El RACE nos ofrece su opinión sobre la nueva ley de seguridad vial

Última actualización: 11/10/2013

El RACE nos ofrece su opinión sobre la nueva ley de seguridad vial

El consejo de ministros ha aprobado hoy 4 de octubre de 2013 la nueva ley de seguridad vial, para que se tramite posteriormente en el parlamento. Esta nueva reforma tiene la intención principal de dar respuesta a las demandas de los conductores, las necesidades de las carreteras y los vehículos.

Una de las principales novedades de esta reforma que afectará directamente a los conductores son las medidas obligatorias del uso del casco en ciudad, el incremento de las multas, la prohibición del uso de los detectores de radares o el aumento de los límites de velocidad.

Acerca de la velocidad, se contemplaría la posibilidad de aumentar hasta los 130 km/h la velocidad máxima permitida en autovías y autopistas que por su estado de conservación garantice la seguridad y cuando las condiciones meteorológicas lo permitan, regulado todo a través de paneles de señal. Estos son algunos de los aspectos que el RACE, considera como positivos.

Otro de los aspectos a tratar, son los detectores de radares, los cuales estarán prohibidos cuando entre en vigor la ley, permitiéndose solo los dispositivos de información como los navegadores que incorporan en su base de datos información sobre la localización del radares y emiten un aviso. 

Para el RACE, este último aspecto sobre los navegadores genera muchas dudas, pues estos dispositivos pueden incluir en su base de datos todos los puntos kilométricos en donde se ubique un radar, la misma información que es la que contienen los detectores convencionales. De todos modos, RACE considera que se debe trabajar para que la actitud del conductor no sea siempre la de evitar el control, sino a ejercer una conducción segura siempre en función de las condiciones de la carretera, del tráfico, o por cuestiones meteorológicas, etc. Desde RACE se considera que las medidas deben ser para concienciar a los conductores de que la ubicación de un radar, además de un control de velocidad, no debe prevenir de un tramo peligroso o de concentración de accidentes, siendo innecesaria la colocación de radares en vias más seguros como las autopistas o autovías.

En relación al alcohol y la conducción, lo más interesante es el aumento de la multa por superar las tasas permitidas en sangre, con sanciones que van de 500 a 1000 euros. De acuerdo con que la tolerancia debe ser cero con los conductores, RACE considera que debido a la crisis económica pagar más es desproporcionado, puesto que existen otras vías que se pueden emplear, como la aplicación del Código Penal a los conductores que sobrepasan la tasa de 0,6 mg/l.

Referente al asunto de las drogas, la nueva normativa aplicara una sanción administrativa por conducir bajo sus efectos de 1000 euros y una retirada de 6 puntos del carné de conducir. Por otro lado, también apoya los dispositivos de detección de droga en la saliva, lo que supone un importante avance en la prevención y control de conductores que conducen bajo los efectos de sustancias ilegales.

11 de Octubre de 2013
www.arpem.com


Busca otras marcas

Marcas
Buscar
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar