La marca Volvo Cars realiza exitosamente un sistema de carga inalámbrica para coches eléctricos

Última actualización: 28/10/2013

La marca Volvo Cars realiza exitosamente un sistema de carga inalámbrica para coches eléctricos

Con motivo de la realización de un proyecto de investigación avanzada cuyo objetivo es el estudio de las opciones de carga inductiva destinada a coches eléctricos, la compañía Volvo Car Group ha formado parte como socio. Este experimento ha probado las sugestivas perspectivas que ofrece esta tecnología para la transmisión de energía mediante un campo electromagnético. 

El Vicepresidente de Sistemas de Propulsión Eléctrica de Volvo Car Group, Lennart Steglan, ha declarado que: “La carga inductiva tiene un gran potencial. La tecnología inalámbrica es una forma cómoda y efectiva de transferir la energía. El estudio también indica que es segura. Todavía no existe ninguna norma común para la carga inductiva. Continuaremos nuestra investigación y evaluaremos la viabilidad  de la tecnología en nuestros proyectos de coches eléctricos e híbridos”.

La carga inalámbrica utiliza un campo electromagnético en lugar de un cable que trasmite la energía entre los dos objetos. Una bobina de inducción genera un campo electromagnético alterno a partir de una estación de carga base, y otra bobina de inducción en el dispositivo portátil recupera la energía desde el campo electromagnético y lo transforma en energía eléctrica que carga la batería. La citada tecnología es corriente en aparatos eléctricos del hogar como cepillos de dientes, sin embargo, todavía no está disponible para recargar vehículos eléctricos. Usando la carga inductiva sencillamente se sitúa el vehículo encima del dispositivo de recarga y ésta se inicia automáticamente. Lennart Stegland afirma que: “Creemos que es uno de los factores que más puede incrementar la aceptación de los consumidores por los vehículos eléctricos,” 

Flanders Drive fue el que inició el proyecto de investigación completo, el cual incluía la carga inductiva para coches y autobuses, en un centro de desarrollo ubicado en la región de Flandes, en Bélgica. Dicha entidad está formada por una asociación de empresas, entre las que se encuentra Volvo Car Group, Bombardier Transportation y el productor de autobuses Van Hool. Además, el gobierno belga ha financiado parte del proyecto. Por su parte, Volvo Cars ha aportado un Volvo C30 eléctrico para el proyecto de carga inductiva, el cual consta de una potencia de 89 kW (120 CV).

Lennart Stegland señala que: “Los tests han demostrado que nuestro Volvo C30 eléctrico puede ser completamente cargado sin un cable de energía en 2,5 horas. En paralelo, también hemos llevado a cabo investigaciones en carga lenta y regular junto con Inverto, también socio del proyecto”. 

Esta inversión centrada en la electrificación del Volvo Cars ha derivado en el buen recibimiento del Volvo V60 Plug- in Hybrid, el cual comenzó en 2012 su fabricación en serie.

La empresa Volvo ha comenzado su colaboración con Siemens para desarrollar tecnología de accionamiento eléctrico, electrónica de potencia y de carga, además de la incorporación de todos estos sistemas a los coches eléctricos. 

28 de Octubre de 2013
www.arpem.com


Busca tu coche

Marcas
Busca tu coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar