5 puntos básicos para que tu coche esté a punto para el verano.

Última actualización: 10/06/2015

5 puntos básicos para que tu coche esté a punto para el verano.

Llega el buen tiempo y con ello las ansiadas vacaciones de verano, época de “huir” de la congestionada gran ciudad en busca del descanso, la fiesta, el bienestar y la playa. Pero para no tener sobresaltos inesperados antes de llegar a nuestro destino no está de más comprobar el estado de nuestro coche.

Os dejamos cinco consejos muy sencillos con los que tener tu coche a punto para el verano.

1. Amortiguadores

Para viajar tranquilos es conveniente comprobar lo que se conoce como el “triángulo de seguridad”. Dicho triangulo está compuesta por amortiguadores, neumáticos y frenos. Para verificar el estado de la suspensión basta con apoyarse con fuerza en el capó y soltar de golpe, si el coche sube a su posición original casi con seguridad es que funciona de forma correcta, en caso contrario (si sube y rebota hacia abajo) es aconsejable realizar una revisión en taller. De todos modos, los amortiguadores se sustituir cada 50.000 km.

2. Neumáticos

El segundo punto del “triangulo de seguridad”, son los neumáticos, para comprobar su estado basta con revisar la altura del dibujo, comprobando que cuente como mínimo 1,6 mm. Fijándonos también que las llantas no tengan ningún golpe o deformación.

3. Frenos

El último punto de “triangulo de seguridad” son los frenos, es muy importante revisar que el líquido de frenos se encuentre entre el mínimo y el máximo que marca su contenedor. Si está por debajo del mínimo, no es aconsjeable rellenarlo,  siendo preferible acudir a un taller para que lo vacíe por completo y lo purge. Los expertos aconsejan cambiarlo cada dos años como máximo.

4. Cuida los niveles de aceite y de refrigerante

Antes de partir es preciso comprobar otros niveles de líquido, siendo uno de los más importantes el del aceite, ayudándose de la varilla indicadora. Si hay que añadir líquido se hace siempre con el motor en frío y muy importante tener en cuenta, que nunca debe alcanzar el nivel máximo. El líquido de refrigeración también debe estar entre el mínimo y el máximo, pero nunca llenarse del todo.

5. Las luces, a raya

Una correcta iluminación es fundamental para garantizar la seguridad al volante, tanto la tuya como la del resto de conductores. Por ello es básico comprobar el alineado de los faros y que todas las luces se iluminen correctamente. Cabe recordar que es obligatorio contar con un juego de repuesto.

10 de Junio de 2015
Saúl en Google+


Busca otras marcas

Marcas
Buscar
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar