Volkswagen ante la naturaleza salvaje de Australia

Última actualización: 06/09/2013

Volkswagen ante la naturaleza salvaje de Australia

“Salvaje por naturaleza”, este es el lema de la décima prueba puntuable para el Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA 2013 (WRC), el Rallye de Australia, que se celebrará del 12 al 15 de septiembre. Para Volkswagen, el rallye en la tierra de los koalas, canguros y cocodrilos podría suponer un nuevo éxito en su historia en la competición. Volkswagen podría abandonar el país oceánico habiendo dejado sentenciados los títulos mundiales de pilotos y copilotos en el año del debut del Polo R WRC y a falta de tres carreras por disputarse. Sébastien Ogier / Julien Ingrassia (FRA / FRA) cuentan con una cómoda ventaja al frente del Campeonato del Mundo de Rallyes y para conseguir matemáticamente los títulos, deberán de ganar y esperar a que sus rivales más próximos no sumen muchos puntos. Por ejemplo, podrían proclamarse campeones si sus compañeros de equipo Jari-Matti Latvala / Miikka Anttila (FIN / FIN) y Andreas Mikkelsen / Paul Nagle (N / IRL) estuvieran en los puestos de cabeza. El Rallye de Australia supone la vuelta a los tramos de tierra, en la que será la séptima prueba de la temporada que se disputa sobre esta superficie.

“Llegamos a Australia muy motivados”, comenta el Director de Volkswagen Motorsport, Jost Capito. “Después de la última decepción en nuestro rallye de casa, donde no pudimos subir al podio por primera esta temporada, estamos decididos a volver a la senda de la victoria. Tenemos una buena oportunidad para ganar en el Campeonato del Mundo. Estoy convencido de que nuestros pilotos, copilotos, mecánicos e ingenieros no necesitan ninguna motivación más que esa. Como siempre en el WRC, intentaremos hacer un trabajo perfecto, algo que ya hemos logrado en varias ocasiones este año. Puedo asegurar que todos los miembros del equipo están concentrados en lo que nos viene por delante y darán lo mejor de sí mismos en Australia. Aún así, ya vimos en Alemania que tener una posibilidad de ganar el Campeonato del Mundo no significa automáticamente que lo consigamos. El WRC es impredecible, eso es lo que lo hace tan interesante”.

Las opciones de Ogier de proclamarse Campeón del Mundo

El Rallye de Australia ofrece una nueva oportunidad a Sébastien Ogier para proclamarse Campeón del Mundo. Para alzarse con el título, tiene que sumar nueve puntos más que su rival más cercano, Thierry Neuville (Ford) y uno más que su compañero de equipo en Volkswagen, Jari-Matti Latvala.

En cuanto al resto de pilotos, el francés solo debe seguir por delante de ellos para ser campeón. Si Ogier gana el rallye y el Power Stage final, Neuville tendría que terminar segundo en ambas clasificaciones para prolongar el desenlace del campeonato de pilotos. Otra posibilidad es que Volkswagen consiga su primer doblete, con Ogier imponiéndose en el rallye y siendo, por lo menos, segundo en el Power Stage.

“Salvaje por naturaleza”, el Rallye de Australia compacto y exigente Los organizadores califican al Rallye de Australia, “salvaje por naturaleza”. Los pilotos deberán de hacer frente a una prueba tremendamente compacta. Todos los tramos se encuentran en un radio de tan solo 55 kilómetros de la sede del rallye en el puerto de Coffs Harbour. Las especiales son de dos tipos, unas tienen pistas de tierra que transcurren por las carreteras locales, siendo tramos muy rápidos, mientras que otras se disputan en pistas estrechas y sinuosas que cruzan grandes y densos bosques.

A pesar de la baja densidad de población, el Rallye de Australia cuenta con una gran popularidad entre los seguidores. Uno de los motivos son las súper especiales que se disputan como parte del itinerario de la prueba, además de diversos espectáculos pensados para el público como conciertos y fuegos artificiales. La súper especial de “Coffs” se celebra por la noche, justo delante del puerto de la ciudad y del parque de asistencia, con el Océano Pacífico como telón de fondo. El precioso tramo de “Shipmans”, transcurre por las onduladas carreteras del interior de la costa de Coffs. Cuando los equipos disputen la segunda pasada de esta especial de 29,03 kilómetros el domingo, será también el Power Stage final del rallye, que otorgará puntos extras para sus tres pilotos más rápidos. El momento más esperado de este tramo es, sin duda, el espectacular paso de agua de Tallawudjah Creek, situado en el kilómetro 4,5. El badén está situado en medio de una rápida curva a izquierdas, lo que significa que la mayoría de pilotos lo cruzan a toda velocidad.

Latvala / Anttila en Australia, los nórdicos se adaptan bien a lo “salvaje por naturaleza” El estilo de pilotaje finlandés parece perfectamente adaptado a las condiciones que los pilotos se encontrarán en el Rallye de Australia, que cuenta con tramos de tierra muy rápidos. En las tres últimas ediciones en que la cita oceánica ha formado parte del calendario del WRC, en 2006, 2009 y 2011, la victoria se la adjudicó Mikko Hirvonen y su copiloto Jarmo Lehtinen, que este año corren para Citroën. Jari-Matti Latvala / Miikka Anttila, que se unieron al equipo Volkswagen a inicios de este año, también han cosechado resultados positivos en sus últimas participaciones en el Rallye de Australia. Fueron sextos en 2006, cuartos en 2009 y segundos en 2011. Los finlandeses de Volkswagen esperan continuar con su progresión.

Australia, territorio desconocido para Mikkelsen / Nagle El Rallye de Australia es un viaje a lo desconocido para el piloto de Volkswagen, Andreas Mikkelsen. Cuando el noruego dispute en Australia la décima prueba de la temporada, no solo estará haciendo su debut oficial aquí, sino que también estará corriendo por primera vez en Oceanía.

Aunque el habitáculo del Polo R WRC es familiar para Mikkelsen, deberá de adaptarse a algunos nuevos factores. Su copiloto habitual, Mikko Markkula (FIN), se ha visto obligado a perderse esta carrera por una lesión, así que el asiento de la derecha de Mikkelsen estará ocupado por el experimentando Paul Nagle (IRL). Al igual que el noruego, Nagle fue campeón del Intercontinental Rallye Challenge (IRC) la temporada 2009.

Comentarios sobre el Rallye de Australia:

Jari-Matti Latvala, Polo R WRC #7

“Disfruto en Australia, ya que hay un gran ambiente y la gente es muy amable. Los tramos son rápidos y hay que encontrar un buen ritmo. Lo bueno es que, generalmente, suelo hacer mejor los rallyes rápidos, ya que se adaptan a mi estilo de pilotaje. Después de perder tantos puntos para el Campeonato de Marcas en Alemania, nos tenemos que concentrar en conseguir un buen resultado para mantener a raya a Citroën en el Campeonato del Mundo. Este será mi principal objetivo. Todo el equipo sabe que nuestro coche es bueno, y todos están haciendo todo lo posible para lograr nuestra meta, ganar el título”.

Sébastien Ogier, Polo R WRC #8

“Considerando que solo era una oportunidad teórica en Alemania, ahora tenemos la primera opción real de conseguir el título a falta de varias carreras. En Australia casi depende de nosotros mismos. Me gustaría ganar el rallye y el Power Stage final. Ese es mi objetivo. La ventaja es que me gusta mucho el Rallye de Australia. Los tramos son muy rápidos y exigentes. Estamos bien preparados para este desafío. Tengo muchas ganas de correr esta prueba”.

Andreas Mikkelsen, Polo R WRC #9

“Paul Nagle será mi copiloto en Australia, ya que mi copiloto habitual, Mikko Markkula, sigue lesionado. Conozco a Paul desde hace mucho tiempo. Corrí contra él en el Rallye de Irlanda cuando yo tenía 17 años. También lo conozco del IRC, donde fue el copiloto de Kris Meeke. No tengo ninguna duda de que hará un buen trabajo. El Rallye de Australia no es muy familiar para mí. Lo más lejos a donde he viajado es Tailandia. Esta carrera es completamente nueva para mí. A pesar de ello, los otros pilotos no tienen mucha más experiencia, ya que muchos de los tramos de este año serán nuevos. Creo que Paul y yo haremos un buen rallye. Vamos a viajar a Australia con tiempo, para podernos acostumbrar a todo y conocernos un poco mejor”.

Volkswagen en el Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA (WRC)

Con su debut en el Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA (WRC), Volkswagen espera continuar con su exitosa trayectoria en las competiciones del deporte del motor. Volkswagen logró la victoria en el Rallye Dakar los años 2009, 2010 y 2011 con los Race Touareg, que lograron un excelente “hat-trick” de triunfos en el rallye más duro del mundo. El Polo R WRC es el primer World Rally Car de la marca de Wolfsburg, con el que el equipo alemán disputará por primera vez el certamen más importante de los rallyes. Esto da a Volkswagen la oportunidad para demostrar su valía en una competición deportiva de primer nivel mundial. Ningún modelo es más adecuado para este desafío que el Polo, uno de los coches más fabricados y distribuidos internacionalmente por Volkswagen.

Tres preguntas a… Paul Nagle

Hiciste esta semana tu primer test con Volkswagen junto a Andreas Mikkelsen y el Polo R WRC. ¿Cómo fue?

Paul Nagle: “El test fue una gran experiencia. Todo era nuevo para mí: el equipo, el coche, el piloto. Fui muy bien recibido y los dos días de test fueron muy buenos. El coche es fantástico y el equipo está trabajando muy duro. Examinan cada detalle en su lucha por mejorar. Andreas es un piloto excepcional, y esta es una excelente oportunidad para mí para poder correr como copiloto de Volkswagen, es un equipo extraordinario y un placer trabajar con ellos. Todo el mundo sabe exactamente lo que tiene que hacer y a mí, como recién llegado, me han apoyado muchísimo”.

Solamente copilotarás a Andreas Mikkelsen en el Rallye de Australia. ¿Sientes algún tipo de presión?

Paul Nagle: “Habrá un cierto grado de presión y sin duda estaré un poco nervioso. A pesar de ello, este es mi trabajo y estoy deseando empezar el reto y trabajar con Andreas. Aprenderé mucho. Después de todo, no conozco nada del Rallye de Australia y nunca he corrido allí. La última vez que esta carrera fue puntuable para el WRC fue en 2011, por lo que solo unos pocos pilotos estarán familiarizados con ella. Por lo tanto, todo el mundo está en una situación similar al inicio. Nos debemos de adaptar”.

¿Cómo de bien conoces a Andreas y cómo de complicado será adaptarse a su sistema de notas?

Paul Nagle: “Fuimos rivales en el IRC, en el que Andreas ganó el título en 2011 y 2012. Kris Meeke y yo fuimos campeones en 2009. Andreas llegó al IRC en el 2010, cuando Kris y yo estábamos defendiendo nuestro título. Nos conocemos bien porque el año pasado tanto Andreas como yo corrimos en el SWRC, el actual WRC 2. Con todo, ya nos conocemos suficientemente bien como para poder trabajar juntos. Me adapté bastante rápido al sistema de notas de Andreas, después de varias horas de test ya lo tenía por mano. Nos concentraremos particularmente en ello durante los reconocimientos”.

El número del Rallye de Australia es el 16.113,10

La distancia entre Wolfsburg y Coffs Harbour, sede del Rallye de Australia y donde habrá ubicado el parque de asistencia, es exactamente de 16.113,10 kilómetros. Es el viaje más largo que el equipo debe realizar desde Alemania para participar en una prueba del WRC. Para comparar, la distancia entre Wolfsburg y Coffs Harbour es mayor que la distancia que suman los diez parques de asistencia de los rallyes europeos con Wolfsburg. En total, el equipo viaja 12.060,98 kilómetros desde la sede de Volkswagen a todas las sedes de los rallyes de Europa.

06 de Septiembre de 2013
Gregorio Patiño Barahona


Busca tu coche

Marcas
Busca tu coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar