o en recinto cerrado. Para bajar la temperatura en el habitáculo es importante utilizar parasoles, y si el coche está en un lugar bajo tu vigilancia visual o de confianza, el bajar las ventanillas unos centímetros para ayudará a reducir el efecto invernadero en su interior.

7.- Evitar conducir en horarios de máxima calor.

Si es posible posponer el viaje para poder realizarlo más tarde siempre será preferible, ya que no solo el coche sufre. Y es que un conductor sometido a una temperatura de 35 grados reacciona un 20% más lento que el mismo conductor a una temperatura de 25 grados. Dicho riesgo equivaldría a conducir con una tasa de alcohol de 0,5 g/l. En caso de verte obligado sin más remedio a conducir en horas de máxima temperatura, es recomendable hacerlo con ropa ligera y transpirable y evitar las comidas copiosas. Así como recordar que es importante realizar una parada para descansar como mínimo cada dos horas si el viaje es largo y mantenerse hidratados

21 de Julio de 2015
Saúl en Google+


Busca otras marcas

Marcas
Buscar
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar