208 GTi, el mito 2.0

Última actualización: 10/04/2013

208 GTi, el mito 2.0
  • El 208 ha revolucionado el mundo de los coches urbanos por su compacidad, su sobriedad y su diseño. A su volante, el conductor descubre un placer de conducir inédito
  • El 208 también revoluciona el segmento B deportivo… El 208 GTi le añade las cualidades de confort, polivalencia y habitabilidad. Esta oferta distintiva se caracteriza por una fuerte personalidad, la de un coche deportivo con un carácter exclusivo y refinado
  • Disponible en la red comercial Peugeot el 29 de abril a un precio de 22.900 €

Peugeot ha dejado huella en la historia de la deportividad aplicada al automóvil. Este ADN permite crear un deportivo divertido y chic; una interpretación contemporánea del mito GTi.

El 208 GTi proporciona a su conductor un incisivo placer de conducción gracias a un chasis deportivo que oficia de proveedor de grandes sensaciones. Muelles, tarado de amortiguadores, barra estabilizadora, subchasis delantero y trasero más rígidos… todo el esquema de suspensión es específico.

Ágil y reactivo, el 208 GTi enlaza las curvas con absoluta precisión. Mandado por una dirección cuyos reglajes han sido revisados para ganar firmeza, el eje delantero traza a la perfección mientras que el eje trasero, perfectamente a punto, cierra la trayectoria de manera ideal.

Calzadas con neumáticos 205/45, las llantas Carbone de 17’’ diamantadas y pintadas en tono Storm barnizado mate, alojan discos ventilados 302 mm delante y de 249 mm detrás refrigerados por tomas de aire dinámicas que aseguran una frenada incisiva.

El motor de gasolina 1.6 THP 200 CV suena a través de una línea de escape modificada. Desde la puesta en marcha y a cualquier régimen, emite una música que atrapa al oído. Acoplado a una caja de cambios de seis marchas con desarrollos más cortos, el motor saca la quintaesencia al chasis.

Con un par máximo de 275 Nm y una potencia máxima de 147 kW (200 CV), el 208 GTi presenta aceleraciones y recuperaciones de primer orden. El 0 a 100 km/h se alcanza en 6,8 segundos y los 1.000 metros con salida parada se realizan en menos de 27 segundos. Las recuperaciones son de un nivel similar y el 208 GTi pasa de 80 a 120 km/h en menos de 7 segundos en quinta velocidad.

Estas prestaciones son el resultado del aligeramiento del coche. Con apenas 1.160 kg, el 208 GTi emite tan solo 139 g de CO2/km, una auténtica proeza. Un deportivo divertido, de elevadas prestaciones y seguro, con una sonoridad cautivadora y las cualidades de una excelente berlina… El 208 GTi será un regalo diario para su conductor, con un ESP completamente desconectable velando siempre por él.

Destinado a una clientela exigente y activa, el 208 GTi es el fruto de un sofisticado trabajo en el ámbito del diseño, de los materiales y los colores. Su dinamismo se expresa, en primer lugar, por medio de su identidad exterior específica fácilmente reconocible gracias a su contundente presencia. Al primer golpe de vista, uno queda impresionado por su presencia, la de un coche que afirma su identidad: un coche deportivo y refinado. El color Blanco Nacarado Satinado (color para la edición limitada, 6 colores disponibles en catálogo), viste por completo al 208 GTi, alerón específico incluido.

Con unas vías aumentadas en 10 mm en la parte delantera y en 20 mm en la trasera, este modelo 3 puertas se caracteriza por la presencia de elementos de carrocería que envuelven más de cerca las ruedas. Los bajos de caja y los pasos de rueda ensanchados expresan visualmente el potencial del coche.

Particularmente seductora y visible tanto de día como de noche, la firma luminosa del frontal queda sublimada por los nuevos faros halógenos equipados con una guía de luz de última generación flatguide. Estos trabajados faros de estructura interna rectangular utilizan la tecnología LED para los intermitentes y las luces de día. Envolviendo a los faros de carretera, cuyo embellecedor flotante recuerda a la pupila de un felino, el conjunto de los grupos ópticos dotan de un iris a la mirada del 208 GTi.

Los faros enmarcan una parrilla específica. El junquillo cromado ligeramente ensanchado asienta el conjunto mientras que el tramado aporta dinamismo y distinción. En el 208 GTi, la parrilla negra brillante atrae las miradas con sus inserciones en cromado brillante que reinventan el ajedrezado deportivo bajo un formato 3D. El frontal se revela, por tanto, tecnológico y sonriente, natural y sofisticado.

La carrocería es deportiva sin duda. Atravesando al faldón trasero negro brillante, el escape termina en una doble salida cromada de forma trapezoidal, un diseño innovador que subraya la exclusividad de este modelo. Siguiendo la estela del viento, los dinámicos marcos de las ventanillas terminan en una pieza que rinde homenaje al ilustre 205 GTi. El embellecedor del montante trasero exhibe con orgullo el logotipo GTi en cromado brillante destacado en rojo.

Independientemente del color de carrocería elegido, el rojo la salpica por completo: pinzas de freno, junquillo inferior de la parrilla, nombre de Peugeot en el portón y en la parrilla. La rejilla de esta última adopta además un motivo en 3D ajedrezado con insertos cromados en la parrilla negro brillante. El conjunto está sutilmente potenciado por los toques de cromado brillante en los marcos de los faros antiniebla, el junquillo superior de la parrilla y las carcasas de los retrovisores.

La apertura de puertas revela un interior a imagen de la carrocería. Desde los umbrales, donde destaca el nombre de Peugeot en letras de fuego, el habitáculo es muy deportivo. Presenta una armonía estimulante por la mezcla de tonos rojos, negros y cromados satinados. Repleto de pespuntes GTi rojos, el habitáculo se reafirma hasta el más mínimo detalle. Todos los sentidos participarán del placer de descubrir poco a poco el habitáculo; la vista, el olfato, el tacto de los materiales, los acabados, los equipamientos.

Muy deportivos, los asientos mezclan el cuero Club Nappa y el tejido Maille Caro, dinamizados por una línea roja. El salpicadero, revestido de TEP PU negro con pespuntes rojos, recibe una decoración degradada de negro a rojo hacia el techo al igual que los montantes de las puertas. La información sobre las prestaciones del coche se consultan en una instrumentación elevada muy tecnológica y equipada con una pantalla a color enmarcada por los instrumentos principales con un filo cromado y retro-iluminados en rojo mediante LED. En su fondo de aluminio cepillado que dibuja un motivo ajedrezado negro brillante, las agujas blancas sólo piden lanzarse hacia la zona roja.

Con asientos de gran sujeción y cinturones negros con una banda roja, la posición de conducción resulta obviamente deportiva. Los pies se sitúan de manera natural sobre los pedales y el reposapiés en aluminio mientras que los talones descansan sobre las alfombrillas de gama alta con reborde negro pespunteado en rojo. Intuitivamente, las manos se posan sobre el pequeño volante de cuero perforado y también pespunteado en rojo. Sin necesidad de dirigir hacia allí la vista, la mano derecha encuentra rápidamente el pomo del cambio en aluminio, con un adorno lateral rojo y la palanca del freno de mano en cuero picado pespunteado.

Con la referencia de ruedas rectas en rojo en el volante y los pulgares bien firmes, el logo GTi del volante sólo espera una orden; ¡Contacto!

El habitáculo no es sólo deportivo sino también ergonómico y al servicio del conductor. Las manos caen de manera natural sobre el pequeño volante y, con la punta de los dedos se maneja la gran pantalla táctil de 7’’ con conectividad ampliada (tomas Jack y USB y Bluetooth).

De casa al trabajo, la música preferida suena a través del MP3 del conductor mediante la conexión streaming de alta calidad y los seis altavoces del coche. Una vez llegados a destino siguiendo las órdenes del navegador, basta con accionar el Park Assist.

Muy poco habitual en este segmento, este equipamiento tecnológico magnifica la compacidad del 208 GTi al facilitar considerablemente la conducción urbana. La maniobra de estacionamiento se ha automatizado y se ha convertido en un placer. Tras activar el Park Assist, el conductor selecciona en la pantalla táctil la maniobra a efectuar eligiendo si quiere aparcar en el lado derecho o izquierdo de la calzada.

Mediante los sensores de ultrasonidos de las ayudas al estacionamiento delantera y trasera y de dos sensores laterales delanteros añadidos, el Park Assist mide el tamaño de las plazas disponibles hasta que detecta una adecuada para el 208 GTi que se aparca entonces de manera automática mediante la dirección asistida eléctrica. Sin necesidad de girar el volante, el conductor sólo debe ocuparse de mover el coche mediante el gas y el freno. ¡Magia! Para salir de nuevo a la conquista de la ciudad, nada más fácil que recurrir de nuevo a la inteligencia del Park Assist.

En España, el lanzamiento comercial del nuevo Peugeot 208 GTi está previsto para el próximo 29 de abril, a un precio de 22.900 euros.

10 de Abril de 2013
Gregorio Patiño Barahona


Busca tu coche

Marcas
Busca tu coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar