Sébastien Loeb y el Peugeot 208 T16 pulverizan el récord de Pikes Peak

Última actualización: 01/07/2013

Sébastien Loeb y el Peugeot 208 T16 pulverizan el récord de Pikes Peak
  • Con un crono de 8’13’’878 en los 20 kilómetros que llevan a la cima de Pikes Peak, Sébastien Loeb y el 208 T16 Pikes Peak no sólo han ganado la carrera en cuesta más alta del mundo sino que han establecido un impresionante récord después de desafiar los precipicios a 145 km/h de velocidad media.

Llegado a la zona de salida a las 7.00 horas de la mañana con el fin de asistir al briefing, Sébastien Loeb tuvo que armarse de paciencia antes de poder iniciar la ascensión de la 91ª Edición de la Pikes Peak International Hill Climb. El piloto tuvo que esperar a que los 83 motociclistas que tomaban parte en la carrera completaran su participación antes de poder salir a la carretera: “No teníamos ninguna indicación precisa de nuestra hora de salida y veía como, en la cima, se iban acumulando nubes. Eso me hacía estar muy inquieto ya que temíamos que descargara la lluvia”. Finalmente, la liberación de la salida se produjo a las 11:30 hora local. A Sébastien Loeb y al 208 T16 Pikes Peak no les quedaba más que lanzarse por fin a la subida.

Con la lluvia retrasando su entrada en escena, el campeón francés pudo enfrentarse a esta particular carretera en condiciones óptimas de adherencia. Tras una ascensión que rozó la perfección, Sébastien Loeb y el 208 T18 Pikes Peak superaron la línea de llegada sólo 8’13’’878 después de la salida. Un resultado impresionante que permitió al dúo francés batir ampliamente el récord precedente de la prueba, detentado hasta entonces por Rhys Millen con un crono de 9’46’’164. Esta mejora de más de un minuto y medio es, sencillamente, fantástica: “Pensaba que podríamos estar en un crono de 8’20, o tal vez de 8’15 pero lo hemos incluso mejorado” explicaba el nueve veces Campeón del Mundo de rallyes justo después de superar la línea de meta. 

El piloto del 208 T16 Pikes Peak supo gestionar perfectamente este ejercicio extremo: “En el momento de la salida, sentí una presión muy particular puesto que la subida era la culminación de ocho meses de trabajo de todo el equipo Peugeot Sport y de nuestros colaboradores Red Bull, Total y Michelin. Dudaba entre atacar a fondo o buscar asegurar un buen crono pero, una vez en la salida, no pude evitar buscar los límites de un coche realmente fantástico”. Pocos minutos después de la llegada a la meta del 208 T16 Pikes Peak, la lluvia hizo acto de presencia en la cima. Este éxito histórico da continuidad a las victorias conseguidas ya en Colorado por Peugeot en 1988, con Ari Vatanen, y en 1989 con Robby Unser.

01 de Julio de 2013
Gregorio Patiño Barahona


Busca tu coche

Marcas
Busca tu coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar