La planta de Audi e-gas certificada para estabilizar el suministro eléctrico

Última actualización: 22/07/2015

La planta de Audi e-gas certificada para estabilizar el suministro eléctrico

En la ciudad de Werlte se encuentra la planta de Audi e-gas, produce combustible neutro en emisiones de CO2, a la vez que también estabiliza la red pública energética. Después de haber superado una secuencia de pruebas, la planta cuenta ahora con la certificación necesaria para poder participar en el mercado de ajustes del sistema eléctrico.

La cuota de las energías renovables crece en Alemania; siendo esta de un 33 por ciento en la primera mitad de 2015. Sin embargo, la expansión regional de las plantas eólicas y fotovoltaicas de generación de energía conduce a fluctuaciones de carga cada vez mayores; para ello es importante disponer de consumidores lo flexibles, como es el caso de la planta de Audi e-gas, para atenuar los posibles picos de carga y, así, estabilizar las redes de energía.

La planta de Audi e-gas está capacitada para dar respuesta ante cambios de carga en la red eléctrica, para contribuir a equilibrarlos. Gracias a ello la planta ha sido admitida por el operador energético Tennet TSO GmbH. Entre los requisitos, la planta tenía que ser capaz de extraer 6 megavatios de energía de la red en apenas cinco minutos, tal y como indican los protocolos de carga establecidos.

Por ello la planta de Audi e-gas ha sido certificada para colaborar en el mercado de ajustes del sistema eléctrico, que está organizado por los operadores de energía. 

La planta de Audi e-gas en Werlte, que produce metano sintético –Audi e-gas– a partir de agua y CO2, usando electricidad generada eólicamente. Los usuarios de Audi pueden repostar Audi e-gas con una tarjeta especial en las estaciones de servicio de CNG, y Audi alimenta con cantidades equivalentes de Audi e-gas la red alemana de gas natural. El Audi A3 Sportback g-tron con 110 CV (81 kW) de potencia se encuentra disponible en los concesionarios, y el Audi A4 Avant g-tron de 170 CV (125 kW) se añadirá a la gama el próximo año.

Ambos modelos se pueden conducir de forma respetuosa con el medioambiente usando Audi e-gas. Esto significa que las emisiones finales de CO2 son neutras, pues la cantidad que se emite durante el funcionamiento del automóvil equivale a la que se usa como materia prima durante el proceso químico para producir el combustible, ahorrando así su emisión a la atmósfera.

Adicionalmente a la producción de Audi e-gas en varias plantas, esta marca alemana trabaja en un amplio frente de desarrollos de combustibles alternativos, todos con balance neutro en emisiones de CO2. A principios de este año, la planta piloto en Dresden, comenzo la producción del combustible sintético Audi e-diesel. La marca de los cuatro aros está también trabajando en la realización de una investigación conjunta para la fabricación de Audi e-gasolina con la compañía francesa Global Bioenergies, S.A.

Audi trabaja además con la compañía estadounidense Joule Unlimited Technologies, Inc., experimentando con microorganismos a partir de los cuales producir los combustibles sintéticos Audi e-diesel y Audi e-etanol. En el campo de e-gas, Audi trabaja codo a codo con un socio para desarrollar un nuevo método de producción en el cual el proceso de metanización se efectúa a través de métodos biológicos.

22 de Julio de 2015
Saúl en Google+


Busca tu coche

Marcas
Busca tu coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar